la nueve

Todas las noches le escribo un mensaje con nueve letras, un espacio y un punto final.

Todas las noches quisiera regresar a lo que éramos, si es que alguna vez fuimos algo.

Todas las noches deseo estar entre sus brazos, pidiéndole a las estrellas que nunca me arrebaten ese momento, que prometo ser infinitos.

Todas las noches borro nueve letras, un espacio y un punto final, retirando mi dedo del botón enviar.

Todas las noches me arrepiento por escribir «Te extraño.»
—  Paulina Mora
Ponencia de @La9deAnon en la RootedCON 2016

Buenos días a todas:

Antes de empezar, queríamos agradecerle a la persona que hoy nos pone voz su invitación a participar en la Rooted CON. También que haya accedido a leer nuestra ponencia, pues sabemos que no es lo que se dice un defensor de nuestro modo de pensar y actuar. Pero sí lo es de un principio de neutralidad según el que todas las voces tienen cabida, y por el que hoy, una convención tan institucionalizada como esta, recupera un poco de su viejo pasado underground al margen de la ley. Mandamos un besito a todos los sombreritos de colores claros :*

En primer lugar, queríamos presentarnos: somos “La Nueve” de Anonymous, poco más que un concepto vago. Al menos hasta ahora. Es la primera vez que “aparecemos” en público, y es probable que a partir de aquí se marque una línea más definida sobre nosotras. No somos Anonymous. Anonymous es algo mucho más amplio, una Idea que abarca múltiples puntos de vista. Nosotras somos, sencillamente, una de esas perspectivas.

No tenemos cuerpo. Somos solamente líneas de código viajando en la inmensa red que conforma Internet. AFK nos desvanecemos igual que se desvanecen nuestras acciones y opiniones de sus pantallas al apagarlas. Únicamente prevalece la duda ante lo que acaban de presenciar, el cuestionamiento, el germen de una reflexión mucho más amplia. Al menos, eso es lo que nos gustaría.

Han sido numerosas las entrevistas que hemos rechazado basándonos en lo anterior, porque lo que no existe no puede ser representado. Pero no existen acciones ni hechos aislados, y con el paso del tiempo han empezado a formarse determinaciones a nuestro alrededor. Llegadas a este punto, hemos considerado oportuno hacer valer nuestra propia perspectiva. Lo que no tendremos nunca es voz ni rostro, por lo que no habrá distorsionadores ni habitaciones de hoteles clandestinos que valgan, ni siquiera con periodistas comprometidas con su derecho de no desvelar a sus fuentes. El secreto mejor guardado es el no llega a ser pronunciado.

No somos hackers, y estamos avergonzadas del uso tan interesado que está sufriendo el término por unas y otras. Tenemos mucho y nada que ver con la comunidad que está hoy aquí presente: fuera de nuestro, todavía, vago concepto, somos personas corrientes viviendo una vida corriente, pero dentro de él, caminamos en sentido opuesto al que aquí se pretende monopolizar en referencia a las amantes de la Red. Venimos de la misma matriz, en la que el concepto “hacker” define a un tipo de personas con unos rasgos comunes basados en la curiosidad, el amor por el conocimiento, y a raíz de ambos atributos, la ausencia de límites conceptuales. Pero hemos seguido sendas distintas.

Nosotras hemos elegido progresar en un sentido político, añadiendo a nuestra pasión por las tecnologías un compromiso social claro e intrépido, a veces vandálico, sin ningún ánimo de lucro. En su lugar, el “grosso” de la comunidad, mucha aquí presente, ha optado por cercar aquella libertad de nuestra infancia compartida a cambio de unas monedillas y reputación. Son dos posturas divergentes que han mamado de un mismo seno, pero la segunda pretende usurpar la totalidad del significado base… Nosotras no somos hackers, somos *hacktivistas*. Y ustedes, tampoco son hackers, son “expertas” en (in)seguridad.

Hoy compartimos espacio para recordarles que no tienen el monopolio (ni de conceptos, ni de herramientas) de la comunidad internauta. Que aunque estén copando proporciones cada vez más grandes en las convenciones, fuera de ellas la vida ha seguido su curso. Y hoy, una de esas formas, ha recuperado su viejo espacio. Somos una nota disonante y necesaria, y al haber sido invitadas podemos celebrar no ser las únicas que así lo piensan.

No estamos aquí para dar voz a esa otra parte de la comunidad que se está relegando a un segundo plano, a su plano natural del underground. Quizás nuestra “intromisión” en su convención parta de este objetivo, pero no podemos representar a otras que no seamos nosotras mismas, especialmente teniendo en cuenta la de infinidad de formas que hay de entender este mundo. Sin embargo, nuestra sola presencia, tan extravagante aquí por la actual deriva de las convenciones, servirá sin duda para revelarla (y quizá también para rebelarla).

Nosotras nos hemos quedado al margen de las leyes que hoy malamente empiezan a ampararles a ustedes. Malamente porque las leyes en esta materia siguen siendo hoy absurdas, pues consideran delito el simple acto de informar de una vulnerabilidad. El hecho de estudiar los sistemas, algo que todas las aquí presentes hacemos, es un delito en potencia en este país.

La cuestión sobre lo que es y no es legal, y lo que debería y no debería ser legal, en este ámbito y en todos los ámbitos de la realidad, forman la base de nuestra máxima: cuestiónalo todo. La legalidad es otro concepto –como La Nueve, como Anonymous–, y como tal debería estar en constante cambio, de acuerdo a los tiempos en los que vivimos y las etapas que vamos quemando.

Y quienes lo cuestionamos todo no somos unas personas concretas, *somos muchas*. Podríamos estar reunidas en una nave de un polígono industrial, en un sótano, en una cafetería de una multinacional con wifi abierta, en un despacho, en un motel de carretera o en nuestra propia casa. ¿Y quién les dice que no somos Angelucho? Quizás somos su hermana o su compañera de trabajo, esa en la que nunca repararon. Es muy probable que nosotras os conozcamos a ustedes mucho más de lo que ustedes nos conocen a nosotras. ¿Están seguras de que no estamos sentadas en la sala sonriéndonos con la lectura de Román? ¿o de que ninguna de nosotras no trabaja infiltrada en la policía o en la Guardia Civil?

No nacimos con un ordenador bajo el brazo, solamente consideramos relevante el conocimiento de las herramientas que están a nuestro alcance y lo practicamos. Un viejo mundo se viene abajo, y nosotras somos las que no van a lamentarlo, las que trabajan por otro nuevo mucho más abierto e incluyente, acorde a la realidad presente. Y pese a lo que algunas de ustedes piensan, y quieren hacerles creer a las demás, no matamos gatitos.

Jamás hemos expuesto los datos personales de nadie, y no será porque cientas de expertas en (in)seguridad no los hayan dejado a la vista de todas en las redes. Los datos de miles de guardias civiles de la AUGC estuvieron expuestos hasta que les advertimos, directamente, de ello. Nunca nos hicimos eco de ello, no era útil. Y cuando publicamos nuestro acceso a los datos de los Mossos d'Esquadra, dentro del contexto del asesinato de Juan Andŕes Benítez por parte de varios de sus miembros, entre otros muchos asesinatos que cometen año tras año y que nunca llegan a trascender, tapamos la información sensible. No era para tomarse el tema con delicadeza, precisamente, pero nuestras acciones no son una cuestión de venganza sino de presión. Y entendemos que cada institución conoce sus límites, y sabe hasta dónde puede llegar y cuándo debe empezar a ceder. Gracias a lo que otras dejan a nuestro alcance, ejercemos de contrapoder.

Tampoco expusimos los datos de todos los usuarios del sistema privado de Capio Sanidad, por ejemplo, ni cambiamos los precios de las prendas de las tiendas de Inditex, lo que sin duda habría sido uno de los mayores 4thelulz de las acciones cibernéticas. Demasiadas trabajadoras hubieran sido afectadas por unas cuestiones que, más allá de visibilizar que existimos, y que la seguridad informática de este país es una mierda, no hubiese aportado nada. Las cuentas de El Corte Inglés, sin embargo, guardan un interés común a nivel social, si tenemos en cuenta el poderío de esta empresa para influir en decisiones políticas.

Algunas nos han llamado “justicieras”… Nada más lejos de la realidad. Nosotras ejercemos autodefensa. Sufrimos este sistema corrupto, y actuamos en consecuencia. Hasta la fecha, no hemos impartido justicia, y seguimos a merced de los mismos jueces que todas las ciudadanas.

Cuando en un desahucio las vecinas bloquean la entrada a la policía, no están actuando como justicieras. Si acaso, lo hace la policía cuando utiliza los puntos muertos de las cámaras para golpear a las activistas, a las que claramente consideran escoria. Cuando en un acto tan violento como el de despojar a una familia de su hogar y dejarla tirada en la calle, la gente que se moviliza y trata de impedirlo no está actuando como justiciera, está actuando de acorde a unos principios basados en la solidaridad. Y cuando esa misma gente, harta de sufrir los abusos por los mismos actores corruptos e impunes, realiza un escrache, no está ajusticiando a nadie. Hace mucho que la población perdió ese poder, delegado por completo a unas fuerzas institucionales cada día más alejadas de los intereses de la gente de a pie. En todo caso, lo que esa gente está buscando, es que eso que hacen llamar “justicia” haga algo y deje de taparse los ojos ante innumerables e insufribles aberraciones.

Nosotras actuamos de forma similar. Cuando vemos un abuso, lo señalamos. Tratamos de ampliar las *denuncias sociales* –y es importante resaltar que son DENUNCIAS, NO JUSTICIA– a través de un medio cada día más omnipresente: Internet. No creemos ostentar una misión divina, como tampoco creemos que lo hagan las miles de personas que se movilizan en las calles. Actuamos tratando de aportar lo que está a nuestro alcance para denunciar aquello que ya no nos deja ni respirar. Y bastante valor le metemos tratando, día a día, de hacerlo con sentido del humor. Porque la verdad, señores y señoras, es que lo que está ocurriendo en este país no tiene ninguna gracia.

¿Qué es la justicia? ¿La justicia es aquello que es legal? ¿O la justicia es aquello que es legítimo? Nadie tiene la autoridad sobre el significado de la justicia. Los significados se generan en un momento dado, y a partir de ese mismo momento empiezan a cambiar con los diferentes usos que se les da. ¿Es justicia lo que tiene lugar en los juzgados? Naturalmente, el Estado quiere que así lo asumamos, ¿pero lo asumimos así? ¿Es así como la entienden ustedes realmente? Si es así, suponemos que acataron la condena a los titiriteros, que todavía hoy siguen imputados, del mismo modo que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de prohibir la concentración del 15M en la Puerta del Sol el 20 de mayo de 2011 a partir de medianoche, cuando empezaba la jornada de reflexión. Y que obviamente, no estuvieron allí.

Nosotras, igual que el Estado, no tenemos la autoridad sobre el significado de la palabra justicia. Que cada cual saque sus propias conclusiones sobre el significado de este término. ¿Es más legítimo un policía cumpliendo con su trabajo, acorde a unas leyes estatales y con independencia de unos derechos humanos básicos, por dinero, o una activista que se opone a ello por un criterio personal que pretende responder, y respetar, esos mínimos? No somos nosotras las que, teniendo que ajustarnos a las leyes por cuestiones laborales, y supuestamente de principios, nos las pasamos por el forro para medir nuestras frustraciones con la fuerza de nuestras porras. La policía provoca muchísimas más muertes que epidemias como el ébola, por las que se generan verdaderas alarmas sociales; es muchísimo más peligrosa y letal. Y están cumpliendo órdenes de otros actores, los actores que manejan los hilos de esta pantomima.

El señor patito, quien está leyendo estas palabras para que lleguen a sus oídos preservando nuestro anonimato, considera que existe un pacto social por el cual delegamos la justicia en el Estado y sus instituciones. Desde nuestro punto de vista, ese concepto está obsoleto –si es que alguna vez estuvo de actualidad.

En su origen, en el pacto social, las leyes emanaban del pueblo. Si hubiese sido de otro modo, no hubiese tenido lugar un pacto sino una imposición. ¿Cómo controla el pueblo a sus instituciones? En las urnas, desde luego, no. Es el activismo el que está haciendo de fuerza contrapuesta. Los derechos no se conceden, se conquistan, y la historia sólo la escriben las vencedoras.

No hay mayor irresponsabilidad que vivir de acuerdo a una sociedad previamente reglada, responder ante sus leyes predeterminadas, en las que se cree porque se confía, por una cuestión de fe, rehuyendo toda razón. Afirmar que necesitamos unas reglas de fábrica significa legitimar el imperialismo, legitimar a los salvajes romanos que empezaron el monopolio de “educar” a la humanidad con SUS reglas hace dos milenios. Las reglas responsables son movibles, evolucionan a cada momento y se adaptan a los acontecimientos… Y esto, supone una hermosa labor. Una comprensión responsable.

Tal y como nosotras lo entendemos, para que tenga lugar un contrato social tienen que existir unas bases democráticas y ser respetadas. En el momento en que uno o varios gobiernos, y las propias instituciones, se cargan o se cagan en esas bases, y se hacen con el monopolio de la fuerza, no hay contraro social que valga. No hay contrato posible cuando las fuerzas en pugna son desiguales. Si se quiere establecer un contrato social, ha de hacerse entre dos sujetos iguales, no entre el poder y la miseria… Y por loco que pueda parecerle a algunas, el pueblo funciona sin partidos.

(Pausa dramática)

Nosotras no somos más que otra de las múltiples consecuencias del 15M.


RONDA DE PREGUNTAS:

1. ¿Quién audita vuestras acciones?

Nuestras acciones nos las auditamos nosotras mismas, que para eso somos seres humanos racionales con capacidad de autonomía. Nosotras no delegamos la responsabilidad de nuestras acciones.

¿Ustedes saben lo que es una asamblea? Dado que el 15M las rescató del segundo plano al que habían sido relegadas, como los hackers originales por las expertas en (in)seguridad, y volvió a ponerlas de moda, vamos a suponer que saben de qué van. Es autoorganización. ¿Quién controla la asamblea? Pues la propia asamblea.

¿No creen que ya somos un poco mayorcitas para seguir dependiendo de agentes externos? ¿De verdad creen que sin las estructuras actuales derivaríamos en caos? Y no cuchicheen que “sí, como lobos”, que en y entre las manadas de lobos no hay caos alguno. Dennos informes científicos que avalen semejante afirmación, les ofreceremos el doble argumentando lo contrario. Simplemente, estudien historia. Nuestro sistema democrático es moderno, y del mismo modo que antes existieron otros, inventaremos nuevos mucho más abiertos a medida que vayamos aprendiendo a empoderarnos. Este sistema no representa el orden en su expresión máxima, este sistema masacra por intereses económicos. La anarquía es la mayor expresión del orden.

Nuestras actividades las auditamos nosotras mismas, y como las asambleas de sus barrios, estamos inmersas en el mismo marco legal que ustedes. Pero no creemos en él y nos encantaría, por lo menos, dejarlo en cuestión. Aprendan a desmitificar y serán un poco más libres.

2. ¿Cuál es vuestra propuesta para el modelo que debe regirnos?

No creemos que haya una propuesta “final”. Consideramos la vida como un transcurso continuo en el que la lucha es primordial, y ha de ser constante para mantener cada una de las conquistas que se van realizando.

3. Se habla de que se va de un sistema asambleario y blah blah y se confía en la razón del ser humano, etc. ¿Cómo saben que cuentan con todos los datos para llevar una acción u otra?

No lo sabemos, simplemente tratamos de hacerlo lo mejor posible.

4. ¿Cuál es la diferencia entre este sistema de anarquía que se creen que montan estas justicieras y el microsistema anarcocapitalista opresor contra el que teóricamente luchan? ¿Qué les justifica a ellas para hacer estas cosas que no me justifica a mí para tumbarlas a ellas por las mismas razones?

En las calles, como en las redes, hay activistas que paran desahucios y energúmenos que acosan a mujeres, homosexuales, mendigas e inmigrantes, entre otras. Nosotras no mandaríamos a prisión a las personas que hacen huelga, paralizan o autogestionan la producción de su empresa, pero desde luego nos echaríamos unas risas con los subnormales que se creen superiores a otros seres y los dominan por su cara bonita. No se trata de ajusticiar,  se trata de trabajar de acuerdo a unos parámetros en los que todas tengamos cabida, y no solamente los que una minoría, o una mayoría, dicten. 

No defendemos ningún “sistema”. Defendemos trabajo y lucha.

5. Decís que no defendéisn ningún sistema pero en el documento os definís como demócratas. Al mismo tiempo hacéis ejercicio de una fuerza que no ha sido delegada hacia vosotras porque no creéis en el actual Contrato Social. Si este fuera un sistema democrático, ¿acabríais con vuestras acciones independientes?

No, mencionamos una evolución natural de la historia que ha ido hacia la democracia, y decimos que creemos que hay que seguir evolucionando porque, claramente, este sistema ha quedado obsoleto.

Todos los sistemas quedan permanentemente obsoletos y requieren de actualizaciones constantes.

El activismo, y hacktivismo, ayudan a mantener esas actualizaciones en marcha.

6. ¿Creen que podemos vivir en una anarquía con la educación que nos han dando tan competitiva o necesitamos muchos años para ello?

La anarquia no es un destino, es un camino. Y entre otras cosas, ese camino consiste en luchar contra esa imagen competitiva.

7. Yo, como vosotras, me declaro anarquista, lo sabéis. Pero mis ideas de mierda no me autorizan a levantale la mano a nadie. Porque está mal. Haced vuestra reflexión y la leo.

Nosotras no le levantamos la mano a nadie, señalamos.

Hacemos auditorías públicas y gratuitas, y no lo hacemos para enseñarle a nadie que sabemos hacerlo. Detrás de nuestras acciones hay una motivación política y social. Pero nadie nos podrá negar jamás nuestra significativa contribución para con la seguridad de los datos en red de las instituciones de nuestro país :-)

Muchas gracias.

2

and the moutains e c  h o e d

Nueve de la mañana, los tenues rayos solares lograr introducirse de lleno en cada rincón a través del enorme ventanal principal, las camas mantienen presos y presas a casi todo habitante, cuerpos en el dulce encuentro con Morfeo que, a través de golpes contra las puertas, se interrumpirá de manera violenta e inesperada. Se informa que este día, con sorpresa e improvisación, se hará la primera caminata en los alrededores del bosque. Se recomienda el buen abrigo y alimentar bien las energías, pues no será algo corto ni rápido, la nieve espera la caricia de las huellas, apuradas, inquietas, arrastradas por la carencia de gusto a aquel tipo de paseos o emocionadas por el gusto a la competencia y ser los victoriosos primeros en llegar a destino. Se separarán a los estudiantes entre grupo de tres a cuatro integrantes, tomará cada uno de ellos un camino diferente, el objetivo será que todos lleguen a través de diferentes rutas a un mismo punto en común. Dicho viaje tendrá como regalos la vista general del infinito paisaje invernal, algunos afortunados conocerán un río cercano, respirarán la ráfaga helada que sacude cabellos. Se les repartirá un mapa, una brújula y también elementos por posibles accidentes. Recomendamos fervientemente no llevar demasiadas cosas en la mochila, pero sí tener agua, algún alimento liviano, al mismo tiempo lamentamos informar que deben olvidarse de la posibilidad de señal telefónica, aprovechen dicho tiempo despojados de aparatos para interactuar con sus afortunados acompañantes o algún animal curioso que les observe desde la sana distancia. 

INFORMACIÓN OOC que es fundamental leer

Keep reading

Los signos como las nueve musas mitologicas

Clío, La Musa de la historia: Capricornio               

Euterpe, La Musa de la música: Piscis                

Talia, La Musa de la comedia: Sagitario          

Melpómene, La Musa de la tragedia: Leo, Escorpio                

Terpsicore, La Musa de la danza: Aries                

Erato, La Musa de la poesia lirica: Tauro, Libra                

PolImnia, La Musa de los cantos sagrados: Cáncer                

Ourania, La Musa de la Astronomía: Acuario               

Calíope, La Musa de la poesía épica:  Géminis, Virgo

Originally posted by floralandfangirl

Riho Iida se une al reparto del proyecto multimedia de Onsen Musume.

Iida será Suika Hanamaki. 

La web oficial del proyecto multimedia de Onsen Musume (Onmusu) de Enbound, que antromorfiza los baños de aguas termales de Japón en hermosas chicas jóvenes, ha anunciado el viernes que Riho Iida se está uniendo al reparto del proyecto como Suika Hanamaki. La web reveló el diseño del nuevo personaje. 

Keep reading

El lunes os enseñé la primera ilustración que hizo Naiara para un proyecto que mezcla paisaje con videojuegos, ¡y aquí está la segunda!

La segunda ilustración debía ser “mi calle”, pero nuestra preciosa ilustradora ha hecho un cambio y dibujo su casita del Animal Crossing: New Leaf.

¿Qué os parece?, ¿no es una preciosidad? Os recuerdo que los lunes desde las siete a las nueve de la tarde/noche tenéis la oportunidad de ver a Naiara dibujando éstas bonitas ilustraciones en el Twitch de Todas Gamers

¡Larga vida a los videojuegos (y al arte)!

18:57

ayer estabas acá, dandome besitos

18:58

hoy ya no estás

no estás pero me gustás

no estás pero me alegras

18:59

nueve, la regla del nueve y del ocho y de tu corazón morocho.

19:00

son las diecinueve,

diecinueve horas

que pienso en vos.