Hace un par de años soñaba con estar a tu lado, con tenerte conmigo y disfrutar de cada momento juntos, pero… tú sin ningún remordimiento me rechazaste. Ahora que notas que me siento bien conmigo misma, que me veo mejor y que incluso soy más feliz, apareces nuevamente, queriendo ser aceptado.
—  kacf
Es triste estar acostado en tu cama y pensar en los errores del pasado porque, aunque ocurrieron en el pasado, dejaron un mancha en tu corazón que no se borra con facilidad.