ir a trabajar

Casi es la 1:00 am, estoy en mi habitación, reviso el móvil y veo que estás en línea. Yo ni siquiera estoy hablando con nadie, solo entro y veo que tu estás del otro lado, pero ni siquiera hablamos, si yo no te mando mensaje tu ni siquiera te molestas en comenzar la conversación.
Veo que estás en línea e imagino que estás platicando con alguien, contándole de como te ha ido en el día, como te haz sentido hoy, desvelándote con alguien a pesar de que tienes que levantarte temprano para ir a trabajar los domingos, estás durante horas ahí, en línea, con alguien más.
Y entonces, a pesar de que me digo que no debería de importarme, lo hace (siempre es así) me importa, me importa y me duele, porque te juro que yo deseo que alguna noche fría, tú desearas desvelarte durante horas solo para hablar conmigo, y digo, yo deseo que tú lo desearas, porque yo me lo imagino cada día, aunque claro, nunca pasa, y estos deseos absurdos que digo, solo se quedan aquí, o impresos en papel, impresos en alguna hoja que tendré deseos de darte a ti, pero que claro que no haré, porque soy una cobarde que no sabe si luchar por ti o rendirme a lo inevitable.
Y aquí estoy, heme aquí, diciendo palabras sin sentido alguno para aliviar el dolor que me causa el miedo a saber qué tal vez tú no eres para mí.
—  La sinfonía del alma.
Me desperté y la vi a ella arreglándose para ir a trabajar, pensé en decirle algo, pero cuando me di cuenta de que ella no me vio despierto decidí permanecer en silencio observando.
Concentrada ella miraba al espejo y concienzudamente cuidaba de cada detalle, el cabello, ojos, el tono de la piel y contornos, a veces ella se alejaba de su reflejo y como quién tanto ya hizo eso entendía detalles que solo una mujer puede entender.
Ella era hermosa como de costumbre, pero no tan increíble como cuando nos conocimos o incluso cuando ella se vestía para salir todos juntos. Me quedé allí, pensando en todo el tiempo que se toma para permanecer irresistible y cuánto tiempo le tomó para hermosear cada vez que me iba a encontrar.
Me quedé pensando también en cuántas veces me olvidé de decirle lo mucho que ella estaba maravillosa. Esa mañana fingí estar dormido y cuando ella se acercó para darme un beso de despedida me la tiré de sorpresa para mi lado de la cama, miré en sus ojos que parecían no entender nada y le dije: ’ Lo siento cuando me olvido de decirte que eres La mujer más hermosa del mundo. Tengo la suerte de que me escogieras ’. Ella sólo sonrió, con la misma sonrisa increíble de siempre y que yo hace tanto tiempo no valoraba por la maldita costumbre.
Esa mañana que salió para ir a trabajar yo sentí una gran nostalgia de ella, una nostalgia que hace tiempo no sentía. Realmente me di cuenta de la suerte que tenía por tenerla a ella a mi lado y la suerte que tuve por entender eso sin necesidad de perderla.
—  Una noche sin café.
Los signos en un dia lluvioso ☁☁
  • aries: genial!!! está lloviendo
  • capricornio: hay noo, ¡la ropa! *se va corriendo*
  • tauro: genial, ahora tengo una excusa para no ir a trabajar
  • cancer: muy bien, lo disfrutaré *se prepara un buen aperitivo*
  • aries: que tal si salimos un rato?
  • leo: no, no, no ¿ya miraste como está afuera?
  • virgo: de hecho eso es mejor, adentro estará humedo
  • sagitario: jajaja mirale el lado bueno leo, tendrás una bonita melena con este friz :v
  • leo: hayyy noo, también eso!?!?😣
  • libra: ya se, mejor abrimos las ventanas y listo!
  • piscis: *se pone a reflexionar sobre la vida*
  • acuario: pues yo si quiero salir 😁
  • geminis: pues vallan, nadie los detiene 😏
  • Tauro: *se duerme*
  • escorpio: *se queda a ver como aries y acuario se rompen la cara por lo resbaloso del lodo* 😈
Reconocido mi naturaleza viciosa: necesito vivir ebria. Si no es de alcohol que sea de té, de café, de ácido fosfórico, de tabaco muy fuerte. Necesitaría drogas: no las tengo, no las busco.
Cuando no tenga que despertarme al alba para ir a trabajar «para vivir» me procuraré los «olvidantes» más poderosos, todo lo que la naturaleza y la ciencia han dado a
conocer hasta el presente.
Esto no está mal ni bien. Esto demuestra, simplemente, que algunos no pueden vivir. Quiero decir, sólo después de haber tomado diez cafés y tragado varias pastillas de «revitalizantes cerebrales» puedo respirar con libertad, andar
sencillamente por las calles sin que el deseo de matarme se haga imperioso.
—  Diarios, Alejandra Pizarnik.
Los signos como muertes absurdas de la historia.

Aries

Muerte por dedo gordo
El famoso destilador de whisky Jack Daniel decidió ir temprano a trabajar una mañana de 1911. Quiso abrir su caja fuerte pero no recordaba la combinación. Enfurecido, Daniel pateó la caja fuerte y se lastimó el dedo gordo, que terminó desarrollando una infección por la que murió.

Tauro

Muerte por postre
El rey Adolfo Federico de Suecia amaba comer y murió por ello. Conocido como “El rey que comió hasta morir”, falleció en 1771 a la edad de 61 años a causa de un problema digestivo luego de comer una cena gigantesca consistente de langosta, caviar, chucrut, sopa de repollo, ciervo ahumado, champaña y catorce platos de su postre preferido: semia, relleno de mazapán y leche.

Géminis

Muerte por demostracion de jurado
Después de la guerra civil norteamericana, el controvertido político Clement Vallandigham, de Ohio, se transformó en un exitoso abogado que rara vez perdía un caso. En 1871 defendió a Thomas McGehan, acusado de disparar contra un tal Tom Myers durante una disputa en un bar. La defensa de Vallandigham se basaba en que Myers se había disparado a sí mismo al empuñar su pistola cuando estaba arrodillado. Para convencer al jurado, Vallandigham decidió demostrar su teoría. Desafortunadamente, utilizó por error una pistola cargada y terminó disparándose a sí mismo. Con su muerte, Vallandigham demostró la teoría del disparo accidental y consiguió exonerar a su cliente.

Cancer

Muerte por basura
Homer y Langley Collyer eran archivistas compulsivos. Los dos hermanos tenían miedo de deshacerse de cualquier cosa, y coleccionaron obsesivamente diarios y otras basuras en su casa. Incluso prepararon trampas en los corredores y puertas para protegerse de los intrusos. En 1947, una llamada anónima denunció que había una persona muerta en la casa de los hermanos, y después de encontrar muchas dificultades para entrar, la policía descubrió muerto a Homer Collyer; a su hermano Langley no se lo veía por ningún lado. Dos semanas más tarde, después de sacar cerca de 100 toneladas de basura del departamento, finalmente encontraron el cuerpo de Langley Collyer parcialmente descompuesto (y comido por las ratas), apenas unos metros más allá de donde habían encontrado a su hermano. Aparentemente, Langley había estado gateando a través de túneles entre pilas de diarios para llevarle comida a su paralizado hermano cuando se disparó una de sus trampas. Días después, Homer murió de hambre.

Leo

Muerte por bufanda
La madre de la danza moderna, Isadora Duncan, murió a causa de una bufanda que le encantaba usar. Escribió el New York Times en su obituario del 15 de septiembre de 1927: “El automóvil estaba yendo a toda velocidad cuando la bufanda de seda se enganchó en la rueda y arrastró con terrible fuerza a la señorita Duncan, precipitándola con violencia contra la calle. Fue arrastrada durante varios metros hasta que el chofer se detuvo, a causa de los gritos que venían de la calle. Se reclamó ayuda médica, pero quedó probado que se estranguló y murió instantáneamente”.

Virgo

Muerte por aguantar las ganas de hacer pis
El noble y astrónomo danés Tycho Brahe era un personaje interesante. Tenía un enano como bufón al que sentaba bajo la mesa durante la cena. Incluso tenía un alce entrenado como mascota. Tycho también perdió la punta de su nariz en un duelo con otro noble danés y tuvo que usar una nariz falsa hecha de plata y oro, pero ésa es otra historia. Se dice que Tycho tuvo que aguantarse las ganas de ir al baño durante un banquete particularmente extenso en 1601 (levantarse en medio de una cena era considerado como algo realmente ofensivo), a tal punto que su vejiga, llevada al límite, desarrolló una infección por la que murió. Análisis posteriores sugirieron que Tycho murió en realidad por envenenamiento con mercurio, pero esa conclusión no es tan interesante como la historia original.

Libra

Muerte por barba
El austríaco Hans Steininger supo ser famoso por tener la barba más larga del mundo (de casi un metro y medio) y por morir a causa de ella. Un día de 1567 hubo un incendio en su ciudad y en la huida Hans se olvidó de enrollar su barba, la pisó, perdió el equilibrio, tropezó y se rompió el cuello.

Escorpio

Muerte por ajustar un cable. 

La historia de esta chica llamada Mariesa Weber es de lo más desafortunada. La chica se quedó sin televisión en su casa porque se quitó el enchufe. Cuando fue a ponerlo se cayó detrás del enorme mueble repleto de libros que tenía en su habitación. Su familia no la encontraba e incluso denunció su desaparición hasta que notaron un olor extraño en la casa. Se cree que Weber, que medía 1,62 metros de estatura y pesaba apenas 45 kilos, pudo haber caído de cabeza en el espacio entre el mueble y la pared.

Sagitario

 Muerte por abrazar el reflejo de la luna
El poeta chino Li Po es considerado uno de los dos más grandes de la historia literaria china. Era muy conocido por su amor al licor y se sabe que escribió muchos de sus grandes poemas mientras estaba borracho. Y en ese estado se encontraba la noche en que cayó de su bote y se ahogó en el río Yangt-ze al intentar abrazar el reflejo de la luna en el agua.

Capricornio

Muerte por suicidio durante un noticiero en vivo
Christine Chubbuck fue la primera y única presentadora de noticiero en suicidarse durante un programa en vivo. El 15 de julio de 1974, a los ocho minutos de programa, la deprimida reportera dijo: “Para mantener la política del canal 40 de traerles lo último en materia de sangre y entrañas, y a todo color, aquí tienen otra primicia: un intento de suicidio”. Y a continuación, Chubbuck sacó un revólver y se disparó en la cabeza.

Acuario

Muerte por falla de sobretodo con paracaidas
En 1911, el sastre francés Franz Reichelt decidió probar su invención, una combinación de sobretodo y paracaídas, saltando de la Torre Eiffel. Les dijo a las autoridades que utilizaría un muñeco, pero a último minuto decidió probarlo él mismo. Su invento no funcionó.

Piscis

Muerte por imitación
En 1991, una mujer tailandesa de 57 años llamada Yooket Paen estaba caminando por su granja cuando se resbaló en bosta de vaca, se agarró de un cable y se electrocutó hasta morir. Poco después de su funeral, su hermana Yooket les estaba mostrando a unos vecinos cómo había sido el accidente cuando ella también se resbaló, se agarró del mismo cable, y murió igual que su hermana.

Me desperté y la vi a ella arreglándose para ir a trabajar, pensé en decirle algo, pero cuando me di cuenta de que ella no me vio despierto decidí permanecer en silencio observando.
Concentrada ella miraba al espejo y concienzudamente cuidaba de cada detalle, el cabello, ojos, el tono de la piel y contornos, a veces ella se alejaba de su reflejo y como quién tanto ya hizo eso entendía detalles que solo una mujer puede entender.
Ella era hermosa como de costumbre, pero no tan increíble como cuando nos conocimos o incluso cuando ella se vestía para salir todos juntos. Me quedé allí, pensando en todo el tiempo que se toma para permanecer irresistible y cuánto tiempo le tomó para hermosear cada vez que me iba a encontrar.
Me quedé pensando también en cuántas veces me olvidé de decirle lo mucho que ella estaba maravillosa. Esa mañana fingí estar dormido y cuando ella se acercó para darme un beso de despedida me la tiré de sorpresa para mi lado de la cama, miré en sus ojos que parecían no entender nada y le  dije: ’ Lo siento cuando me olvido de decirte que eres La mujer más hermosa del mundo. Tengo la suerte de que me escogiera ’. Ella sólo sonrió, con la misma sonrisa increíble de siempre y que yo hace tanto tiempo no valoraba por la maldita costumbre.
Esa mañana que salió para ir a trabajar yo sentí una gran nostalgia de ella, una nostalgia que hace tiempo no sentía. Realmente me di cuenta de la suerte que tenía por tenerla a ella a mi lado y la suerte que tuve por entender eso sin necesidad de perderla.
—  Lo leí por ahí.
Y él dijo "Estos detalles son los que me indican que tú estás en mi vida. La cama desatendida, los mensajes sorpresas que encuentro en mi agenda, las fotos que me envías, mis comidas sin ensalada porque tú las comes para cenar, la taza caliente sin café, el aroma dulzón cuando despierto y estás preparándote, aproximadamente una hora antes, para ir a trabajar, tu bolso en el sofá... Estos detalles parecerán tan pequeños, pero gracias a ti sin ellos yo ya no puedo vivir". Entonces terminó, la abrazó aún con mayor fuerza y prosiguió en un susurro "Estoy aquí para amar tus manos y para arengar el camino fructífero y exitoso que tienen tus hermosos pies. Estoy aquí para ser tu hogar y tu compañero. Estoy aquí para entregarte lo mejor de mí. Estoy aquí para amarte, adorarte y respetarte". Calló un momento y sonrió feliz al sentir como ella se refugiaba en él mientras asentía en silencio reiteradas veces. Eso era felicidad. Eso era ser el rey del mundo.
Me desperté y la vi a ella arreglándose para ir a trabajar, pensé en decirle algo, pero cuando me di cuenta de que ella no me vio despierto decidí permanecer en silencio observando.
Concentrada ella miraba al espejo y concienzudamente cuidaba de cada detalle, el cabello, ojos, el tono de la piel y contornos, a veces ella se alejaba de su reflejo y como quién tanto ya hizo eso entendía detalles que solo una mujer puede entender.
Ella era hermosa como de costumbre, pero no tan increíble como cuando nos conocimos o incluso cuando ella se vestía para salir todos juntos. Me quedé allí, pensando en todo el tiempo que se toma para permanecer irresistible y cuánto tiempo le tomó para hermosear cada vez que me iba a encontrar.
Me quedé pensando también en cuántas veces me olvidé de decirle lo mucho que ella estaba maravillosa. Esa mañana fingí estar dormido y cuando ella se acercó para darme un beso de despedida me la tiré de sorpresa para mi lado de la cama, miré en sus ojos que parecían no entender nada y le dije: ’ Lo siento cuando me olvido de decirte que eres La mujer más hermosa del mundo. Tengo la suerte de que me escogiera ’. Ella sólo sonrió, con la misma sonrisa increíble de siempre y que yo hace tanto tiempo no valoraba por la maldita costumbre.
Esa mañana que salió para ir a trabajar yo sentí una gran nostalgia de ella, una nostalgia que hace tiempo no sentía. Realmente me di cuenta de la suerte que tenía por tenerla a ella a mi lado y la suerte que tuve por entender eso sin necesidad de perderla.
—  Lo vi por ahí, que hermoso.
La la land: el arte lo cura todo

La primera semana del año no fue como otras primeras semanas. Me encanta año nuevo, es una fecha alegre, que me llena de esperanza y oportunidad. Me costó darme cuenta de qué era lo que hacía a esta semana del 2017 tan atípica, pero me estuve sintiendo desganada, desesperanzada y un poco melancólica, como sin inspiración. Me encanta el blog y amo escribir pero de pronto no se me ocurría de qué escribir. El calor no me deja pensar (de hecho me inhabilita para funcionar correctamente) y eso, como casi todo, me genera ansiedad.

Me detuve a pensar por qué me estaba sintiendo así y llegué a la conclusión de que la razón es que no estoy viviendo con gratitud, y eso lleva a la negatividad. Parece que estoy viendo el vaso medio vacío. Si hace muchísimo calor en lugar de disfrutar del sol, la luna y los atardeceres, me quejo porque tengo que ir a trabajar y meter 40 min de bondi. Cuando estoy en el trabajo me siento cansada y además frustrada porque mi familia y amigos están en la playa, en vez de estar agradecida de poder ir los fines de semana a pasarla bomba y de tener un trabajo (que me costó un año enteró encontrar)

Estoy mirando todo al revés y es la peor manera de empezar el año. Cuando entro en este trance mala onda hay 3 cosas que me ayudan: mis seres queridos + rezar + el arte. Cuando tengo una conversación fructífera con una amiga, cuando me tomo un tiempo para mi o cuando escucho alto tema, me inspiro. Y cuando veo una película, es como una pastilla de efecto inmediato. Instantáneamente me emociono y agradezco por eso.

Conociéndome como me conozco le dije a mi novio que TENÍA que ver La La Land ya, por razones de salud mental y emocional. Sabía que era lo que necesitaba, así que allí fuimos.

Cuando se trata de cosas que TODO EL MUNDO ama tiendo a dudar, no sé por qué es así porque si algo es aprobado por todo el mundo probablemente esté demás pero soy escéptica. Solo leí y escuche cosas buenas acerca de la peli y había visto el trailer así que sabía que, incluso si no entendía qué era lo que le veían a la peli, iba a disfrutar de ver la película por la cinematografía y la estética (increíble).  

 Me encantan las películas musicales y creo que vi todas (o casi) y mi prefe es Moulin Rouge!, desde MR! hubo algunas que disfruté pero más que nada por las canciones o los personajes, o por la sensación de alegría que me generan los musicales en general, no tanto por la calidad de la película. Baz Luhrmann cuenta la historia increíblemente y genuinamente me parece alta peli, que no es algo que pueda decir de muchos musicales nuevos.

Después de ver La La Land recuperé, como era de esperarse, mi inspiración. Posta. Me siento muy afortunada de tener el privilegio de ser testigo de un trabajo tan lindo. Me llena de esperanza que alguien haya sido capaz de contar una historia de esta manera, con un musical así.

Se hacen tantas películas hoy en día, muchas con el único propósito de recaudar plata, por lo cual no todas están buenas o tienen una visión y una idea detrás. La la land me voló el coco al hacer posible un buen musical moderno. La visión de Damien Chazelle es exquisita y única y me encanta que, como pasa en las películas de Woody Allen, Los Ángeles es la tercera protagonista. Sentí que todas las innovaciones y avances tecnológicos de efectos especiales, etc. fueron usados en favor del arte. Todo está tan bien pensado y logrado ¡hasta el nombre! La cinematografía es increíble, el uso del color es interesante, la música es original y encaja perfectamente con la historia. Las actuaciones también están muy bien. En general me encanta cómo está contada la historia (eso tiende a ser lo único que me interesa al ver una película) e, insisto, es un placer de ver.

La la land me hizo sentir. Sentí la frustración de no obtener lo que querés, la tristeza de lo que no pudo ser y, quizás lo más peligroso del mundo: coulda woulda shoulda*. Me inspiró porque me conmovió, y eso es lo que pasa cuando aprecias arte. Estuve tan ansiosa y preocupada por le futuro que sumergirme en el mundo La la land era lo que necesitaba.

Creo que siempre pensé en mí como una persona artística en el sentido de que me encanta/necesito expresarme y no puedo evitar mirar el mundo a través del arte. Suena ridículo, pero lo siento así. Trato de volcarlo en todo lo que hago, hasta en cosas mínimas, imperceptibles. Además tengo que tener el control en todo lo que me involucra porque todo es una oportunidad para expresar. Esta es una peli3

Me considero una dreamer, y La la land es una película para los que sueñan. Todavía estoy viendo cómo conjugar todas las cosas que me gustan y que me interesan, cómo hacer para que permanezcan en mi vida,  y de algún modo este blog es el resultado de eso. Lo que  sé es que el arte y la empatía que trae consigo, son necesarias en mi vida. 

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes……..

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso…. o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero…. o puedo estar contento porque mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud…. o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo…. o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas …. o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos…. o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar…. o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela…. o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar…. o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor.

Lo que suceda hoy depende de mi. Yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes.

—  Mario Benedetti

Hay mujeres que pasean
por los los bares con copas
de más regalando sonrisas.

Chicas tristes que bailan
sobre recuerdos y caricias
marchitas e invitan a hacerlo.

Está la chica que mira
por la ventana, esperando
a que pase su enamorado.

La señora que es madre
y padre, y ha tenido que
ir a trabajar un domingo
porque queda muy
poco en la despensa.

Esa chica que anoche
amaneció estudiando,
a la que el profesor
ha intentado acosar.

La niña que ha vuelto a creer
en los milagros cuando regresó
a casa su mascota sana y salva.

Ella, a la que no le importa
que el semáforo esté en rojo
a la hora de enamorarse.

¿Sabe esa chica de medidas grandes
que es preciosa y que con esa
sonrisa podría iluminar
la ciudad completa?

La verdad no sé qué está pasando
ahora mismo la mujer que se atrevió
a hacer algo que el resto dubada
que podría hacer.

La soñadora, que espera a que algún
poeta venga a escribirle, y que
trate de hacer magia con su existir,
sin saber que esa ya la lleva
por dentro.

Hay una copa de vino sobre
una mesa con la marcas de los
labios de una chica que ha decidido
que prefiere estar sola.

Ha vuelto a llorar ella,
por el dolor que se siente al escribir
un mensaje y darle a «borrar»
en vez de a «enviar».

Hay dos chicas que cada viernes
vuelven a casa fumando
y con los tacones en las manos,
a la que todos juzgan,
pero muy pocos conocen.

La señora que cuida de su marido
enfermo y le toca ser fuerte
por los dos.

A ellas, a las que han roto corazones,
pero, en especial a las que son
inteligentes
decididas
independiente
deshinibidas
brutales
caóticas
sensuales
dulces
atractivas
elegantes
sinceras
leales
cariñosas
[…]

A esas y a las que los son todo
a la vez, feliz día.

—  Intentos de poemas VIII, Karina Montero.

Estoy aterrada, tengo miedo.
Me da miedo crecer. Me da miedo el rechazo. Tengo miedo de vivir.
Quiero volver el tiempo y ser una niña que jugaba con arena, y solo tenia como responsabilidad ir al jardín.
No quiero trabajar más, pagar cuentas, llevar una casa adelante.
Tengo miedo, y no se que hacer.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes.
Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.
Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.
Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.
Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.
Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.
Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.
Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.
Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.
Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.
Hoy el día se presenta ante mí esperando a que yo le dé forma y aquí estoy, soy el escultor.
Lo que suceda hoy depende de mí, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes.
—  Mario Benedetti