jodi miller photography

3

La decoración de una o más mesas componen una de las partes más importantes de cualquier celebración, evento o fiesta.

En un evento formal, el sommelier se encarga personalmente de que todo lo que se coloca resulte, además de correcto, impecable. Una de sus funciones principales es la de supervisar y/o elaborar las cartas de los maridajes de alimentos y licores que se sirven en las mesas de exhibición o postres.

Un buen sommelier se encarga de que una mesa sea atractiva y una auténtica tentación para que los invitados del evento estén cómodos en torno a ella.

Los alimentos y los licores son los verdaderos protagonistas. Como sommelier tengo en cuenta para colocarlos si la mesa va a instalarse en el interior de un salón o fuera, selecciono cuidadosamente las telas y los objetos, también los soportes, tazas, copas y tarteras, tengo en cuenta el clima, la época, el tipo de celebración y realizo el asesoramiento personalizado a los clientes para que su experiencia resulte cómoda, agradable y perfecta.

Entre los requisitos básicos de un buen sommelier están los de tener habilidades de comunicación para ofrecer un correcto servicio de atención al cliente, ser amable, discreto y cortés y elegante.

Nur G. Pilán / Sommelier y Asistente Personal