jirons

Arrow / The Flash / Supergirl - Poster - Heroes And Villains

Me canso de buscarte siempre y siempre encontrarte a medias. Me aferro a los jirones que quedan de lo que eras. Y la luna brilla menos desde que tú no le haces competencia. Tu luz se apaga como una vela, y yo me empeño en seguir encendiéndola aunque la llama esté muerta.
Su corazón estaba echo jirones. Hacía ya tiempo que había germinado en su alma está angustia que le torturaba. Luego había ido creciendo, amasándose, desarrollándose, y últimamente parecía haberse abierto como una flor y adoptado la forma de una espantosa, fantástica y brutal interrogación que le atormentaba sin descanso y le exigía imperiosamente una respuesta
—  Fedor Dostoiewski, Crimen y Castigo
Ojalá ames mucho y muy bueno, incluso a riesgo de ser correspondido. Que te despojen de todo, que hagan jirones de tus ganas y que te veas obligado a remendarlas con el hilo de cualquier otra ilusión. Que desees y seas deseado, que se frustren todas tus esperanzas y que acabes descubriendo que la única forma de recobrar el primer amor, que es el propio, es en brazos ajenos. Dos emociones inútiles asociadas al pasado, arrepentimiento y culpa, y una emoción inútil asociada al futuro, la preocupación. Cuanto antes de desprendas de las tres, antes empezarás a apreciar lo único que tienes.
—  Risto Mejide

Dos rojas lenguas de fuego
Que a un mismo tronco enlazadas,
Se aproximan, y al besarse
Forman una sola llama.

Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.

Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa,
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.

Dos jirones de vapor
que del lago se levantan,
y al juntarse allí en el cielo
forman una nube blanca.

Dos ideas que al par brotan,
dos besos que
a un mismo tiempo estallan,
dos ecos que se confunden…

Eso son nuestras dos almas.

—  Gustavo Adolfo Bécquer
Yo antes de ti no venía roto,
no tenía hecho jirones el alma,
no cargaba con la mirada baja y la sonrisa extraviada,
no caminaba despacio,
no callaba a gritos de silencio.
no dormía de día, ni me insomniaba,
no escribía, no soñaba,
ni a base de suspiros respiraba,
de noche no me ahogaba en lágrimas
ni de día me secaba,
antes de ti un amor ya dolía,
pero el tuyo me mataba
—  Bruno de Hojalata