inspiracions

Nunca

Nunca tengas una relación a distancia, porque te emocionaras ante los buenos dias y sus despedidas antes de dormir.
Aprenderás la forma que tiene de escribir, a notar sus cambios de humor con tan solo una coma, un punto, un emoticon.
Pasarás horas en el celular solo para saber un poco mas de esa persona, y a pesar de estar todo el día hablando, sentirás que fue muy poco.

Nuca te enamores a distancia porque aprenderás que un enojo no es tan fácil de solucionar, no puedes ir corriendo a ver a la persona y preguntarle qué esta mal; si uno decide, simplemente se desconecta y hasta que no este un poco mas tranquilo nada se podrá solucionar.

No tengas una relación a distancia porque cada vez que haya un logro  no podrás ir corriendo a contárselo y abrazar a esa persona. Tendrás que reprimir los deseos de mirar sus ojos, besarle y decirle lo orgulloso que estas.

Nunca tengas una relación a distancia puesto que las citas no serán a lo que estas acostumbrado, una pantalla siempre estará obstruyendo la clara visualización de su sonrisa, el tacto con sus manos y del olor de su perfume.

Nunca te enamores a distancia, porque al final del día lo único que querrás hacer es llamarle, saber de su día, de lo que hizo, lo que comió o a dónde salió, cómo la paso; estarás al pendiente de la hora en que duerma, aunque te desveles mas de la cuenta y sabrás a la perfección cuando tendrá que despertar. 

Nunca tengas un amor a distancia, porque los celos serán mas frecuentes, ya sea porque envidiaras a las personas que pueden verle a diario o aquellos que quieran aprovecharse de tu persona especial; cuando alguno se encuentre mal la impotencia te estrujara el pecho pues no puedes ir a abrazarle y acariciarle el pelo, solo podrás llamarle y decirle que todo estará bien; las risas serán algo que valores tanto cuando las escuches por primera vez que cada que se repita sentirás ese terremoto en tu ser por ser quien las provoca.

Nunca tengas una relación a distancia, porque cada día el deseo de estar con esa persona será mas fuerte, imaginaras estar a su lado, viéndola prosperar, imaginando cada movimiento, cada paso o acción. Atesoraras cada palabra de cariño que te diga y los dias especiales que transcurran. Verás como esa persona va madurando y creciendo día a día. Imaginaras la textura de su piel, el olor de su fragancia, el brillo de sus ojos la altura a su lado, su mejilla en tu brazo, y el besar de sus labios, el sabor de su sonrisa y la alegría de su cuerpo junto al tuyo.  

Nunca te enamores a distancia pues valoraras cada pequeño detalle que haga por ti: una llamada, una película, una canción, una imagen, un vídeo o una iniciativa; aprenderás que los defectos físicos son los menos importantes cuando hay un amor limpio y puro, que los problemas se resuelven hablando, que las promesas son sagradas y que cada día transcurrido es uno mas victorioso ante los estereotipos. 

Nunca te enamores a distancia porque imaginaras su rostro a diario, soñaras con su risa y te reconfortará el sonido de su voz. Que un día sin hablar con esa persona se siente como una eternidad. Memorizaras los kilometros que hay entre ustedes y todas las forma de llegar hasta donde se encuentren. Imaginaras cada día el día del encuentro y sentirás ese dolor en el pecho porque no sucederá en ese instante.

Nunca tengas un amor a distancia porque aprenderás a vivir cada día al máximo, lucharas contra esas personas que piensan que es una perdida de tiempo solo porque a ellas nunca les ha ocurrido algo igual. Querrás ahorrar todo lo posible para ir a verle, así tengas que dejar de darte ciertos lujos, harás lo imposible por juntar cada centavito que te acerque a tu meta.  

Nunca te enamores a distancia pues aprenderás a escuchar a esa persona, desde su éxito mas grande, su miedo mas profundo, hasta sus metas a futuro, lo que le ocurrió aquella tarde en bicicleta hasta la primera vez que le destrozaron el corazón. Grabarás en su mente cada tono distinto de voz, el de alegría, el de enojo, el de sorpresa y hasta el de melancolía. Comprenderás que los comparativos no existen pues si a ti te duele la distancia a la otra persona también. Que una mentira puede derrumbar todo lo construido y que las dudas no caben en la relación. Reinventaras aquellos viejos detalles, como escribir, componer, dibujar. Romperás esos miedos, aprenderás que la vergüenza no existe cuando se trata de amor, quebrantarás las normas estereotipadas de la gente ante el concepto físico de amor, Comprenderás el termino “paciencia” en carne propia, lo valioso que es el tiempo y a no quedarte con las ganas de decir lo que sientes.


Nunca tengas una relación a distancia porque te puedes asombrar de lo grandioso que es enamorarse de un alma, antes de tocar su piel.

Qué hermosa es la gente loca, la que está enamorando a su vida, la que sabe que la soledad no es una desventaja, la que arde por regalar sonrisas, por compartir historias, por prender a otros de entusiasmo, hermosa esa gente que no piensa en cómo te va a chingar o cómo se va aprovechar de ti, adoro a los que salen sin rumbo, a los que te aconsejan que sigas, que no te rindas, que te convencen de desempolvar el corazón, los rebeldes que escriben poesía sin reglas, sin estrategias, sin presión por agradar a lo que pretenden cuadrarlo todo. Yo estoy en busca de gente loca, que quiera salir a la calle a cantar, a improvisar monólogos, a sacar rutinas de comedia, a jugar al escondite, a tener una fiesta una tarde de lluvia, a comer postre en la banqueta, los que saben que los gobiernos no logran nada y por eso se dedican a sembrar suspiros, a llenar la memoria de asombro, a contagiar el sabor de las desinhibiciones, a hacer el amor sin el sexo y a tener el sexo con amor
—  Las aventuras de Califo, Quetzal Noah