hostal,

¿Cómo que te vas a ir? Allá afuera la competencia es dura, aquí tienes un futuro asegurado, yo llevo treinta años aquí y sigo creciendo…


Exacto. Eso es lo que no quiero, un futuro asegurado, quiero batalla, sorpresa, desafío, también meditación, luchar contra mis monstruos, hacerle frente a la niebla, y ¿por qué no? escribir un libro, de poesía, herbolaria, botánica, historias de tres pesos, de mi infancia o de cualquier cosa y decir que yo Manuel Sánchez estuve aquí, respiré, sentí, amé, sané a otros y viajo en el viento de lo que fueron mis ideas o palabras. También quiero subir a una montaña y rezar, gritar cuando me tire de un paracaídas y visitar los templos budistas de Tailandia o bien llegar al Tibet. Ojalá que la salud y los años me alcancen para subirme a un camello y recorrer el oriente y acampar en las tiendas de los países árabes, orar en todas las religiones y volverme amor. Subirme a un escenario y cantar junto con una vieja estrella de rock ¿por qué no? ¿por qué tiene que ser tan difícil? ¿quién lo dice? O tal vez me voy a retirar a vivir a la playa y pondré un hostal para viajeros y escucharé las voces de todo el mundo que vienen a las cosas de México en búsqueda de renovación. También se me antoja lo que hizo el Che de salir de Argentina y en motocicleta y recorrer Sudamérica, sólo que tal vez yo lo haga con una combi que transformaré en biblioteca rodante. Hay demasiado que se antoja por hacer y aprender. Yo lo que no necesito ahora es estabilidad.

—  Aprendiendo a valer verga como se debe y no como se puede, Quetzal Noah
Fíjate que yo me di
un viaje bien verga por México
traía ochocientos pesos
y una guitarra cuando empecé
en San Cristóbal de las Casas
fue donde aprendí
el oficio de tocar en las calles
no te haces rico tocando
pero no te falta dinero
tienes lo necesario
para sobrevivir
puedes sacar para pagar
el hostal y tus comidas
también un par de chelas
la parte difícil
es perder el miedo
porque pues de por si
yo canto de la chingada
imagínate para hacer monedas
y aprendes
que no se trata de temer
si no de comer
que si no lo haces
tal vez no duermas en un techo
y tendrás que soportar
la lluvia o el frío
o te rugirá la tripa
una vez que te sueltas
pues vas agarrando tus mañas
te avientas un discurso
mi maestro fue el Marcos
un wey que tocaba el tambor
con otro que le decían el Colombia
está conmadre
cuando no sabes nada
y te dejas fluir
vas como que despojándote
vibras y pues sigues
a veces a alguien le gustaba
lo que tocaba
y me daba más dinero
cerveza, una comida
un lugar donde dormir
es bien curioso
esa parte
en la que pierdes el miedo
porque cuando pasa
si eres listo
podrás notar que nada te falta
—  La alegría es un roadtrip, Quetzal Noah
A eso de las ocho de la mañana llegué a Oaxaca y estaba nublado
me puse a caminar entre los aromas
de un cielo casado con la nostalgia
a mi nariz llegaba el humo del café y el chocolate
llegué a la calle Hidalgo a un hostal que costaba cien pesos
dejé mis cosas y me di una ducha
salí a caminar y en una de las calles antes
de llegar al Zócalo pude distinguir un vestido verde
con zapatillas azules y una mirada
parecida al mar que un niño ve por primera vez
fue el enamoramiento más rápido de mi vida
sigo escribiendo canciones y libros de ese encuentro
y me dije ¿Qué le preguntaré y en qué idioma?
¿Será francesa, danesa, inglesa o argentina?
Ella cruzó la calle y fui a seguirla, lo sé, parecía un acoso
pero a mi corazón le pareció
una oportunidad de entrar al paraíso y probar una fruta
me adelanté dos calles y en lo que seguía pensando
de pronto una voz me habló y mi cuerpo
tembló de misterio y mis pecados habían sido perdonados
lo supe porque ¿Qué clase de bondad divina
es que a uno le hablé la estrella pretendida?
Me dijo que acababa de llegar y buscaba un hostal
su español era fluido porque
estudió en Barcelona pero ella era de Eslovaquia
le gustaban que le hablara de las civilizaciones mayas y aztecas
del tequila,  los hongos, el peyote y el universo
de hecho puedo decir
que ella afirmó mi identidad de poeta
ella fue la primer chica
a la que le leí un poema
y me hizo sentir plagado de galaxias
que todavía vivo y creyendo que soy poeta
—  Crónicas de viajecito y baresito, Quetzal Noah
8

Sayulita Nayarit

Sayulita superó todas las expectativa. El destino es mucho mas lindo de lo que yo esperaba, si bien el mar no es de color azul celeste (como diría mi amiga Vicky) es una playa amplia con unos destellos dorados que hacen de la arena un espectáculo al contacto con el agua.

Una de las cosas que mas me gusto fue ese espíritu cosmopolita y relajado (lo bautizo hipster hippie) que caracteriza a visitantes y residentes del lugar. La verdad no me gustan las comparaciones pero me recordó un poco lo que era Playa del Carmen hace unos diez o doce años. Otro detalle interesante fue la oferta gastronómica del destino ofreciendo al visitante desde pescados y mariscos pasado por comida típica mexicana hasta cortes, tacos y pizzas a la leña.

La oferta de alojamiento esta en pañales, hay hostales, casas de huéspedes y un par de hoteles (alguno tipo boutique) que sumado a los tráiler park y lugares para acampar hacen de Sayulita un destino turístico muy particular. Cerca de Sayulita hay otros destinos turísticos en donde alojarse con distintas ofertas, así que si eres “especialito” también hay para ti. (Entre ellos esta Four Seasons Punta mita y Hacienda San Pancho que entiendo son de gran turismo)

Mi experiencia en Sayulita fue sensacional así que pienso regresar pronto para conocer el lugar con más detalle y si es posible volverme cliente asidua de más de un restaurante.

Les recomiendo de manera especia si van por allá visitar La Rústica que tiene la mejor pizza a la leña que haya yo probado. (Pidan La Guapa, es un lujo)

La Rústica
Calle revolución, justo antes de llegar a la plaza.

Emma Woodhouse // Sana Bakkoush

Sana Bakkoush of ‘Skam’, Norwegian drama TV series directed by Julie Andem, 2015-2017  

Emma Woodhouse of ‘Emma’, novel by Jane Austen, published 1815

I will do a more complete version of this once the season is over and we have a better understanding of everything. For now, I just highlighted some of the most striking comparisons between Emma and Sana’s personalities. I am studying ‘Emma’ for my Leaving Cert Engish exam (final exam before leaving secondary/high school in Ireland).

credits: thanks @altfordeggirl and @hjertetssunnegalskap for first introducing me to this! Check out this post: x 

This got longer than I expected so if you’re interested:

Keep reading

Ahí estuviste cuando me rompieron
el corazón en la preparatoria
por tener acné y cabello grasoso,
fuiste mi primera vez, casi vomito,
me dejaste mareado, al día
siguiente no sabía si fue correcto
que nos desnudáramos de esa manera,
la vez que ganó el campeonato
el equipo local, te tomé de la cintura,
cabías en mi mano, me mojabas
toda la boca, inclusive dicen algunos
familiares que nos quedamos
dormidos juntos, en la sala de la casa,
gracias a ti tuve el valor
de enfrentarme a grandulones y canallas,
muchas veces me partieron la madre
pero si por alguien fui valiente
fue por ti, a eso de las doce de la madrugada
cualquier acercamiento contigo
me daba aire de titán,
sentía la fuerza en el pecho
y era un necio que no se dejaría pisotear,
me perdonaste cuando fallé,
cometí un sinfín de errores
mas nunca me juzgaste
por ti escribí cartas
que mojaban a Patricia, Mariana, Adriana,
cartas que hacían llorar
a Yolanda, Roxana, Paulina o Ángela,
no eras puta pero a todos amabas
no eras puta pero
te podíamos encontrar en cada esquina
no eras puta pero eres barata
lo mejor fue encontrarte fría
porque así me hacías cicatrizar
o alegrarme más rápido
en la graduación, en los hostales,
cuando perdí la virginidad,
de Mérida a la Baja California,
de Monterrey a Guadalajara
gracias por tanto
QUERIDA CAGUAMA
— 

Poemas para leer acompañado de una caguama, Quetzal Noah 

Originally posted by ruudee

Once upon a time ✍

Su hábito por robar, esa última ocasión le había regalado dos años en prisión. Después de su estadía en aquel lugar, decidió cambiar por completo su vida; no quería a volver a estar encerrada en ese inmundo lugar. Freya Mosley como ahora se hacía llamar, había logrado conseguir un modesto empleo como mesera de un pequeño local de comida china, los dueños eran unos explotadores pero al menos el sueldo le alcanzaba para pagar la renta de una habitación en el hostal y sus necesidades básicas. Por fin se había terminado el día, ahora solo le restaba limpiar las mesas y podría irse a su casa, en eso estaba cuando la campaña de la puerta de entrada sonó—El letrero lo dice; hemos cerrado, vuelva mañana—pidió sin alzar la vista, estaba más preocupada por terminar de limpiar la mesa que preocuparse por la clientela

Siggy no se creía buena

Cali día 5

Llegué al hostal Iguana en el barrio de Granada, tomé un taxi de la terminal de autobuses y me recibió un chico negro y alto de nombre Alex. Me asignó un dormitorio junto al patio de fumar y al entrar una hermosa mujer con un tatuaje en el brazo dormía, tomé una ducha, salí a desayunar y de regreso a la habitación la chica recién salía del baño.

Vi que entre sus cosas había una guitarra y le pregunté que qué tocaba y dijo que algo de rock pero que aún estaba aprendiendo, era de Alemania, se llamaba Siggy, se sentó junto a mi cama, preguntó mi ocupación, le dije que era poeta.

En el mundo existen médicos, ingenieros, abogados, contadores, administradores; los poetas también son un oficio como cualquier otro, a nosotros nos toca describir las sensaciones y regalar las palabras que muchos no encuentran. Saqué un ejemplar de “De las estrellas a Sofía’ y le leí “Tan enamorado de ti". Se sonrojó, Siggy hablaba muy bien español, con una sonrisa, su voz en tono alegre pronunció: Cualquier mujer con esas palabras se enamora.

Siggy era artista, una chica sumamente inteligente, llevaba libros, guitarra, cuadernos, pinturas, confesó que también escribía poemas, pero que no se sentía muy buena para ninguna de las maniobras artísticas que ejecutaba.

Yo le aconsejé:

Cada cosa que haces es única, porque nadie tiene los ojos con los que tú miras el mundo, no necesitas tanto talento como crees, necesitas disciplina y pensar en que mereces lo que sueñas, si vas a soñar, al menos hazlo en grande, tu pensamiento no distingue lo que es real de lo que es fantasía. Las palabras que te dices a ti mismo construyen tu realidad, las palabras son un poder que subestimamos.

Siggy me enseñó que el sentimiento de no pensarnos buenos en lo que haces es casi universal.

Relatos Mochileros