Lo quiero a él.

Lo quiero a él, por como es.
Lo quiero a él, a su manera, tan molesto, tan complicado.
Porque eso me gusta, lo complicado, lo más difícil.
Si tuviera en frente una fila de chicos bonitos, y a mi izquierda estuviera él, encerrado en una jaula de fuego, sin duda alguna, lo escogería a él y trataría de liberarlo con mis propias manos;
porque prefiero lo complicado, lo prefiero a él.
Me gustan sus ojos, su mirada de gato, y su sonrisa perfecta.
Sus muecas, sus manos, sus palabras, su cuerpo, y su personalidad.
Él es una locura, por fuera parece ser un invierno en Alaska, pero cuando lo miro a los ojos y lo escucho hablar sobre lo que le gusta, puedo ver que en realidad es un hermoso verano en cualquier playa del mundo.
Él es mi chico.
Y yo soy, definitivamente su chica.
Porque desde que lo conocí, dejé de ser mi propia dueña.
Él es el único en el mundo que tiene la capacidad de romperme y arreglarme sin la ayuda de nadie.
A pesar de su locura, él es un chico increíble, y vaya que lo quiero.

Most promising underwater photographer of the year – winner. 

Orca Pod by Nicholai Georgiou (UK). 

Location: Tromsø, Norway

Georgiou got this shot during a winter sunset, with the water down to just 5C. As an envious judge pointed out, “Most underwater photographers would be happy to get a shot of a single killer whale, but Nicholai had the composure not to panic and time the shot perfectly as a pod of killer whales passed by heading into the setting sun. I’m jealous.”

Photograph: Nicholai Georgiou/UPY2017

Ella lleva  los colores del otoño en su cabello
junto con la calidez del verano en su mirada,
haciéndote sentir cual mariposas en primavera cuando sonríe.
Qué lástima que entre tantas estaciones,
sea el helado invierno el que domine su corazón.
— 

Amor en 4 estaciones,

Juego de palabras