imponence

anonymous asked:

Hola :) , Una pregunta ¿como puedo saber si le gusto a un cancer ? Y bueno como puedo hacer para conquistarla <3

Cancer casi siempre está en relación o es continuamente solicitada 😂😂(No se como decirlo ) Bueno ella busca seguridad,misterio,asombro,novedad,cariño,caballerosidad.

Sabes que le gustas cuando es tierna te hace ojitos o te trata de proteger y de imponer cosas.

Para enamorar debes ser sutil *No la asustes eh*

Ser un amigo interesante pero no al límite de la friendszone, compartir cosas en común y ser amable y chico malo (tipo escorpio con sentimientos encontrados)

LO QUE ME GUSTA Y LO QUE NO DE CADA SIGNO:

Aries:

Lo que me gusta:
Tu actitud, la facilidad que tenes para hacer amistades. Lo bien que te llevas con la gente. Tu generosidad, no tenes problema en prestarle lo que sea a quien sea. Tu tenacidad. La fortaleza que tenes para salir adelante en cada situación difícil. Tu VALENTÍA y  tu vitalidad. La manera en que emanas energía positiva
Lo que no me gusta:
Tu agresividad, tu impulsividad, tu temperamento violento. Tu autoritarismo, no toleras que no se haga lo que vos queres. Tu forma de imponer tu pensamiento hacia los demás. Tu IMPACIENCIA. Tu rechazo hacia los consejos ajenos. 

Tauro:

Lo que me gusta:
Tu perseverancia, tu paciencia para hacer las cosas. Que te tomes tu tiempo y no te apures. Tu fuerza de voluntad y tu constancia. Que tengas los pies bien puestos sobre la tierra. Tu tranquilidad para actuar. Tu sinceridad. Tu fidelidad. Tu independencia. Tu prudencia. Que reflexiones antes de tomar una decisión.
Lo que no me gusta:
Tu obstinación. Tu superficialidad. Tu elección a la hora de elegir amistades. Tu avaricia. Que a veces seas demasiado reservado. Tu falta de comunicación con los demás. Tu gran posesividad y celos tanto con amigos, familia y AMORES.

Géminis:

Lo que me gusta:
Tu humor, tu actitud. La forma en la que te mostrás al resto: siempre alegre. La capacidad que tenes de alegrarle al día a cualquiera. Tu ingenuidad. La inocencia que muestra tu rostro. Tu curiosidad, la necesidad que tenes de saber todo sobre todos. Tu falta de violencia. Tu astucia. Lo fácil que es para vos contagiar sonrisas. Aunque estés teniendo uno de tus peores días tendrás dibujada una sonrisa en tu cara. Tu jovialidad.
Lo que no me gusta:
Tu frialdad en el amor. Tu falta de fidelidad. Tus cambios de humor con demasiada frecuencia. Tu INDECISIÓN. Tus estados de pesimismo extremo. Tu temperamento nervioso. Que te aburras demasiado rápido de algo. Te cuesta reconocer tus errores. Tus CONTRADICCIONES.

Cáncer:

Lo que me gusta:
Tu sensibilidad. Tu generosidad. Tu humor, tu carisma. Los sacrificios que podes llegar a hacer por alguno de tus ideales. Tu tranquilidad. Das todo en el amor. Tu astucia. Tu preferencia a la verdad antes que a la mentira. Tu amor por lo extravagante. Tus consejos. Que tus verdaderos amigos puedan contar con vos. Que sepas guardar secretos. La importancia que le das a tus relaciones sentimentales.
Lo que no me gusta:
Tus cambios de humores extremos. Tu exageración. Tu pesimismo. Tu autoritarismo. Tus celos. La agresividad que podes demostrar a veces. La sensibilidad que tenes ante la opinión de los demás. Tu soledad. Tu complicada personalidad. Tus estados de melancolía.

Leo:

Lo que me gusta:
Tu facilidad para socializar con los demás. El talento que tenes para hacer sentir cómodo a alguien… Así como también incómodo. Tu sinceridad. Tu amabilidad. Tu gran FIDELIDAD. Tu generosidad con las personas que sabes que valen la pena ayudar. Tu organización. Tu capacidad de ser un gran anfitrión. Tu gran FORTALEZA y perseverancia. Tu vivacidad. La manera en la que podes irradiar buen humor. Tu coraje y valentía. Das TODO por quienes consideras tus verdaderos amigos.
Lo que no me gusta:
Tu egocentrismo. Tu gran orgullo. Tu resentimiento. Tu impulsividad. El poco tacto que tenes para decir algunas cosas. La necesidad que tenes por el protagonismo. Tu agresividad. Tu rencor. Podes llegar a ser bastante hipócrita. Tu sensibilidad hacia las adulaciones. Tu IMPULSIVIDAD. Tu frialdad en el amor.

Virgo:

Lo que me gusta:
Tu inteligencia, tu forma de razonar. Tu gran capacidad de análisis. Tu curiosidad sobre cosas extrañas. Tu espíritu de SACRIFICIO, das todo por tus seres queridos. Tu meticulosidad. Tu minuciosidad. Tu tranquilidad. Tu creatividad. Tu organización. Tu independencia. Tu simpatía. La dedicación y empeño que le pones a lo que te gusta hacer.
Lo que no me gusta:
Tu PESIMISMO, negatividad, tu melancolía. Tu excesiva seriedad. Tu obstinación. Que sientas más con la cabeza que con el corazón. Tu tendencia a mentir. Que seas bastante escéptico. Tu ironía. Tu excesiva frialdad en el amor. Tu exageración. Tu sobre-exigencia. Y que seas poco demostrativo.

Libra:

Lo que me gusta:
Tu gentileza. La facilidad que tenés para hacer amigos y relacionarte. Tu sentido del humor. Tu equilibrio. La energía armoniosa que transmitís. Tu talento para la comprensión. El sacrificio que podes hacer para lograr lo que te propones. Tu gran carisma. Tu intuición. Tu optimismo. Tu capacidad para la seducción. Tu belleza innata.
Lo que no me gusta:
Que escondas tus defectos. Que seas bastante superficial. Manipulador muchas veces. La indiferencia con la que te mostras. Que te guíes por la belleza. Tu falta de iniciativa. A veces podes ser bastante egocéntrico o vanidoso. Tu INDECISIÓN. Tu falta de tacto que podes mostrar en algunas ocasiones.

Escorpio:

Lo que me gusta:
Tu ambición. Tu sensibilidad. Tu perseverancia. Tu rebeldía. Tu timidez. La forma en que estudias a los que te rodean y lo usas a tu favor. Tu intuición. Tu sensualidad. Que por dentro seas una persona muy vulnerable. Tu curiosidad. Tu humor irónico. Tu inteligencia.
Lo que no me gusta:
Tu agresividad. Tu carácter fuerte. Tu mal humor. Tu falta de confianza hacia los demás. Tu obstinación. Tu orgullo. Tus celos y posesividad en exceso. Tus CRISIS DEPRESIVAS. Tu orgullo. Tu necesidad de DOMINAR.

Sagitario:

Lo que me gusta:
Tu OPTIMISMO. Tu independencia. Tu sentido del humor. Tu amor por los viajes y aventuras. Tu simpatía. Que tengas un carácter sincero. Tu tolerancia. No sos para nada envidioso. Tu jovialidad. Tu fuerza y vigor. Tu desenvoltura. Tu confianza en vos mismo. Siempre ves el lado positivo de las cosas.
Lo que no me gusta:
Tu arrogancia, hipocresía y egoísmo. Tu impaciencia. Tu falta de seriedad para muchas cosas. Tu orgullo. Tu testarudez. Podes llegar a ser bastante rencoroso a veces. Tu falta de tacto.  Poco delicado. Tu impulsividad y falta de organización.

Capricornio:

Lo que me gusta:
Tu generosidad EXCESIVA. Tu paciencia y perseverancia. tu madurez. Tu sentido de la responsabilidad. Tu tranquilidad. Tu independencia. En tu persona no existe nada relacionado con el egoísmo. Tu inteligencia. Tu sentido de fidelidad. Tu talento para ser un gran líder. Tu capacidad de organización.
Lo que no me gusta:
Tu PESIMISMO. Tu avaricia. Tu tendencia a la soledad. Tu extremada RESERVA. Tu frialdad. Tu temerosidad. Tu poco sentido del humor. Tu orgullo. Tu introversión. Que trates de ocultar tus sentimientos. Tu falta de espontaneidad. Tu sobre-exigencia tanto a ti como a la gente que queres dentro de tu vida.

Acuario:

Lo que me gusta:
Tu intuición e inteligencia. Tu amor por lo extravagante, por lo raro. Tu espontaneidad. Que debajo de tu capa de frialdad seas una persona sentimental. Idealista. Tu ingenio. Tu curiosidad. Tu afán por salvar el mundo. Tu rebeldía. Tu bondad y altruismo. Tu optimismo.
Lo que no me gusta:
Tu individualismo. Tu egocentrismo. Tu necesidad de llamar la atención y dominar. Tu vanidad y arrogancia. Tu indiferencia. Tus cambios de humor en extremo, tu inestabilidad. Poco conformista. Te cuesta aceptar cuando estas enamorado.

Pisicis:

Lo que me gusta:
Tu sensibilidad. Tu intuición. Tu generosidad. Tu gran capacidad para la imaginación. Tu sencillez. Tu emotividad y versatilidad. Tu paciencia y TRANQUILIDAD. Tu dulzura. Tu romanticismo. Tu amor por el arte. Tu sentido del humor. Tu desarrollada capacidad creativa. Tu capacidad para escuchar. Tu empatía.
Lo que no me gusta:
Tu indecisión. Tu timidez. Tu miedo a equivocarte siempre. Tu pereza. Tu tendencia hacia la autodestrucción de tu persona. Tu tendencia a ofenderte con facilidad y también a la melancolía. Tu dependencia. Tu vulnerabilidad. Tu pesimismo y negatividad.

-Luna

Lui è bello davvero, non in senso fisico. Anche quello, ma solo quello non basta. Lui è bello perché è vero, perché è spontaneo. E’ bello perché è intelligente, perché è curioso. E’ bello perché é allegro, perché é un'entusiasta.
E’ bello perché non ha bisogno di usare tattiche per piacere alle persone, perché se piace è bene, se non piace non gli importa. E’ bello perché è onesto, sincero, diretto. E’ bello perché quando guarda lo fa con attenzione, è bello perché i suoi abbracci, le sue carezze sostituiscono di gran lunga le parole, è bello perché i suoi silenzi parlano. E’ bello quando è scettico, è bello quando alza gli occhi al cielo, è bello quando scoppia a ridere. E’ bello quando mi prende in giro e poi mi abbraccia, è bello quando non è d'accordo con me. E’ bello perchè non ha paura di contraddirmi, ma ascolta quello che ho da dire. Non mi scavalca, non si impone. E’ bello perché è competitivo, perché non si arrende. E’ bello perché è caparbio. 
E’ bello perché è presente, perché è attento, é bello perché conosce i miei lati odiosi e li accetta comunque, “non saresti tu”.. una volta mi disse e a seguito mi baciò, è bello perché è ironico.
E’ bello perché non regala la sua fiducia a chiunque, perché nei suoi segreti fa entrare solo me. E’ bello perché mi é complice, é bello perché mi da forza, coraggio, mi sprona a dare il massimo. E’ bello perché può sembrare timido e freddo, quando lo vedi per la prima volta, ma solo perché non regala il suo bene a chiunque, perché se vuole bene ci crede davvero, te ne vuole sul serio e questo non può accadere in un giorno.
E’ bello perchè per gli amici c'è sempre, perchè se gli chiedi aiuto non si sottrae mai. E’ bello perché è possessivo ma non ossessivo, perché mi protegge… E’ bello perché si preoccupa per me. E’ bello perchè preferisce scrivermi “scendi, sono sotto casa” piuttosto che “mi manchi”. E’ bello in ogni suo lato, nonostante i difetti, per me è cosi bello che ogni volta che lo guardo mi domando se davvero esista o se sto solo sognando.
—  Katia Vergone
Era una persona muy paciente, tranquila. Siempre se mantenía lejos de la polémica, las discusiones, los debates, la controversia.
Simplemente no era lo suyo.
Cuando alguien tenía una opinión diferente, podía aceptarla con tranquilidad sin sentir la necesidad de compartir la suya ni mucho menos imponerla. De hecho, muy pocos habían escuchado su opinión con respecto a algo, o a alguien, cualquier cosa.
En el amor era igual. Muy complaciente (a veces excesivamente), evitaba los altercados a toda costa, incluso cuando tenía razón, y siempre terminaba disculpándose antes de tiempo, aunque no hubiera cometido ningún error.
Siempre cedía, hasta en las cosas más sencillas: “Quiero comer pizza hoy, decía, pero yo quiero hamburguesa, le decían, está bien, hamburguesa está bien, cedía”.
“Quiero ir a cine hoy, decía, pero yo quiero salir a bailar, le decían, está bien, bailar está bien, cedía”.
Y así con todo, hasta que un día le pidieron que cambiara de personalidad, de pasiones, de reacciones, de pensamientos, de sentimientos, de pasatiempos…
Y lo intentó. De verdad lo intentó, pero dejó de ser.
Y perderse a uno mismo es peor que perder la vida.
Entonces aprendió. 
Aprendió que hay que ceder lo necesario, sí, pero no lo suficiente como para matar nuestras fibras vitales, nuestra esencia, lo que nos hace ser quienes somos. Eso también es suicidarse.
Y lo más cruel de suicidarse en vida es seguir viviendo.
—  Psicotinta.
En mi infructuosa búsqueda de historias de amor ignoré la que está en mi casa. Culpo a la saturación en el mercado y la versión irreal que nos intentan imponer. 
Cada día me doy más cuenta que, de forma injusta, veo a mis padres como seres un poco ajenos a la realidad en la que todos existimos. Esto es que no acostumbro entenderlos como personas comunes y corrientes, sino que los veo como padres y todo lo que conlleva ese término. 
Mi mamá y mi papá son las personas con las que siempre pueda contar, son personas que parecen tener todas las respuestas o que hacen lo que sea necesario para encontrarlas si las necesito. Son entes que parecen tener energía inagotable, siempre están ahí, siempre me ayudan a resolver asuntos, siempre me cuidan. Todo eso me ha llevado a deshumanizarlos. En mi mente son súper héroes, pero no debo olvidar que también son personas. Este concepto de mis padres me ha permitido ser injusto con ellos y ahora me doy cuenta de lo terrible de muchas de mis acciones. Pero esa es otra historia, demasiado larga para hoy.
 Afortunadamente cuento con muchas personas que tienen historias sobre mi mamá y mi papá, esto me ha permitido aterrizarlos y verlos como las fabulosas personas que son. La historia que he estado ignorando todos estos años inició antes de que yo existiera y está llena de fantásticos capítulos que por sí mismos son lecciones sobre lo que en verdad es el amor y en conjunto forman la historia de, en palabras de mi abuelita: “una relación exitosa en todos los niveles.”
No tengo todos los detalles, no he terminado de armar la historia, pero quisiera compartir un par de anécdotas. Antes de eso daré un poco de contexto. Mis papás vivían en la misma colonia a un par de calles de distancia. Me parece que fueron a las mismas escuelas y se conocían o al menos se ubicaban desde niños. Mi mamá me ha dicho en repetidas ocasiones que mi papá no le hizo caso durante muchos años, pero eventualmente fueron novios por seis años, se casaron y han estado juntos más de treinta años. 
La primera anécdota la he escuchado varias veces y no le había dado las dimensiones que merecía. No recuerdo cuanto tiempo tenían de noviazgo en esa época, pero tenían un buen rato juntos y mi mamá decidió irse una temporada a Chicago. Para esto debo describirles un poco a mi papá, es la clásica mente científica, curiosa y disciplinada. Mi papá es un matemático de formación e informático de pasión. Tiene una mente creativa para resolver problemas, es un hombre metódico y en ocasiones cuadrado. El gran detalle de mi papá es que para las cuestiones emocionales es frío. Dicho esto hoy me volvieron a contar sobre el día en el que mi mamá se fue. No voy a entrar en muchos detalles solo quiero mencionar lo importante. Cuando la estaban despidiendo y ella se fue a las salas de espera del aeropuerto, mi papá dijo “disculpe” y se apartó de todos, en ese momento no pudo aguantar más el llanto. En mi vida he visto llorar a mi papá creo que dos veces. Lloró un poco cuando falleció su papá y también cuando falleció su mamá. Había escuchado esta historia varias veces y no le había dado importancia, hasta hoy cuando me contaron esa historia y la siguiente.
Lo que todos recuerda de la boda de mis papás es que a mi papá se la pasaron las copas y cuando los llevaron al aeropuerto para que se fueran de luna de miel no lo dejaron subir al avión y tuvieron que irse al día siguiente. Todos lo cuentan y se ríen de cómo iba con medio cuerpo afuera de la ventana del carro camino al aeropuerto, brindando con la gente y gritando que estaba feliz. Había escuchado esas historias muchas veces, pero hoy contadas una tras de otra me di cuenta de que mi papá se casó con el amor de su vida. El hombre que no llora se casó con la persona a la que lloró cuando se fue un tiempo, la persona a la que esperó y no cabía de felicidad cuando se casó, era tanta su alegría que tuvo que gritarla y compartirla ese día con todos los pasajeros de los coches en el tráfico camino al aeropuerto. Mis papás siempre nos han hablado sobre la importancia de tener una pareja que te empuje a crecer y ser eso para tu pareja. Tonto yo que no me había dado cuenta que ellos son un gran ejemplo de lo que es el amor, la fidelidad, el compromiso y la superación como pareja y familia. 
He vivido cegado por lo llamativo de lo que nos intentan vender y no había prestado la atención necesaria a lo que tengo en el seno de mi familia. Tantas historias que he escuchado mil veces sin prestarles la atención debida. Vivo buscando historias, vivo buscando amor y formas de expresarlo, sin notar el que me rodea.
—  El diario vacío, Ave Literaria.
Nos quieren callar, nos quieren dormir, nos quieren sumisos para mantener tu resignación bajo su control..
—  Canto a la rebelión - Ska-P
SINDROME DE ASPERGER

INTRODUCCIÓN
No existen dos seres humanos iguales. Las personas con Síndrome de Asperger comparten ciertas características, pero difieren en otras. Cada persona con Asperger es singular y única. Las siguientes características nos sirven de guía, para sospechar que una persona pueda tener esta discapacidad. Sólo después de verlas todas podemos tener una visión de conjunto, y sólo si creemos que se adaptan a las peculiaridades del niño debemos buscar asesoramiento profesional.
Es en la edad escolar cuando los padres empiezan a preocuparse por ciertas conductas de su hijo que no acaban de comprender. Es entonces cuando esta información puede ser más útil y es por ello que muchas de las siguientes afirmaciones hacen referencia a dicho periodo en el desarrollo.

HABILIDADES SOCIALES Y CONTROL EMOCIONAL
No disfruta normalmente del contacto social.
Se relaciona mejor con adultos que con los niños de su misma edad.
Tiene problemas al jugar con otros niños.
No entiende las reglas implícitas del juego.
Quiere imponer sus propias reglas al jugar con sus pares.
Quiere ganar siempre cuando juega.
Prefiere jugar solo.
Le cuesta salir de casa.
El colegio es una fuente de conflictos con los compañeros.
Por lo general no le gusta ir al colegio.
Es fácil objeto de burla y/o abusos por parte de sus compañeros, que se suelen negar a incluirlo en sus equipos.
No se interesa por practicar deportes en equipo.
Tiene poca tolerancia a la frustración.
Cuando quiere algo, lo quiere inmediatamente.
Le cuesta identificar sus sentimientos y tiene reacciones emocionales desproporcionadas.
Llora fácilmente por pequeños motivos.
Cuando disfruta suele excitarse: saltar, gritar y hacer palmas.
Tiene más rabietas de lo normal para su edad cuando no consigue algo.
Le falta empatía: entender intuitivamente los sentimientos de otra persona.
Puede realizar comentarios ofensivos para otras personas sin darse cuenta, por Ej.: “que gordo”.
Tiene dificultad para entender las intenciones de los demás.
No tiene malicia y es sincero.
Es inocente socialmente, no sabe como actuar en una situación.
A veces su conducta es inapropiada y puede parecer desafiante.
No entiende los niveles apropiados de expresión emocional según las diferentes personas y situaciones: puede besar a un desconocido, saltar en una iglesia, etc..
No se interesa por la ultima moda de juguetes, cromos, series TV o ropa.

HABILIDADES DE COMUNICACIÓN
No suele mirarte a los ojos cuando te habla.
Interpreta literalmente frases como: “hay miradas que matan”.
Se cree aquello que se le dice aunque sea disparatado.
No entiende las ironías como: “A ti no te gustan los helados”.
Habla en un tono alto y peculiar: como si fuera extranjero, cantarín o monótono como un robot.
Posee un lenguaje hiperformal, hipercorrecto.
Inventa palabras o expresiones idiosincrásicas.
En ocasiones parece estar ausente (como en la luna), absorto en sus pensamientos.
Habla mucho.
Se interesa poco por lo que dicen los otros.
Le cuesta entender una conversación larga.
Cambia de tema cuando está confuso.

HABILIDADES DE COMPRENSIÓN
Le cuesta trabajo entender el enunciado de un problema con varias frases y necesita que le ayuden explicándoselo por partes.
Tiene dificultad en entender una pregunta compleja y tarda en responder.
No comprende porqué se le riñe, se le critica o se le castiga.
Le es difícil entender cómo debe portarse en una situación social determinada.
Tiene problemas para vestirse.
Se suele poner las zapatillas o la camiseta del revés o no encuentra el camal del pantalón.
Suele no ser bueno con los puzzles.
Tiene una memoria excepcional para recordar datos, por ejemplo: fechas de cumpleaños, hechos sin importancia, etc…
Le gustan las asignaturas lógicas como las matemáticas y las ciencias en general.
Aprendió a leer solo o con escasa ayuda a una edad temprana.
Su juego simbólico es escaso (juega poco con muñecos) o demuestra escasa imaginación y creatividad.
Es original al enfocar un problema o al darle una solución. Tiene un gran sentido del humor.

INTERESES ESPECIFICOS
Está fascinado por algún tema en particular y selecciona con avidez información o estadísticas sobre ese interés. Por ejemplo, los números, vehículos, mapas, clasificaciones ligueras o calendarios.
Ocupa la mayor parte de su tiempo libre en pensar, hablar o escribir sobre su tema.
Suele hablar de los temas que son de su interés sin darse cuenta si el otro se aburre.
Repite compulsivamente ciertas acciones o pensamientos. Eso le da seguridad.
Le gusta la rutina.
No tolera bien los cambios imprevistos (rechaza un salida inesperada).
Tiene rituales elaborados que deben ser cumplidos. Por ejemplo, alinear los juguetes antes de irse a la cama.

HABILIDADES DE MOVIMIENTO
Tiene una pobre coordinación motriz.
No tiene destreza para atrapar una pelota.
Tiene el niño un ritmo extraño al correr.
Le cuesta abrocharse los botones o hacer un lazo con la cordonera de los zapatos.

OTRAS CARACTERISTICAS
Miedo, angustia o malestar debido a:
Sonidos ordinarios, como aparatos eléctricos.
Ligeros roces sobre la piel o la cabeza.
Llevar determinadas prendas de ropa.
Ruidos inesperados.
La visión de ciertos objetos comunes.
Lugares ruidosos y concurridos.
Ciertos alimentos por su textura, temperatura.
Una tendencia a agitarse o mecerse cuando está excitado o angustiado.
Una falta de sensibilidad a niveles bajos de dolor.
Tardanza en adquirir el habla, en pocos casos.
Muecas, espasmos o tics faciales inusuales.

Soy heterosexual, soy hombre, me gustan las mujeres…pero también me gusta llorar por nada (felicidad , tristeza o lo que fuere), me gusta ver pelis románticas y llorar o no. Me gusta ayudar a las minas como amigo. Me gustan las minas independientes, sin miedo, de esas a las que algunos temen no poder controlarlas, porque yo no las quiero controlar, quiero que sean libres. Me gusta defender a los gays y las lesbianas. Me gusta tener sexo, pero no con cualquiera como te lo “imponen” de chico “See, vos cojete a todas, aprovecha. Son todas putas.” No loco 2016, cada uno es libre de hacer lo que quiera, sea hombre o mujer. Basta. Harto de eso. Harto de todo lo que nos pueden llegar a imponer. Gracias a Dios puedo pensar diferente a la gran mayoría

sepan que lo que una persona diga no equivale a la edad que tenga, no porque yo diga pelotudeces voy a ser una nenita de 10 años, ni tampoco por tener una opinion seria voy a tener 30 años, cada uno lleva la madurez o la seriedad en la mente, NO en la edad, asique dejen de inventar que el fandom se esta llenando de nenitas de 12 años porque que yo sepa en el fandom mayormente hay gente de 15 para arriba, asi que no se vengan a hacerse las disciplinadas y a imponer seriedad por ser mayor

La fragilità è un valore umano. Non sono affatto le dimostrazioni di forza a farci crescere, ma le nostre mille fragilità: tracce sincere della nostra umanità, che di volta in volta ci aiutano nell'affrontare le difficoltà, nel rispondere alle esigenze degli altri con partecipazione.[…] Il fragile è l’uomo per eccellenza, perché considera gli altri, suoi pari e non, potenziali vittime, perché laddove la forza impone, respinge e reprime, la fragilità accoglie, incoraggia e comprende.

Vittorino Andreoli    -    L’uomo di vetro

Le anime discrete sono quelle che fanno il mondo: senza di esse, più nulla può reggere.

Pierre Zaoui, La discrétion. Ou l’art de disparaître, ed. Autrement, 2013 (edizione italiana del 2015 per la casa editrice il Saggiatore)

In una società che vive di apparenza e spettacolarità, la discrezione è una necessaria forma di resistenza. Spegnere i riflettori, abbassare il volume, godere dell'anonimato sono gesti politici prima che morali. La discrezione è un'arte, un atto volontario, una consapevole scelta di vita in un mondo che ci vorrebbe sempre connessi, protagonisti, inesorabilmente presenti, e in cui s'impone l'urgenza di una tregua, di staccare e sparire. Come quando, in un paese straniero, assaporiamo la massima libertà di non essere riconosciuti, la discrezione è arte della scomparsa: non nascondere nulla fino a non avere più nulla da mostrare, fino a rendere la propria presenza impercettibile. È arte della sottrazione, non per negare ma per affermare se stessi, e al contempo far scomparire quello che ci definisce. È aprirsi al mondo senza toccarlo, è gioia di “lasciar essere” le cose. È ancora possibile oggi, tra selfie e YouTube, essere discreti? Secondo Pierre Zaoui la risposta è sì: anzi, la discrezione è la nuova faccia della modernità, frutto delle libertà offerte dalle nostre società democratiche.

“Nadie desarrolla su personalidad porque se le diga que es bueno y oportuno hacerlo.

 

Jamás la naturaleza se ha dejado imponer mediante bondadosos consejos.

 

Solo una causa eficaz que crea un apremio pone a la naturaleza en movimiento, incluso la naturaleza humana.

 

Sin necesidad nada cambia, aún menos la naturaleza humana que es inmensamente conservadora por no decir inerte; es necesario una grave necesidad para estimularla fuertemente.

 

Así, el desarrollo de la personalidad no obedece a ningún deseo, ninguna orden, ningún aviso.

 

Solo obedece a la necesidad; es preciso que sea motivado por la coacción de un destino interno o externo”. 

Carl G. Jung

* * *