la voz

La noticia del día.

OneShot

No se que tal me ha quedado solo espero que les guste.

*******

Vacío eterno y devastador, como estar parado en un lugar tan alto que el sonido se minimiza al punto de hacernos sentir por completo solos. Entonces únicamente se escucha el murmullo del viento y nuestra mente lo interpreta a su manera convirtiéndolo en palabras de apoyo o de puro desazón. Y como no podía ser de otra manera la mente de Samuel solo le regalaba palabras de desesperación torturándolo sin remordimiento.

La voz de la presentadora del  noticiario aún se escuchaba en la sala de la casa de Andorra, un acierto fue que Abel estuviese de visita pues apenas la noticia impactó a Samuel lo ayudó a sentarse en el sofá y trató de calmarlo.  

—mi niño… Abel, mi niño… estaba en ese vuelo…—balbuceando solo esas palabras se entendieron mientras sus ojos cristalizados miraron el rostro de su amigo.

—no sabemos si es así exactamente, no te alarmes.

El teléfono sonando dispersó la atención de ambos. Abel contestó a sabiendas de que su amigo poco podía hacer en semejante estado. El intercambio de palabras no alcanzó a ser demasiado claro pero la infame confirmación llegó rápido y sin anestesia. Rostro pálido y sus ojos mirando dudoso al residuo de ser humano que atónito balbuceaba palabras ininteligibles. Aun así se percató de que la llamada había finalizado y no esperó para pedir la información recibida.

— ¿Quién era?, Abel contesta

—La familia de Willy—de inmediato se arrepintió de haber dicho la verdad pues Samuel se levantó a tropezones del sofá.

— ¡Habla de una puta vez!—ordenó sin poder evitar que lagrimas se deslizaran por su rostro temiendo lo peor—no era ese su vuelo ¿cierto? Es por eso que llamaron para avisarme—una sonrisa esperanzada, que lejos de apaciguar su expresión aterrorizada la hacía aún más desoladora, acompañó a su insegura afirmación.  

—la aerolínea se ha comunicado con ellos… fue un aterrizaje forzado no saben los detalles… Willy estaba en ese vuelo.

Negro, todo de a poco se oscureció como un barato efecto de edición. La iluminación que los ventanales regalaban pronto se esfumó y el sonido volvió a ser nulo ni murmullos ni nada. Silencio…

~~~~

acompáñame

La petición de Willy provocó una sonrisa de parte del mayor que negó suavemente— ¿vas a seguir con eso?, a 20 minutos de salir rumbó al aeropuerto.

No pierdo las esperanzas—murmuró plantando besos cariñosos en el cuello de Samuel.

Ya tienes un vuelo programado…

Lo pierdo, no importa, lo dejo pasar y compramos boletos para el siguiente…la mirada decidida en sus pequeños ojos le confirmaron que estaba más que dispuesto a llevar a cabo su propuesta.

No puedo, lo sabes, me encantaría ir contigo pero no se puede… Samuel trató de ser lo más apaciguador posible pero aun así no pudo evitar la expresión de enfado en su amante. —ve tú, vamos, es lo que acordamos que disfrutarías todo lo que pudieras, aun cuando eso sea sin mí. ¿Vale?  

Que cabezón eres…refunfuñó separándose del cuerpo de su compañero para luego tomar sus gafas—solo te lo dejo pasar porque sé que tengo todo el resto de nuestras vidas para obligarte a viajar conmigo o para quedarme enclaustrado contigo en la habitación…

Esa última parte me gusta mucho—recalcó pícaramente mientras tomaba la maleta de siempre. Ambos se dirigieron a la puerta principal pero al llegar Willy se detuvo.

Hasta aquí, no bajes conmigo o no podre despedirme más…tomó la maleta de manos del mayor y abrió la puerta antes de preguntar de forma mimosa— ¿vas a extrañarme?

Samuel rodó los ojos y esbozó una sonrisa—macho, tampoco te vas por tanto tiempo…pero no pudo continuar porque los labios de Willy lo callaron de inmediato, besándolo feroz, aferrándose a su cuerpo de forma provocativa y justo cuando Samuel comenzaba a entusiasmarse se separó repentinamente. El mayor emitió un gruñido en protesta y juntó su frente con la de él.

te pregunto de nuevo ¿me vas a extrañar?

Mucho… demasiadocontestó Samuel con la respiración entrecortada.

Willy se separó sonriéndose victoriosono te alteres hombre, que apenas es una semana, es que tienes unas cosas—su risa ahogada terminó por demostrar su treta antes de que tomara su maleta y saliera de la casa. Había logrado burlarse de él como despedida—nos vemos pronto amor…

Samuel lo vio irse mientras se sonreía…

¿Continuara?


 (es broma continúa ahora…)


—No… no, espera, ¡no te vayas! —su propia voz lo devolvió a la realidad, abrió los ojos y una iluminación blanquecina lo recibió. Aun dormido había elevado su brazo al aire y ahora ya despierto esa extremidad caía colisionando con la superficie de la cama donde descansaba.

—Vegetta, tranquilo—enfocó la vista y se encontró con el rostro preocupado de Abel.

—Willy… ¿estaba soñando? ¿Dónde está Willy? –junto con sus preguntas se incorporó en el lecho mirando alarmado a su alrededor. Estaba en su habitación, y tanto Frank como Abel lo acompañaban— ¿Qué paso?  

—Perdiste el conocimiento así que llamamos a emergencias. Estuviste sedado, durmiendo por un buen rato.

— ¿Cuánto tiempo?

Abel pareció dudar un poco antes de contestarle—unas cuantas horas…

Al escucharlo abrió sus ojos sorprendido pero pronto su mente lo llevó a recordar lo último vivido las malas noticias  y la devastadora confirmación de Abel. Su mirada se nubló de lágrimas y ese vacío devastador volvió a su cuerpo, bloqueando cada uno de sus sensaciones y dejándole solo el dolor más terrible existente. –no, no, no… mi niño, mi chiqui…

—Vegetta, hombre, para ya – Abel trató de calmarlo pero era prácticamente imposible.

—dime que está bien, dime que no le ha pasado nada por favor

—Vegetta, no te pongas así, tio…

Los balbuceos y los intentos de Abel fueron interrumpidos por la voz de Frank quien había estado presenciando la escena alejado de todo. –Ya Abel, dile la verdad de una vez…

                                          ******

Minutos haciéndose horas y los nervios convirtiéndolas en eternidad. El aeropuerto de Madrid colmado del ajetreo diario.

— ¿Un café?—Abel extendió su brazo con la bebida deteniendo al ansioso ser humano que no paraba de caminar en círculos.

— ¡¿Tu estas tonto?! Un café es lo que menos necesito ahora— Samuel respondió con ese tono de voz agresivo que no se le iba desde que anunciaron un retraso de una hora en el vuelo que esperaba.

Abel ni se inmutó por la respuesta, simplemente se sentó en los sillones dispuestos allí y comenzó a disfrutar de la bebida. Vegetta dio unos pasos más antes de volverse hacia él—disculpa Abel, no debí gritarte. —el aludido solo se encogió de hombros, después de todo ya estaba acostumbrado a esa bipolaridad que se había apoderado de su amigo en las últimas horas.

La situación justificaba cada mala reacción por parte del youtuber, en estos momentos estaban esperando la llegada del vuelo que transportaba a Willy. Porque todo había sido un malentendido: sí el avión había tenido que realizar un aterrizaje forzado por problemas mecánicos pero ningún accidente tomó lugar. Los medios habían desinformado al público y la propia aerolínea actuó de forma indebida al no dar detalles concretos a los familiares. Ahora el vuelo que traería a los infortunados viajeros se retrasaba una hora más y los familiares que los esperaban no podían evitar llenarse de ansias.

—Ya están aquí—el anuncio era tan esperado que poco importó la persona que lo pronunció. De inmediato el sitio de llegadas se llenó de personas, incluso la prensa estaba presente registrando todo.

Los nervios a flor de piel, las manos frías por el sudor y sus ojos cafés cristalizados. Samuel ansioso buscaba entre la multitud ese rostro tan querido. Y lo vio, sus miradas se encontraron y el mundo se esfumó. Nada importaba ya. Corrió como pudo hasta llegar a él, evadiendo a todas las personas agolpadas.  

Llegó, y fue como si hubiese estado en  un tanque de agua encerrado, ahogándose y ahora por fin pudiera volver a respirar. Como si su vida misma le hubiese sido devuelta. Ahora todo estaba en orden.

Tantas emociones lo congelaron y solo la voz de Willy lo sacó de su ensoñación. — ya volví—le dijo con una sonrisa, esa misma sonrisa que Samuel adoraba ver cada mañana y que creyó haber perdido para siempre. Solo le importaba saber que lo tenía con él nuevamente, por eso mismo con ambas manos tomó el rostro del menor y junto sus frentes.

—No vuelvas a hacerme esto más—le pidió al borde de las lágrimas y con sus rostros a centímetros.

—Vegetta, la gente esta… —Willy trató de separarse un poco, sabía que debían mantener las apariencias y el hecho de que los noticiarios estuvieran grabando cada reencuentro no ayudaría.

Samuel lo miró enfadado— ¿tu estas tonto? ¿Casi te pierdo para siempre y crees que me va importar eso ahora?—Willy lanzó una carcajada divertido por su reacción . ¿De qué te ríes? No es gracioso, no sabes todo lo que…

El silencio fue lo que siguió, silencio en medio del ajetreo y el murmullo. Pero esta vez a consecuencia de que Willy detuvo los reclamos de Vegetta besando sus labios, callándolo y calmando todo el dolor que había pasado. Y, no, no les importaron las cámaras ni tampoco que debido a tan hermoso reencuentro terminaran por convertirse en la nota principal del noticiario.


Espero que les gustara y gracias por leer.

Besos Emma.

Wattpad: EmmaVrej

Punto de vista: “Portate bien morocha”

“Portate bien morocha”, me dijo un taxista una vez.

Portate bien mujer, adolescente y niña.

Portate bien: no viajes sola, no te pongas un short aunque haga 40 grados de calor, comprá gas pimienta, no camines sola a la noche o a la siesta, no hables con desconocidos. ¡No te compres una pollera! No por favor, no lo hagas.

No beses, no muestres tus curvas, aceptá que tu novio o tu amigo paguen tus cuentas, que te cuiden, que te protejan siempre.  

Portate bien mujer porque si te “portas mal” te buscás tu muerte.

Si te portás mal, morocha o rubia, te van a violar, y va ser tu culpa por no cuidarte, por no tener miedo.

Nos portemos bien: no tomemos alcohol, no viajemos solas, tengamos a nuestras hijas, hermanas y amigas siempre armadas con gas pimienta por las dudas.

Justifiquemos lo injustificable: compremos las bolsas negras nosotras para ahorrarles el trabajo a los hombres, porque en el fondo lo merecemos… nos portamos mal.

Yo soy las mendocinas. Yo soy las francesas que murieron en Salta. Yo soy Lola Chomnalez. Yo soy Candela Sol Rodríguez. Yo soy Ángeles Rawson. Yo soy Chiara Páez.

Yo soy mujer, y nací libre de portarme mal o bien.

Yo soy mujer y quiero caminar sin miedo. Quiero que mis amigas dejen el gas pimienta, quiero que me digan que me saqué un 10 por mi inteligencia y no por ser mujer.

Yo soy mujer y quiero viajar sola sin que mis padres sufran por mi decisión.

Yo soy mujer y puedo pagar mis cosas, va para aquellos mozos que le dejan la cuenta al hombre de la mesa.

Yo soy mujer y no por ello soy débil.

Yo soy mujer y mato ratas, víboras, y arañas.

Yo soy mujer y no me gusta cocinar, mi lugar no es la cocina.

Yo soy mujer y, si quiero, me voy a portar mal.

-Por Catalina Bonacossa

youtube

En esta versión de “La Voz” en la ETB, el premio son unas clases de inglés impartidas por Gomaespuma (mención especial para Estefanía).

LA VOZ

  Para encenderla, hay que lanzarla fuera de nosotros; para que cumpla su fin (justamente), debe acabarse —no importa si con rapidez o después de muchos ecos, o entre los pliegues de alguna teoría de la propagación del sonido.
  Es en tanto lanzada hacia afuera y abandonada; aunque, también, fuera posible que deba dejarnos atrás como un modo de mutuo resplandecer.

—  Hacia lo fragmentario: 1. Apuntes de escribir y suburbio , D. R Mourelle  
En mi opinión, “Es Épico” sobrevivir en este “Mundo de Piedra” donde todos los dias vamos “Perdiendo la Fe”. Me parece “Maquiavélico” el andar del mundo, que pareciera estancarse
“En el Valle de las Sombras”, como esperando “La Hora del Juicio”, como un “Campesino” espera que el “Clima Tropical” no arruine su cosecha. Debo reconocer que no le encuentro “Mucho Gusto” a “El Primer Trago” de mi “Vida”, y “Les Guste o No” se hablara mas “De mi Muerte” que de mis logros. Pero así es esta sociedad, donde se pide “Perdón”, aunque siempre pensando que “Mañana Sera Otro Día”. Ver a las personas y querer preguntarles “Y la Felicidad que?”, “A Donde se fue la Conciencia?” sabiendo que no conseguiré respuesta, me hace ver “Visiones”, y oír “La Voz” de mi interior dándome una “Advertencia” sobre “La Ley de Hielo”. Otra pregunta, simple y a la vez compleja, seria “Quien Eres?0” y al responderme, replicarles, lo “Aceptas?”. Vamos, “Unetenos” a los locos que queremos cambiar el mundo. “Despierta” de una vez, “El Mundo ya se Acabo”, solo quedan miles de personas con “Corazones de Piedra”. “Así Mismo”, puedo asegurarte que “Cuando Vayas Conmigo” primero pasaras “Un Día en el Barrio” para que sepas que mientras “Llovía”, muchos se mojaban y pensaban que la vida solo es el “Prologo” de la muerte. Yo ya lo hice, “Y en un Espejo Vi” que nos “Hace Falta Soñar”, y vivir “Sin Mercy” contra la soledad y la tristeza. Y aunque ahora nos sentimos así y muchos estamos “Pensando en Ti”, te deseamos un buen viaje hacia la eternidad….descanze en paz canserbero.
—  canserbero.