la reina joven

Si me preguntan, vamos al cine porque queremos ver cuentos de hadas. A una reina dormida, despertada con un beso de verdadero amor. A una princesa que abandona sus joyas para abrirse paso en el mundo. Amantes separados que se vuelven a reunir. Pero la vida no es un cuento de hadas y los finales felices son escasos y esporadicos. En la vida, la joven reina se vuelve tirana y lleva a sus subditos a la guerra. Es por eso que necesitamos peliculas. Para recordarnos que a pesar de todo el amor, puede brotar en los lugares menos esperados. Y que algunas veces… Hasta los cuentos de hadas se hacen realidad.
—  Gossip Girl