las traumadas

Mi realidad es otra, no soy la típica chica aplicada, el orgullo de la familia, la chica con más amigos, la chica con buen cuerpo. No soy nada de eso, y es por eso que doy asco, a la sociedad le doy asco. Vivo traumada por las críticas hacia mi persona, los insultos de mi familia en mi cara… También tengo sentimientos y a la gente no le importa
—  Kimberly Urías.

Las manos le temblaban al sujetar el periódico… No sabía ni porqué lo había cogido… Debería de haber pasado de largo o bien hojear una de las revistas de pasteles, aquello si que le hubiera subido el ánimo. ¿Pero el periódico…? Se le encogió el corazón al ver que la noticia ocupaba la primera página, adornada con una fotografía que, por supuesto, no hacía justicia a lo que habían sufrido en aquella noche de luna llena. Cerró los ojos, sintiendo que los puños se cerraban y arrugaban las hojas (tendría que pagar por él ahora, genial… un buen recordatorio para tener por casa).

-¿Es que no hay otra noticia con la que abrir portada? Por primera vez en mucho, su tono sonaba molesto… Aunque más que molesta, seguía estando dolida por todo lo sucedido (incluso consigo misma, por no haber sabido controlarse debidamente). -Intentas olvidar… Y vuelve a ti una y otra y otra vez… Gruñó, cerrando el periódico.