la real sociedad

Muchas veces tenemos una visión tan mala sobre nosotros mismos que nos parece imposible creer que seamos especiales para alguien.