laberinto

Tal vez estamos tan vacíos que por eso nada nos llena. Tal vez el hueco es tan profundo que los sentimientos caen y se pierden; terminas en un laberinto en el cual no hay salida; te encierras en una burbuja que el suplicio alimenta. No sabes qué hacer, ni cómo vivir. Todo se vuelve un sinsentido.

- AT.

Pero eso sí, si aceptas estar conmigo también estás aceptando mis tiempos, laberintos y encrucijadas; así como yo aceptaré las tuyas. Conmigo nada es lindo; te lo puedo jurar, pero no todo será malo. Cuando pienses que has llegado a la perfección te darás cuenta que aún falta mucho camino por recorrer y es ahí donde sabré quién eres y cuánto me quieres.