inexpugnable

Hablar del otoño
es hablar de flores muertas,
de balas perdidas,
de calles desiertas.

Hablar del otoño
es hablar de frío,
de ausencias,
de paisajes sombríos.

Hablar de ti va de todo
menos de sonrisas,
hablar de ti es como
quitarnos todo
por las prisas,
es llenarnos de deseos
incandescentes,
de almas ardientes,
de vacíos inermes,
de memorias
borrosas,
de sueños perdidos.

Hablar del otoño,
de la tristeza,
de ti,
es como hablar de lo mismo;
de sendas de aforismos,
de amores inexpugnables,
de cartas sin destinatario,
de trenes que se alejan y pasan de largo
como tú.

Aunque podría decir
que soy libre,
que estando lejos
no puedo mirarte.
Pero llueve,
hace frío,
hay cielos tristes,
y sobre todo,
es otoño.

Por eso hablo de ti,
porque me pareces triste,
lejana,
tan imposible
como esa felicidad
en la que no creo.

Hablo de ti
para matar el tedio,
para disimular mis lágrimas,
para abrazarte en la soledad
más profunda de mi alma.

Como si con eso fuera suficiente
porque tú eres otoño,
eres invierno,
eres ese frío
que llevo clavado en el pecho.

Un No

Originally posted by magic-spelldust

No, esto no va a cambiar,

de nada sirve

cambiarse los papeles,

yo soy sordo y tu muda,

yo no tengo carta ni tú un buzón,

yo no tengo pecados ni tu reproches.


De nada sirve

cambiarse los papeles,

esto no va a cambiar.

Es todo cuestión de ese No.

Rotundo, presidencial

un No enorme entre tú y yo.


Un No que vale de respuesta y pregunta.

Mudo, sordo,

desprovisto de sobre y buzón,

sin pecados ni reproches,

sin ti y sin mi,

un solitario e inexpugnable No.


<< -Pero y si…

-No>>