la-puesta-del-sol

¿De qué serían conscientes los signos en una quedada?

Aries: Asegurarse de ser quien guía, si va a estar en un grupo, prefiere ser él o ella quien los esté guiando en vez de ser al revés. Y casi siempre suele ser el más ruidoso y quien habla con un tono más alto de lo normal. Y aunque tenga alguna que otra rabieta con alguno, transmite calidez al grupo.
Tauro: Estar haciendo algo productivo y seguramente es el culpable de que todos paren cada 5min porque quiere comprarse algo para comer. Se une a las ideas de Géminis y hacen carreras con Sagitario y Piscis para ver quien llega antes a aquel punto.
Géminis: El ambiente en general y el estado de ánimo de los demás, está charlando con uno, pasa a charlar con el otro, se ríe con aquel del otro aquel… Le da al grupo una chispa interesante y propone ideas para hacer.
Cancer: Cuidar al grupo, en realidad todos creen que están cuidando al cangrejo pero a la hora de la verdad si viene cualquier idiota desconocido a joder a los suyos sacará sus pinzas y que se atreva a acercarse si es capaz. Quizá vaya apapachando a Escorpio mientras hablan y se cuentan chistesitos íntimos.
Leo: Atraer la atención de los demás, le encantaría que todos estuvieran a su alrededor como un círculo y él en el medio demostrando lo fabuloso que es. De hecho los Leo si te fijas siempre es el que va en medio en los grupos de amigos. También se la pasa dando consejos, como queriendo enseñar a los demás.
Virgo: Las necesidades de los demás. Virgo no rogará por tu atención como el anterior, pero tampoco pasa desapercibido, está analizando todo a su alrededor y quien quiera pasarse todo el camino hablando con él o ella no se arrepentirá. Es interesante escuchar hablar a un/una Virgo y se echará unas risas con Capricornio y sus chistes sarcásticos/humor negro, también es el que avisó a Sagitario de que iba a pisar una caca.
Libra: Darle atención a los demás, y cómo no, de su aspecto. Libra al igual que su compañero de aire siempre está hablando con alguien, de alguna nueva moda que es tendencia o de asuntos amorosos. Su mera presencia transmite armonía al ambiente.
Escorpio: Consciente o inconscientemente parece ser quien tiene todo controlado. Sabe estar a lo suyo, charlando con alguien, siguiéndole el rollo a los chistes de los otros aunque en verdad no le hagan gracia, caminando abrazado de un brazo a uno de sus compañeros o compañeras mientras tienen una conversación profunda y amistosa… pero sin duda, no pierde el control de lo que está ocurriendo.
Sagitario: Sagitario es consciente de que hay que pasarla bien, seguramente convence a Aries para que vayan por otro camino más emocionante. Se ríe con todos y hace reír a todos, siempre es el que pisa la caca por no ir bien dónde va y provoca aún más risas. Sagitario genera una alegría en el ambiente que es casi palpable. Suele ganar en las carreras.
Capricornio: Sinceramente, de la imagen que proyecta. Capricornio es muy consciente de eso, no pierde la compostura y también es bastante entretenido. Muchas veces suelta alguna que otra sátira que provoca la risa plural del grupo de lo ingenioso que llega a ser. De hecho tenerlo en el grupo provoca cierto orgullo, no se sabe porqué.
Acuario: Acuario es consciente del grupo en sí, le gusta tomarse selfies con sus compañeros, hacerles bromas, contarles anécdotas y su risa es la más llamativa. Consigue ser casi el centro de atención sin buscarlo y es bastante ocurrente a la hora de hablar. También es el que te hace ver el gran monumento y te cuenta la historia y te preguntas “¿pero cómo sabe tanto?”
Piscis: Los sentimientos ajenos. Sí, Piscis siempre está en contacto con el sentimiento, emociones y a veces incluso los pensamientos de los demás. Él está ahí para dejarse llevar por las energías que sus compañeros le transmiten y pasarla bien. Es quien se fija en la puesta del Sol o el que dice “parece que va a llover”. Tenerlo en el grupo da un toque mágico.

Originally posted by theadventurouslife4us

Soy el salvavidas de alguien que todavía no llega a mis playas.
Quizás nunca lo haga.
Quizás me quede a observar cómo la marea me trae recuerdos de alguien que vino, revolcó tsunamis y luego destruyó todo con una inundación, y se marchó con la puesta del sol.
Quizás el aire de mis costados se desinflará y mi uso será ineficiente para cuando llegue alguien que en verdad me necesite.


Qué desperdicio fue el buscar aprecio en alguien que hace mucho ya tenía otras islas por conquistar.

—  Paulina Mora
A veces me pongo a pensar, mientras contemplo la puesta del sol o la lluvia caer, como es que todo tu ser logró enloquecerme a la altura de no saber ni la manera en la que mi cuerpo se debe de mover. Alteras todas y cada una de mis terminaciones nerviosas, la conexión de mis neuronas se desploma y las palpitaciones de mi corazón rugen furiosas. ¿son acaso tus besos? ¿El olor de tu cuerpo? ¿Las caricias que me incitan a creer que todo estará bien? No lo sé. Porque las mejores cosas son así: inexplicables. Como los milagros que no son visibles, tangibles... Soy afortunada de poder estar segura que eres real y a mi lado decidiste estar.

-Margaret Salvador.

Bebiendo una Coca Contigo

Bebiendo coca contigo me divierto más que hiendo a San Sebastian, Irun, Hendaya, Bayona o enfermandome del estómago en la travesera de gracias en Barcelona.

En parte porque con tu blusa naranja pareces un San Sebastian mejor y más feliz. En parte por mi amor por ti, y debido a tu amor por el yogurt.

En parte debido a los tulipanes de color naranja floreciendo alrededor de los abedules.

En parte debido al misterio que nuestras sonrisas asumen ante la gente y las estatuas.

Es difícil de creer que cuando estoy contigo, no existe más nada.

En la calidad luz de las cuatro a Nueva York notamos hacia adelante y atrás entre nosotros como un árbol respirando por sus ramas en un espectacular porta retratos.

Y el porta retrato parece no tener rostros en absoluto solo pinturas y de pronto te preguntas, por qué en el mundo alguien haría eso, te miro a ti y prefería verte a ti que a todos los porta retratos en el mundo.

Excepto talvéz por el jinete polaco quien veo de vez en cuando, quien de todos modos está en la frick,  lugar que gracias a Dios aún no conoces, así podemos ir juntos por primera vez.

Y el hecho de que sabes moverte, más o menos se hace cargo del futurismo, al igual que en casa donde nunca pienso en el desnudo bajando las escaleras o en algún ensayo de un solo dibujo de Leonardo o Miguel Angel que utilizo para impresionarme.

Y ¿de qué sirve toda la investigación de los impresionistas? si no tienes a la persona adecuada para estar cerca de los arboles en la puesta del sol, o en el caso de Marino Marini quien no se recuperó después de dirigir con cuidado su caballo.

Parece que todos fueron engañados por algún hecho maravilloso, que no se va a perder en mi, pues por eso te estoy contado de el.

Personas con nombres de tormentas, porque llegan y lo cambian todo....

Todas las personas que llegan a tu vida tienen una razón de hacerlo. Algunas para amarte, para enseñarte como vivir, para hacer que te reencuentres, otras inclusive para lastimarte logrando con ello hacerte más fuerte. Otras llegan porque precisamente eres tú quien les enseñaras algo o tal vez eres tú quien necesita hacerles daño. Habrá quienes se queden y otras que se vayan, unas más que se queden como recuerdo y tal vez otras a las que no deseas siquiera recordar. Pero siempre, siempre te dejaran un poco de si y se llevarán un tanto de ti, nunca habrá quienes no te dejen nada, inclusive las heridas es bueno agradecer, porque al final del día son esas las que te harán que te reconstruyas, harán que te pongas de pie con más fuerza, te harán una persona más humana, te harán sin duda alguna crecer. En este punto de mi vida es que comprendo porque algunas personas llevan el nombre de tormentas Y es que hay personas que entran a nuestra vida y lo cambian todo, lo hacen como si en verdad fuesen tormentas, algunas llegan y hacen de nuestra vida un completo caos, inclusive al irse vuelven a hacerlo y otras a pesar de haber provocado dicho caos se quedan para apaciguarnos, pero todas sin duda alguna nos dan una lección, una que nos ayuda a ser mejor. Existen todo tipo de personas (afortunada y desafortunadamente), que fortuna si todas nos hicieran un bien y que desfortuna si todas fuesen iguales, pues no aportarían nada diferente ni extraordinario a nuestra vida. Tengo la convicción de que las mejores son aquellas por las que tu corazón vuelve a palpitar. Esas por las que vale la pena bajar un poco la velocidad y pararte, e inclusive estacionarte. Esas por las que vale la pena suspirar, respirar y volver a creer. Aquellas que te enseñan a valorar, valorar todo aquello que realmente importa; un amanecer, la puesta del sol, un cielo estrellado, los detalles (incluso los más pequeños que creemos insignificantes), una caminata bajo la lluvia, encontrarles formas a las nubes, una mirada que lo dice todo y un beso que es capaz de poner a temblar. La forma tan peculiar que tiene alguien para sonreírte, la calidez que te regala al unir su mano con la tuya, un abrazo que te estruja y que al mismo tiempo pega cada parte de ti rota. Un amanecer al lado de quien sientes amar, una palabra de amor que se mete en lo más profundo de tu corazón. Detalles, detalles y más detalles que hacen que todo tenga sentido, que estemos de vuelta en el camino y que volvamos a creer, sin importar cuantas heridas nos hicieron en el ayer Son esas pequeñas cosas, esos momentos, esos sentimientos y emociones que lo cambian todo. Todo ello provoca que uno desee hacer las maletas y quiera salir corriendo sin importar lo que marque el destino, todo con tal de volver a sentir y respirar amor. No importa si ya te han lastimado antes, hay personas que te hacen recobrar valentía, tanta que eres capaz de saltar al abismo, inclusive con los ojos vendados. Hay personas que aparecen y lo cambian todo y hacen que nada importe y a la vez que todo empiece a importar. Personas que no salen de tu pensamiento, que son lo primero que miras al despertar inclusive sin estar frente a ti. Personas que hacen que te dejes llevar sin pensar hacia donde te diriges, porque no importa el lugar, porque sabes que ahí estará. Personas que terminan haciendo más bonito tu mundo. Personas con nombre de tormentas… porque llegan y lo cambian todo.

Originally posted by matar-el-dolor

Inktober - #21 Ventolines

Los Ventolines son criaturas que se encuentran en la tradición cántabra y asturiana.Son espíritus del aire que ayudan a los que viven en la costa cántabra.

En Cantabria se les describe con grandes alas verdes y ojos del color de las olas al desenredarse, con rostro angelical, que viven sobre el mar, en las nubes rojizas de poniente.

Cuando un pescador viejo se cansa subiendo las redes, bajaban los ventolines de las nubes de la puesta del sol y les cargan los peces en la barca, y además les limpian el sudor o les abrigan con las alas cuando hace frío.

Después cogen los remos y llevan la barca hasta cerca de las dársenas. Otras veces izan la vela. Si no hace viento soplan inflando los carrillos volando detrás de la embarcación y hacen una brisa lo bastante fuerte para impulsar la barca.

En Asturias a los remolinos de aire se les ha llamado siempre Ventolines. Estos remolinos están cargados de propiedades mágicas. Los Ventolines constituyen en la mitología asturiana un ente opuesto al terrible Nubero; mientras que este representa la parte destructiva de las tormentas y fuertes vientos, los ventolines se identifican con la brisa suave que viene del cielo y ayuda a quienes los necesita.

También ayudan a los pescadores, pero a diferencia de su contraparte cántabra, tienen funciones más románticas y edulcoradas. Son los guardianes del rocío nocturno y de las suaves lluvias. Son portadores del último adiós de aquellos que mueren lejos de su tierra (es decir, Asturias), se dedican a llevar los suspiros de los enamorados; así, cuando una joven enamorada suspira por su amor, los ventolines se encargan de atrapar esos suspiros y hacérselos llegar al afortunado joven. Tambien se ponen a gemir por las ventanas cuando en la casa hay un sepelio, y ayudan a dormir a los bebes y a los niños pequeños.

Tienen unas voces muy melodiosas, prueba de ello es que en la noche de San Juan cantan a las xanas para que estas bailen formando un corro. Y es en la madrugada de esa misma noche cuando recomiendan recoger el rocío dejado por los ventolines, pues se le atribuyen propiedades curativas, ya que ellos se encargan de sembrar ese rocío con sus alas empapadas.

anonymous asked:

Donde estan las pruebas de que dios Existe?

Hola :)

Se escribe *Dios* con mayúscula.

¿Existe Dios? Encuentro interesante que se de tanta atención a este debate. Las últimas encuestas nos dicen que sobre el 90% de la gente en el mundo de hoy, cree en la existencia de Dios o en algún poder más alto. Sin embargo, de algún modo, la responsabilidad se coloca sobre aquellos quienes creen que Dios existe, para de alguna manera probar que El en realidad existe. Yo personalmente pienso que la responsabilidad está sobre los que no creen.

Sin embargo, la existencia de Dios no puede ser probada o desmentida. Aún la Biblia dice que deberíamos aceptar por fe, el hecho de que Dios existe, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6). Si Dios lo deseara así, simplemente podría aparecer, y probar a todo el mundo que El existe. Pero si lo hiciera, no habría necesidad de fe. “Jesús le dijo: porque me has visto, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron” (Juan 20:29).

Sin embargo, eso no significa que no hay evidencia de la existencia de Dios. La Biblia declara, “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras” (Salmos 19:1-4). Al mirar las estrellas, al entender la inmensidad del universo, al observar las maravillas de la naturaleza, al ver la belleza de la puesta del sol – vemos que todas ellas apuntan hacia un Creador, Dios. Si esto no fuera suficiente, también hay evidencia de Dios en nuestros propios corazones. Eclesiastés 3:11 nos dice, “…y ha puesto eternidad en el corazón de los hombres…” Hay algo en lo profundo de nuestro ser, que reconoce que hay algo más allá de esta vida y alguien más allá de este mundo.

Intelectualmente podemos negar este conocimiento, pero la presencia de Dios en nosotros y a través de nosotros, todavía está ahí. A pesar de todo esto, la Biblia nos advierte que todavía hay algunos que niegan la existencia de Dios, “Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmos 14:1). Debido a que sobre el 98% de la gente a través de la historia, en todas las culturas, en todas las civilizaciones, en todos los continentes, creen en la existencia de algún tipo de Dios – debe haber algo (o alguien) que causa esta creencia.

Además de los argumentos bíblicos para la existencia de Dios, hay argumentos lógicos. Primero, tenemos el argumento ontológico. La forma más popular del argumento ontológico, usa básicamente el concepto de Dios para probar Su existencia. Este comienza con la definición de Dios como “Ese del cual no puede ser concebido uno más grande”. Entonces se sostiene que existir es mayor que no existir, y por tanto el mayor ser concebible debe existir. Si Dios no existió, entonces Dios no sería el mayor ser concebible – pero eso iría a contradecir la definición misma de Dios. El segundo es el argumento teológico. El argumento teológico dice que desde que el universo despliega tal maravilloso diseño, debe haber habido un diseñador Divino. Por ejemplo, aún si la tierra estuviera unos pocos cientos de millas más cerca o más lejos del sol, no sería capaz de mantener mucha de la vida que en la actualidad lo hace. Si los elementos en nuestra atmósfera fueran diferentes aún en un pequeño porcentaje, cada cosa viviente sobre la tierra moriría. Las probabilidades de una simple molécula de proteína formada por casualidad es 1 en 10 elevado a la potencia 243 (es decir, 10 seguido de 243 ceros). Una simple célula consta de millones de moléculas de proteína.

Un tercer argumento lógico para la existencia de Dios es el denominado argumento cosmológico. Cada efecto debe tener una causa. Este universo y todo lo que en el hay es un efecto. Debe haber algo que causó que todo existiera. A la larga, debe haber algo “sin-razón” a fin de provocar que todo lo demás exista. Esa “sin-razón” es Dios. Un cuarto argumento es conocido como el argumento moral. Cada cultura a través de la historia ha tenido alguna forma de ley. Todos tienen un sentido de lo correcto y lo erróneo. El asesinato, la mentira, el robo, y la inmoralidad son rechazados casi universalmente. ¿De dónde vino ese sentido de lo correcto y lo erróneo, sino de un Dios santo?

A pesar de todo esto, la Biblia nos dice que la gente va a rechazar el conocimiento claro e innegable de Dios, y en lugar de ello, creer una mentira. Romanos 1:25 declara, “Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” La Biblia también proclama que la gente no tiene excusa para no creer en Dios, “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:20). 

Te mando un abrazo y que Dios te sorprenda.

En busca del Wifi perdido Por Benito Taibo.

 

Nos estamos convirtiendo en una sociedad “tecno dependiente” (si no es que ya lo somos) y cada nuevo lanzamiento de un “gadget” genera una suerte de expectativa tal, que parecería que el mundo va a cambiar completamente.

Pero la velocidad con la que aparecen nuevos instrumentos tecnológicos ha superado nuestra capacidad de compra de los mismos y también nuestra forma de adaptación al medio.

—¿Tiene Wifi?— Le oí preguntar a una muchachita al taquero de mi colonia, que la miró sorprendido.

—No. Pero hay moronga.— respondió con una nerviosa sonrisa.

Pero la muchachita se marchó, con un mohín de disgusto entre los labios. No quería tacos, quería señal. Una señal que de tan deseada parecería que condujera a la catacumba donde aguarda impacientemente a ser descubierto, el santo grial.

Hordas de jovencitos y no tanto, buscan el wifi como en otros tiempos se buscaba el Dorado o el camino de la iluminación.

¿De dónde salió esta necesidad casi absurda de estar permanente conectados?

No lo sé.

Lo que me sorprende es que ese afán comunicador está interrumpiendo las comunicaciones cara a cara.

La muchachita encontró un lugar con señal y ahí se sentó (venía con su novio) y se echó más de media hora mandando mensajes de texto a alguien (o a muchos, que también se puede), mientras contestaba con monosílabos al pobre tipo que la acompañaba, mirándola con ojos de borrego, y que al final hasta pagó la cuenta.

Tengo la sensación que muchos están perdiendo el tiempo de manera miserable comunicándose con otros y no con los que tienen frente a su narices.

Un muchacho de Monterrey que duerme a la intemperie esperando su nuevo teléfono de última tecnología (para ser el primero en tenerlo) y la chica que despreció los mejores tacos de moronga del mundo (me consta) viven en una suerte de inmediatez que les impide darse cuenta de todo lo que hay alrededor y que puede resultar asombroso.

No vieron el momento mágico de la puesta del sol (con su rayo verde incluido) porque estaban bajando una persecución de coches en Denver en tiempo real.

Y por ver de más, más lejos, no verán el prodigio de lo cercano.

No soy un amarguetas anti tecnológico. Negativo. Sirve y sirve mucho. Me permite, por ejemplo escribir lo que ahora escribo y compartirlo con ustedes.

Pero lo que seguramente no saben, es que me detuve hace unos segundos a admirar al colibrí que llegó hasta mi ventana.

Y no necesité wifi para ello.

Ese aleteo diminuto y frenético, era otro tipo de señal.

Es urgente un cambio de planes. Salir corriendo al aeropuerto y comprar un boleto de ida a California y que no incluya el boleto de vuelta. Dejar todo atrás, dejar a todos atrás, aunque sea por unas cuantas semanas o meses. Necesito respirar un nuevo aire, conocer nuevas personas, recordar nuevas experiencias, olvidarme de todo lo que me hunde. Necesito hacer una limpieza de memoria. Necesito calor, me harté de este invierno y de este frío, necesito una playa y escuchar las olas chocando contra las piedras. Necesito un montón de cosas que me cambien la vida, así, literalmente. Besar a desconocidos, abrazar a cualquiera que esté roto, estar sentado en la arena para ver la puesta del sol sobre el mar. Escribir mensajes de motivación en papelitos y esconderlos en la ciudad para que quien lo tome sienta que no está solo en esto, que tiene un ejército detrás que le está ayudando a salir adelante. Necesito manejar sobre la carretera abierta y sentirme libre. Alzar los brazos al aire y gritar que el mundo ya se puede ir a la mierda, que yo, que yo seguiré de pie.
—  Benjamín Griss
La Quebrada “Donde nacen los valientes”

Hermoso acantilado ubicado en el bello puerto de Acapulco, con más de 40 metros de altura, es el lugar perfecto para los valientes clavadistas Acapulqueños desde 1934. Antes de comenzar con el espectáculo, los jóvenes del puerto, escalan la pendiente con una antorcha en la mano hasta llegar a la cima, donde se realizarán los impresionantes pero peligrosos clavados al mar.

El clavadista debe calcular el momento preciso en que la ola haga que el nivel del mar sea más alto, de lo contrario podría golpearse con las rocas que están situadas a poca profundidad.

En una de las paredes del acantilado hay un camino con barandal y un mirador, donde se puede ver a los clavadistas. Nunca se ha registrado un accidente fatal desde que esta tradición comenzó en la década de 1934.

También  se realiza el Campeonato Mundial de Clavados de Altura, el cual lleva el nombre de Raúl García “El chupetas” como reconocimiento a uno de los clavadistas más destacados de este lugar.  El cual atrae a diferentes clavadistas provenientes de otros países.

Este show se puede presenciar por la tarde, aprovechando la puesta del sol, y al anochecer, con una iluminación especial, donde los clavadistas se lanzan de uno, o en tres a la vez, con antorchas, para darle mayor realce. También se desarrollan los clavados de exhibición y una ronda de clavados sincronizados.

El show de clavadistas se realiza por la tarde para aprovechar la puesta del sol y por la noche cuenta con iluminación especial, donde los clavadistas se lanzan con antorchas en las manos para dar emoción.

Los horarios del espectáculo son

12:45, 19:30, 20:30 u 21:30 horas