Si supieras todas las veces que te he visto en línea y he tenido miles de ganas de dejar los reproches a un lado y hablarte.

Todas las veces que he escrito una tontería que no serviría para nada y he mirado fijamente el botón de enviar, para terminar borrando todo de golpe, lanzando el móvil contra la cama, para luego cogerlo cinco minutos después y volver a repetir todo. Si supieras que he probado borrar tu número, pero me lo sé de memoria y al rato estás de nuevo en mi agenda.

 Si al menos supiera que te acuerdas de mi alguna vez, que no fui algo sin importancia para ti, aunque nadie lo sepa.

Si supieras las veces que me he dormido con el móvil al lado por si me hablabas inesperadamente otra vez, como antes, cuando no dormíamos por una frase más.

Si supieras las ganas que tengo de que al despertar tenga un simple “Hola"  tuyo.

Si supieras las ganas que he tenido de mandarte a la mierda. Si supieras las veces que he recordado que hablábamos en serio y terminábamos riendo, las ganas de por un día soltarlo todo y que nada me parara.
 
Si supieras las ganas que te tengo. Si supieras que te quiero, aunque no sirviera para nada.

—  Defreds.