juan

¡Viva Perón!

El tres veces presidente de los argentinos, luchador incansable, amigo del pueblo y creador del movimiento peronista; Para muchos “el querido general”, aquel que había transformado la Argentina agraria en industrial, aquel que había transformado una sociedad injusta en una con justicia social.
Aquel que supo otorgar derechos y satisfacer las necesidades del pueblo como ningún otro, partía físicamente de este mundo el 1 de julio de 1974, un día nublado.

Las calles del pueblo Argentino, como era de esperarse, se llenaron de trabajadores, estudiantes y niños. De llantos, gritos, velas y flores. Se escuchaba la frase “qué va a ser de nosotros”.
El pueblo, tantas veces golpeado, recibía la noticia de que no iban a escuchar a su líder en el balcón de la Casa Rosada nunca más… y sobre todas las cosas, que el futuro no iba a ser un terreno fácil.

El 1 de julio de 1974 fue el comienzo de lo que sería la etapa más oscura y sangrienta de nuestro movimiento. Por largos años, no hubo rastros de los días felices. El pueblo golpeado, torturado, fusilado y desaparecido volvería a florecer recién a principios del siglo XXI.

Hoy, nuestro mejor homenaje hacia el líder político mas emblemático y benefactor de la historia Argentina, lo realizamos militando día a día con la Soberanía Política, la Independencia Económica y la Justicia Social como las principales banderas para la liberación definitiva de nuestra patria.
Lo realizamos dando lo mejor de nosotros para el bienestar de nuestro pueblo, siendo leales a la conductora de este movimiento nacionalCristina Fernandez de Kirchner.

“ Los gorilas pisotearon la patria con su traición,
y en tu juventud guerrera no hay olvido ni perdón!
Perón Perón tu juventud,
¡te jura eterna lealtad!”

Te quiero, asi de simple, y así de lleno de todas las cosas que conlleva querer algo, a alguien, o en este caso a ti,
te quiero para hoy,
te quiero para que me quites el frío,
la tristeza,
la monotonía de la vida,
Te quiero para que me hagas reir,
llorar,
gritar,
suspirar,
extrañar,
y para que me deshagas,
Te quiero para tener a quien abrazar en las noches de tormentas,
en los días primavera y en las tardes que pasan rápido,
Te quiero para que me inspires,
para que te escriba,
te lea,
te cante,
te rece,
te baile,
te grite,
Te quiero  para amarte y odiarte,
Te quiero para despertar a tu lado,
para mentirles a mis padres y verte a escondidas,
Te quiero para pasar todo el domingo haciendo nada,
Te quiero para pelear y reconciliarnos con besos,
Quiero que me abras la puerta de todos los restaurantes, cafés y  cantinas de mala muerte a las que nuestro humor nos lleve,
porque Te quiero,
pero es que en realidad no solamente quiero todas  esas cosas, quiero  todas esas cosas contigo
—  C.s