honred!

¿Crees que, tal vez, algún día querrás casarte y tener hijos?
-No.
-Pero, si conoces al hombre adecuado, que te honre y te adore, quien haga lo que sea por ti y sea tu devoto esclavo, ¿qué harías entonces?
-Sentir lástima.
Merlina Adams