jersey de angora

Echándote de menos..

Estoy sentado frente a la ventana, con el café y un “piti” (como tú dices), con las formas caprichosas que hace el humo en diminutas volutas que escapan hacia una rendija de la ventana que hay abierta. Entra el olor y el viento otoñal..

El otoño me evoca tardes de café entre el calor de un jersey de angora.. en el que quepamos los dos. Extrañamente es una tarde de lluvia tras el cristal, pero no estás; y como tengo la costumbre de echar de menos a quién a mí me da la gana, lo hago contigo.

“Tap, tap, tap”. La lluvia persiste mientras cae contra la ventana con un ardor que rivaliza con el tuyo en mi mente.

Keep reading