jardins

¡hey tú, sí, tú!’ comenzó a señalar a un participante que reconoció a unos cuantos metros de ella, esperando así atraer su atención. ‘lamento irrumpir en tu burbuja de espacio personal, pero realmente necesito que me saques una foto con este estanque ¡es una locura! tengo las mismas flores de loto en mi espalda y claramente es una señal del universo para que me una al artístico panorama y seamos uno, por lo que ¿me podrías sacar una foto?’ finalmente tomó un respiro, extendiendo su celular al otro par con una dulce sonrisa. la emoción vibraba en su mirar, cosa que también era exhalada por su respirar. 

flickr

Roberto Burle Marx, Burle Marx par Claudio Zeiger