idea absurda

Me parece que estás hermosa

“Me parece que estás hermosa”

Eso te diría si yo fuera ese espejo
frente al cual todas las tardes te posas interrogativa.

Me parece que estás hermosa
con todas esas reclamaciones que te haces a ti misma
con todas las críticas hacia los defectos
que dices tener y que yo no encuentro.

Te diría que aprendas un poco sobre el miedo,
que sepas de él, que es un sentimiento muy poderoso,
y sabe convencer de las más absurdas ideas a quien le pide su opinión.

De tal manera que te invitaría a mandar al carajo el miedo y los prejuicios,
porque hoy estás hermosa
porque mañana lo seguirás siendo.

Y yo estaré observando tras el espejo

abrazando cada uno de tus complejos

para recordarte que siempre estás hermosa

y que la vida ahí fuera

necesita tu color, tus pasos firmes, seguros,

y sobre todo, necesita urgentemente tu sonrisa. 



Mario Cid / Cartas y Flores

Eras tan libre como para pedirte
que dispusieras voluntad
para quedarte,
eras tan libre, fresca como
el perfume del eucalipto
y el olor a pan que viaja
con el aire y cuando
se junta con el aroma del café
se reconoce en la boca
como el sabor
de un primer beso,
eras tan libre
que tu hechizo vagaba
con la absurda idea
de que a mi lado
serías más feliz con tu libertad,
siempre el egoísmo,
la atadura, ese deseo humano
de querer que alguien
habite un deseo mutuo
de aferrarse a pesar
de toda marea y tormenta
—  De salsa y tango, Quetzal Noah
Por un momento creí que todo estaría bien, levantarse de un mal día con un gran sorbo de café, ingerir una bocanada enorme de esperanza y salir al mundo a contarle que tu sonrisa ya no me adornaba la vida; pero nada de eso ocurrió. Apareciste en un cielo gris, te me desvaneciste en las manos cuando te escapas entre la gente, aunque nada de esto funcionará, algo de ti se quedó: Tu torpeza, las ganas de salir a caminar en días nublados, tu barba desproporcionada, las ganas de ser y no conmigo, la idea absurda de compartirte mis nostalgias de verano, conocerte más allá del ruido de tu música rara. Haz sido una linda ironía de saber que algunas veces me arrepentiré de mi impuntualidad y todo porque llegué tarde a tu vida, o bueno, nunca me dejaste llegar.
—  Café para la Luna, Daniela Arboleda.
Pupilas llenas, cerebros vacios

Durante estos días he estado pensando sobre un estado de una conocida que leí por casualidad o quizá porque uno actualmente se puede enterar de todo en una red social, escribía lo siguiente:
“Harta de que solo se fijen en el exterior, lo demás no les importa”, ahí nació la poesía “ERES BELLA”, que subí hace unos días, pero para mi no acabo ahí la cosa, el tema siguió dando vueltas en mi cabeza, como casi todo lo que me rodea, no sé, es mi naturaleza.
Me puse a pensar en toda esa industria mercantil que nos bombardea; maquillajes, fajas, brasiers push up, con relleno, sin costuras, pantaletas con pompas, para levantar, para reducir, cremas para la celulitis, mascarillas, pomadas, jugos, pastillas, inyecciones, tratamientos, postizos, alargadores de pestañas, pestañas postizas, uñas acrílico, tatuaje de ojos, de cejas, tintes, ¡pffffff!, no termino nunca; miles de productos diseñados para una mujer insatisfecha, insatisfecha con ella, con lo que ve en el espejo; productos para mujeres que han comprado la idea absurda de que una mujer bella debe tener ciertas características; piel de porcelana, ojos claros, cabello rubio o castaño, pestañas largas y rizadas, pompas redondas, firmes, paráditas, busto no menor de un 34B, cintura de 60 cm, piernas largas disfrazadas con tacón alto, etc,etc,etc; el problema no es lo que la sociedad ha dicho que es belleza, si no que tú lo haz creído y usas por lo menos 3 productos de ese listado; te pones, te quitas, te subes más la faldita, escote y luego dices “estoy cansada de que solo vean el exterior”, ¿que más esperas que vean?, si es lo único que arreglas a diario, es lo único que te preocupa perfeccionar, es lo único a lo que le dedicas tiempo, que le quitas y le pones como si fueras árbol de navidad, ¿que más quieres que vean?; la culpa no es de ellos, la culpa la tienes tú, tú que prefieres gastar 600 pesos en productos milagros y no gastarlos en un buen libro, una buena película, un viajecito corto, un museo, un café que te haga detener el mundo ajetreado y analizarlo, la culpa es tuya, porque así como hay gimnasio para el cuerpo lo hay para lo de adentro, pero tú prefieres llenar pupilas que cerebros, así vivimos, con las pupilas repletas pero cerebros huecos.
Eres bella mujer, eres perfecta, así como eres, por naturaleza, eres vida, eres la capacidad máxima de amor, no es malo que te quieras ver linda, pero eso no es lo que más importa hoy, el exterior es el exterior, se acaba, se lastima, se desgasta porque es así, eso pasa con todas las fachadas, pero el interior permanece; no intacto, porque crece, a medida que avanzan los años crece, resplandece; eres bella mujer, no te martirices, no te arregles para los que pueden ver pero son ciegos, arreglate para los que tienen los ojos abiertos, tan abiertos que son ventanas en las que se refleja el cielo y el sol, y las estrellas, arreglate para ellos, ponte bella.

-Sofía Mendoza
Algo que debes saber si sales con un:

Aries: Son muy divertidos. Y optimistas, y positivos, ¿qué algo no sale como se esperaba? No pasa nada, se cambia el plan y punto, la cuestión es divertirse, y pasárselo bien y vivir cada momento como si fuera el último. Aries es así. No desperdiciará ni un minuto de su vida, o al menos, lo va a intentar con todas sus fuerzas, y no, odia que intenten hacérselo perder a él o a ella.

Tauro:Tauro sabe lo que le gusta y lo que no. Esta es la razón por la que son conocidos por su “estabilidad”. Están muy centrados en su camino, en sus cosas, y eso no quiere decir que sean aburridos pero sí necesitan ese empujón y quizás un poco de presión por parte de la persona adecuada para hacer algo distinto a lo que está acostumbrado, pero un poquito, no te pases, y con argumentos buenos, no porque sí. Hay que ir introduciendo despacio la idea, y asegurarte de que se siente cómodo y no obligado.

Géminis:Géminis quiere vivir la vida al máximo, y se le nota de lejos. Es hiperactivo, hace mil cosas a la vez y cualquier plan que le propongas le parecerá divertido, por probar que no sea. Es extraño ver a un Géminis apático, sin ganas de disfrutar o de pasárselo bien con nuevas experiencias. Puede llegar a ser muy divertido, seguro que no te aburres.

Cáncer:Son extremadamente protectores de lo que es suyo, con Cáncer siempre sentirás que estás a salvo a pesar de que el mundo se caiga a pedazos. Es cariñoso y a veces puedes confundir sus ganas de protegerte con la posesividad. Por supuesto que no querrá compartirte con nadie pero adora que sepas ser sociable con todo el mundo, que seas alguien especial y que la gente te tenga cariño y aprecio.

Leo: Leo está lleno de energía, eso de quedarte en casa amargado, triste y sin ganas de vivir, como que no. Ya se encargará de arrastrarte de los pelos a la calle si hace falta, a tomar el aire, a cenar, a pasarlo bien de fiesta, a disfrutar, a respirar el momento, a vivir el presente, sintiendo que quizás si no lo haces en el momento no lo puedes hacer nunca. Contagian alegría cuando quieren, mucha.

Virgo: A Virgo le costará un poco de tiempo poner su confianza en ti, en ti y en cualquiera, pero una vez que lo hace, hasta el final. La mayoría de gente de su confianza son personas que han permanecido en su vida durante muchos años y que algunos, incluso ahora, ni siquiera lo conocen del todo. No es una persona que haga amigos fácilmente, tiene muchos conocidos pero amigos que cuenta con los dedos de la mano. Sabe separar.

Libra: A Libra le encanta lo bello de todo, se “enamora” fácilmente con detalles, con gestos, además puedes empezar a gustarle después de conocerte, los flechazos pueden darse a menudo pero también se enamora de la persona, así que, no pierdas la esperanza si al principio no le has llamado la atención porque si tienes las cualidades que busca y las va descubriendo poco a poco, puede enamorarse después.

Escorpio:El amor con Escorpio será el más intenso que hayas conocido en tu vida. Este signo es conocido por ser el pu*o amo en la cama, las cosas claras, incluso en sus peores días dará tres mil vueltas a todas las personas con las que te has acostado. Sabe adaptarse a lo que te gusta sin que tengas la necesidad de decirle qué es lo que quieres. Es como si te leyera, como si desentrañara con una mirada tus más profundos deseos.

Sagitario: Cuando Sagitario encuentra a la persona que le hace feliz, no hay ojos para nadie más, se mete en una pompa y ve el mundo de color de rosa, no hay nada que pueda hundirle, no hay nada que pueda salir mal, el amor le da una fuerza para seguir adelante que no se la da nada.

Capricornio:  Tienen los pies en la tierra. A menudo, tendrás que lidiar con su frialdad, Capricornio no puede aplaudirte cuando tus ideas sean absurdas, puede parecer que no tiene tacto o que es un “rompe sueños”, pero lo que está haciendo es evitarte disgustos posteriores. Sabe que no se vive de ilusiones, y menos de ilusiones imposibles. ¡ZAS! No hará falta que le des las gracias.

Acuario:Acuario necesita gente ingeniosa a su lado, que estimulen su intelecto, que sepan reírse de la broma más absurda (imagínate la más absurda del mundo, pues de esa) y que a la vez sepan hablar de cualquier tema serio e interesante con cordura. Le encanta aprender de los demás, mucho, la gente que no aporta nada o que sólo se preocupa de cosas superficiales le carga mucho. Una de las reglas de Acuario es ser natural, sin poses ni postureo así que, no trates de llamar su atención con eso porque por ahí, no va la cosa…

Piscis: El pececillo es muy adaptable emocionalmente, cuando tengas cualquier tipo de problema o preocupación será el primero en escucharte, en tenderte una mano y sobretodo en comprenderte. Empatiza extraordinariamente bien con los sentimientos de los demás, y de hecho cuando hables con Piscis sentirás que la mitad del peso lo carga él, a veces, un gran alivio para ti.

Voy a dejar todo por un tiempo
es hora de reinventarme
de conocer gente nueva
de deshacerme de las absurdas ideas
que me fueron llevando
a la niebla
pero a fin de cuenta
uno debe estar agradecido
con lo que aprende
con este deleite de dolor
que conlleva la misma vida
lo importante no es persistir
en la pena
sino saber sacar partido de ella
voy a dejar todo por un tiempo
comenzar cosas distintas
ampliar mi visión
en amores hay derrotas
y en lecciones hay una fortuna
vengo ya desde hace un tiempo
queriendo romperme la madre
para renacer
hacen falta unos chingazos
por parte de la vida
y sentarme a ver el atardecer
de mi pasado
para reflexionar en lugar
en el que ahora miro
cómo el mundo
se ha interpretado desde
la perspectiva que hice de él
me voy
debo dejar todo por un tiempo
ha llegado el momento de reinventarme
—  Poemas para leer acompañado de una caguama, Quetzal Noah
Escribo desde el olvido, el lugar más temido en la existencia.
Estoy en medio de lugares extraños, promesas rotas, vasos rebozados en tristeza, esperando una cita que nunca se dio. Así nos quedamos, difíciles de entender y renunciamos a ese deseo finito de amar.
Pasando por nuestras memorias encuentro un nosotros, entrelazados a no ser; pero también a esa idea absurda de encontrarnos por la calle para compartir un café,una historia, una sonrisa.
Aquí te escribo, sin esperar respuesta, con los labios rojos que tanto odiabas, con las hagallas que nunca tuviste: Con el corazón atrincherado de tu futuro a medias, de los finales felices que postergamos por tus ganas de soledad.
—  Café para la Luna, Daniela Arboleda.
Quizá nunca podamos entender totalmente a alguien y menos a los más queridos pero podemos amarlos totalmente. En mi opinión, amar a una persona quizá sea más fácil que entenderla pero mucho más peligroso porque el amor siempre duele. Uno puede tratar de entender a alguien pero no puede tratar de amarlo. El amor surge involuntario. El amor puede aumentar o bajar hasta diluirse pero no puede imponerse. A veces nos gustaría amar a determinada persona, incluso podemos comprobar que la persona tiene todos los atributos para que la amemos y no ocurre. Uno se acostumbra a cualquiera con mayor o menor trabajo pero acostumbrarse no es amar. No sé si pienso lo correcto o mis ideas son absurdas pero tiendo a creer que el amor existe, que es una invención del hombre y que ahora está fuera de control. El amor más estúpido y delirante es el de una madre por el hijo pero al menos tiene un piso biológico. Pero pensar que te encuentras a una desconocida y al poco tiempo darías la vida por ella me parece inexplicable.
—  Érase una vez el amor pero tuve que matarlo, Efraim Medina Reyes.
Te abrí mi corazón, rompí mi muro por ti, te abrí mis miedos, sueños e ilusiones, te di mi tiempo, te deje entrar a mi cuerpo, y a mis pasiones, me ilusionaste con la idea absurda de que eras diferente ante otros, te creí y caí ante tus brazos, pero sólo entraste a mi vida para desordenar mis sentimientos solo para romper el único pedazo de corazón que me quedaba.

“¿Me están diciendo que pude haberme ahorrado el dinero que pagué porque me hicieran el ensayo del otro día porque tendré que volver a hacerlo? ¿Quién fue el de la absurda idea de derrumbar el sistema?” La indignación era clara en su voz, en lo que apagaba la pantalla de su teléfono móvil con cierta brusquedad. Jinjoo sentía que su dinero se había ido en vano gracias al dichoso ataque del día anterior. “Este semestre va de mal en peor y aún no acaba.”

Te perdono por todos tus errores, por todos esos “te quiero” que debiste contestar, pero que no contestaste. Te perdono por todas las lágrimas que derramé sin intención queriendo ser más de lo que era, porque tenía esa absurda idea de que eso es lo que querías. No me di cuenta de que tal vez ni tú sabías qué era lo que estabas buscando.
Te perdono, cariño, por esos ratos en los que me dolía en el alma tu indiferencia, por los mensajes que no enviaste, por los “buenos días” que nunca me diste. Te perdono por ser distante y por quererme a ratos, por nunca buscarme y porque siempre estuve esperándote como una loca. Te perdono por las sorpresas que no fueron y por los regalos que no me diste. Te perdono por esa rosa que siempre quise y que jamás tuviste intención de darme. Te perdono, incluso, por haberme hecho sentir especial sin que lo planearas, por haberme hecho parte de una rutina de la que pronto te cansaste. Te perdono por las risas que no arrancaste de mis labios y por los besos que debiste darme y nunca me diste…
Y sólo te perdono porque me duele más estar en este rincón llorando por las migajas de tu amor. Así que no sé si en serio te estoy perdonando o sólo busco otra excusa para escribirte.