julian-casablancas

romancebo No podría estar más feliz, las miles de horas de espera valieron cada minuto. Julian vale cada minuto que espere y más, es invaluable, hermoso y por sobre todas las cosas, excelente persona. Se tomó el tiempo para estar con cada uno de los que estábamos sin importar cuando le llevara. Poder haberlo visto, escuchado y abrazado es algo que jamás me voy a olvidar