honred!

Status/Filipe Ret

“O amor é importante, porra.”

“Sonhar vicia, parar de sonhar e agir é a onde tá sabedoria.”

“Intimida o mundo ou mundo intimida você.”

“Os loucos românticos sempre riem por último.”

“No amor a gente vai de acordo é, com a maré.”

“Traio o mundo, mas não vou me trair.”

“Derrubo quem for, mas não aceito cair.”

“Nós só precisamos de nós.”

“Cê precisa ser no mínimo deus pra me julgar.”

“Honre o peso que seu corpo faz sobre o chão.”

“Se eu tô atrás do meu sonho não tem mudança de plano.”

“Apesar de tudo, vou viver sorrindo.”

“Quem diria… a alegria é a melhor vingança.”

“Muitos vivem pra deixar bens, mas eu vivo pra deixar saudades.”

“Não consigo ver ninguém como inimigo, ainda não encontrei alguém com altura pra isso.”

“Quem é alguma coisa pra me julgar? Sou invisível aos olhos de quem não sabe voar.”

  • Se pegar dê like ou reblog.

anonymous asked:

You make me question my sexuality sometimes Mica, hot damn. All my life I have believed that I'm a straight girl, but whenever I see your selfies and answers I forget all of that for a moment. If I ever come out in the future, it'll be because of you. Your magic is too powerful. <3

I. am. fucking. HONRED <3 <3 <3

amoryodioadolescente asked:

¡Hola! Mi nombre es Mauro, mucho gusto, soy el administrador de la página: "Amor y odio adolescente", tenemos un grupo en Whats App!!! "💖 SENTIMIENTOS 💖" te invitamos a que te unas a él, ahí podrás conversar con gente joven como tú, de muchas partes de Latino América, y nos encantaría que te unieras a nuestro grupo, sólo avísame si quieres ser parte, sólo mándame tu número y te agrego. 😉 Espero que nos honres con tu participación, te mandó mis mejores deseos, que tengas un excelente día.

Hola mauro, en realidad me ENCANTARÍA estar en su grupo pero lamentablemente no tengo whatsapp :c

  • - the real evil within is bofa has changed their name to if i get pulled into a whirlpool.
  • if i get pulled into a whirlpool:sea succ me
  • suneku:go away

Guardem as palavras de Jeová Deus, honre o que Jesus fez por todos nós. Se empenhe em cumprir a palavra, que o amor eterno do Pai estará sobre sua vida e de sua descendência!

Salmos 103:17-18
17  Mas o amor leal de Jeová dura por toda a eternidade
No caso dos que o temem,
E a sua justiça se estende aos filhos dos seus filhos
18  No caso dos que guardam o seu pacto
E dos que se empenham em cumprir as suas ordens.

Érase una vez…una princesa (y los guionistas de Disney)

Hace unos días vi un pequeño video de aproximadamente un minuto de duración, donde la temática básica era una niña siendo aleccionada por su padre sobre lo que ella es: una princesa. A la vez que le dice que se convertirá en una reina y que ella necesita un rey el día que se case.

               Si pudiera decirlo en palabras comunes, podría decir que ha sido uno de los videos más tiernos y bonitos que he visto: Un padre preocupado por enseñarle a su hija que merece respeto, dignidad y un hombre que la honre en todos los ámbitos. ¿Qué bonito, no? Todas las niñas merecen un padre que las cuide y las proteja. Pero quise ver más allá del contenido del mismo video, ya que como contenido aleccionador es muy adecuado para su hija, pero corre sobre una delgada línea entre lo real y lo fantasioso.

               No dudo de la buena voluntad, valores y moral del padre del video; es más, creo que por las palabras y la forma de expresarse del hombre, tiene muy claro lo que quiere para sus hijas, pero desgraciadamente ese no es el tipo de “princesas” y “reinas” que todos los padres están criando; por no hablar de las expectativas que crean sobre los “príncipes” y “reyes” que deben tener.

               Yo crecí en los 90’s, y como buen noventero, durante mi infancia, como la de mis primas y amigos de la edad, veíamos a las princesas de Disney (sí, yo también las veía, incluso tuve un rompecabezas de La Bella y La Bestia), que en ese momento estaban teniendo un apogeo intenso. Películas y personajes como La Bella y La Bestia, Pocahontas, Ariel “La Sirenita”, precedidos muchos años atrás por La Bella Durmiente, Blancanieves, etc. Todos estos productos mediáticos de Disney permearon en los hogares de casi todo el planeta como un entretenimiento “sano” para los niños e incluso adolescentes. No distinguieron raza, ubicación geográfica o status social.

               Y digo “sano” de esta manera por lo siguiente.

               Como comunicólogo conozco la capacidad de los medios de comunicación masiva para modificar comportamientos, generar conductas, incentivar compras, generar estereotipos. Desde hacer que un ama de casa compre batidor de jugos que no necesita, que un deportista compre unos zapatos deportivos con precio sobre su posibilidad económica, hasta hacer que un ama de casa escape de su realidad y se identifique con las telenovelas. Todo se trata de lo mismo: ASPIRACIONES.

               Y las películas de princesa y todo lo que engloba ese mundo de fantasía no es la excepción. Y es que junto con las estrategias mercadológicas y de publicidad programadas para la inserción de estos productos mediáticos que generan ganancias de millones de dólares para la empresa de entretenimiento infantil, está el efecto colateral, por no llamarlo planeado con premeditación, en las mentes de las niñas (me quiero enfocar específicamente en ellas por ahora) donde ellas son el centro de la historia, donde ellas merecen lo mejor y las posibilidades tienen que estar siempre al alcance de las manos. Donde un pequeño o ningún sufrimiento conlleva a un “final feliz”.

               Y con el paso de los años como sociedad hemos formado niñas demandantes de atención, creyentes de merecer todo lo que ellas pidan porque es lo que las películas les han dicho que pueden ser, haciendo mención también de la inminente necesidad de tener un hombre a su lado, porque, claro, su felicidad no podría estar completa si no tienen al “príncipe azul” para que las haga felices y las llene de lujos y comodidades que tanto ellas “merecen”. En pocas palabras, hemos formado pequeños monstruos demandantes y dependientes a la vez, en donde el príncipe azul debe tener cualidades extraordinarias y míticas que le permitan satisfacer y amar a su doncella en proporciones exacerbadas.

               Ellos deben ser ideales, sin mancha ni defecto, ya que en el mundo de los príncipes solo existen los valientes, los fuertes, los perfectos, los que no se equivocan y que están volcados a satisfacer por completo los reclamos y exigencias de la princesa, justamente como los padres de ellas lo hicieron, para que así que ellas pueden depender totalmente de su amor y su bien proceder.

               Pero esto no acaba aquí.

               En 2012, Pixar (la mayor empresa de animación digital en todo el mundo y ahora comprada por Disney) lanzo la película titulada “Brave (Valiente)”, en la cual la empresa del ratoncito parlante dio un giro total a sus historias de princesas, película que fue más orientada hacia el público adolescente/joven en mayor proporción que al infantil.

               Mérida es la protagonista de este largometraje y nos muestra un lado de las princesas que no conocíamos: rompe la tradición de casarse con un príncipe para perpetuar el reino y decide permanecer en soltería para cumplir sus sueños y expectativas propias, no importando el precio. En determinado momento convirtió en oso a su madre y desafió a su padre de manera imponente. Sin mencionar que los tres pretendientes de Mérida aparecen como incompetentes, deshabilitados para luchar, poco o nada inteligentes. Por tanto la moraleja de esta nueva versión de princesas de Disney es que una mujer puede ser totalmente independiente para luchar por sus sueños, que siempre habrá algo mejor para ella y que no se debe conformar con poco y debe ir por más.

               Pero entonces ¿cuál es el problema de que las princesas sean ahora independientes y que no dependan de un hombre, aparte de ahora ser autosuficientes y que no demanden atención, si justamente esto es lo contrario a la problemática de crianza narrada líneas arriba? No es que sea negativa la independencia o la autorrealización por supuesto.

               La disfunción radica en que ambas tendencias son extremos incompletos e inestables.

               La primera donde se le enseña a la niña que las mujeres deben ser totalmente dependientes de un hombre porque están destinadas a encontrar a alguien totalmente perfecto, y que en el amor no se sufre; una vida donde nunca tendrán que esforzarse demás porque todo estará disponible para ellas. Reforzado por las aspiraciones de clase social, en las cuales la clase alta y privilegiada puede darse esos lujos y donde las niñas realmente tienen todo lo que desean, ya sea el aspecto material y/o físico y cuando crecen encuentran jóvenes atractivos, atléticos, con solvencia económica (de los padres por supuesto) que cumplen sus estereotipos y expectativas parcialmente, ya que eso no garantiza el amor llamado “bonito”; la clase media, donde las niñas aspiran a algo que logran en poca medida, pero como se trata de aspirar a algo luchar con todos los medios posibles para lograr objetivos estereotipados de belleza, sentimientos, vestimenta y condición de clase más elevada; y la clase obrera, donde las niñas viven el sueño aspiracional donde algún día un príncipe las vendrá a rescatar de su condición y las amará y dejarán de sufrir. Todo esto en el marco de la satisfacción de sentirse importantes y ser “alguien”.

               Por el otro extremo se manifiesta una conducta ultra-feminista o, en su defecto, hembrista, donde la mujer es totalmente independiente y desapegada, superior al hombre y por lo tanto no depende de él para lograr sus objetivos de vida, viendo al sexo masculino como un ser ridículo, innecesariamente necesario,como pareja solo útil para complacer sus caprichos cuando ellas lo requieran, incluso como un estorbo, y que si en algún momento debieran unir sus vidas a un hombre sería por razones muy fuertes de corte emocional o por posición.Y no dudo que hay mujeres que puedan estar solas y, en efecto, no necesitar a un hombre para ser felices, pero no con base en el menosprecio o falsa amabilidad con el sexo opuesto.

               Pero hay un tercer extremo que infortunadamente está permeando a las adolescentes y jóvenes, y que, por supuesto, aprenderán las generaciones que viene detrás. Y es una mezcla de lo peor de los primeros dos extremos, disfrazada de “espero lo mejor para mí”, en donde ellas no dependen de un hombre, son independientes, no hace falta que se les preste atención en demasía, pero si esperan y desean encontrar a un hombre perfecto y que cumpla sus expectativas, solo que bajo la normativa de “tienes que ser totalmente lo que yo quiero, ni más ni menos. Yo escojo y si tienes errores no los toleraré. Quiero lo mejor para mí porque yo busco un príncipe real”.

               Y es bajo esta normativa donde un hombre un promedio o arriba del promedio, incluso, no es suficiente. No hay espacio para el error, no hay espacio para las fallas, porque se supone que “si me amas de verdad, entonces te esforzaras, pero yo no voy a luchar por ti”, convirtiendo al pretendiente en un ser humano acelerado, tomando decisiones precipitadas para “crecer más como persona” y no equivocarse, solo por estar bien con la dama, omitiendo que el crecimiento individual es paulatino y es un trabajo que requiere paciencia. Sin mencionar a la ola de modelos en publicidad “retocados” que ofrecen una aspiración del hombre físicamente perfecto y a eso le aumentamos los personajes masculinos con cuerpos fuertemente trabajados o definidos con que el cine o tv nos bombardean.

               Y este texto no es para dar una clase de valores, ideales personales o tratar de decir que todos los hombres deben gustar, no importando el físico o justificar los desastres que comenten los hombres (que son varios y trataremos en algún momento en otra entrada de este blog). Pero algo que es necesario considerar es que, primeramente, los medios de comunicación masiva, especialmente los audiovisuales como el cine o televisión, son las niñeras y educadores más prominentes desde varias generaciones atrás, cambiando los simbolismos, interacciones, valores y principios que la audiencia reconstruye en su mente a partir de los mismos medios; y por otro lado más humano, hay que mencionar la variada y singular forma de ser de todos los individuos, y que no todos somos adecuados para otros en el sentido emocional de pareja.

               Todos nos equivocamos, todos cometemos errores, justamente porque somos humanos y no príncipes de un cuento de hadas. No se trata de encontrar al hombre perfecto que nunca te va a fallar; se trata de poder ver más allá de las subidas y bajadas de la vida y las personas, aprendiendo a valorar las acciones, palabras e intenciones que cada uno puede ofrecer y tomarlo o dejarlo con una mente abierta y sin prejuicios.

               Y esta es mi conclusión personal:

               Nunca seré perfecto, pero me prepararé para ser adecuado para mí mismo y después para alguien que pueda valorar mi persona en todas sus extensiones, fases, altas y bajas, y ser un hombre que pueda honrar a una mujer en toda la extensión de la palabra a pesar de los defectos personales.

               Soy un ser humano… no un príncipe.

anonymous asked:

Idk the only reason I can think is that there is some sort of threat but I can't believe it would go on for 10+ years. I fear that Kishi will just go with the he was still repenting thing. I mean he fucked the characters already so it's all moot.

I don’t know if this is just a difference in culture, like I know the japanese value endurance with love, and honr, but I don’t see how Kishimoto could possibly think that Sasuke would come to the conclusion that he’s not good enough to to have a family…and then just NOT BE THERE for that family, which would just add to the list of shit he needs to repent for. It’s not clicking with me. 

No. I’m still of the opinion that something weird is going down. I’ll only let go of the optimism i have left if/when it’s shown on the page that Sasuke is indeed the dumbest man around.

“Amar não tem condições. Amamos ou amamos. Aliás, amar é um mandamento. Então honre esse mandamentos e não faça condições ao amor”

sabedoriadoebano asked:

Boa noite, Ka! Tinhas razão sobre o tempo de Deus. Hoje aconteceu o que eu há muito tempo esperava. Eu fui aprovada!!! Não tenho palavras pra descrever tamanha felicidade. Já chorei, já sorri, já agradeci a Deus por ter me ouvido e por fazer tudo para o meu bem. Tudo ocorreu bem, perfeitamente certo, não tive nenhum erro. Te agradeço por tudo, por tua atenção e bom conselho. Eu to muito feliz. Obrigada mais uma vez <3

Glória a Deus!! Só sabia sorrir e agradecer quando li sua ask, linda! Quando é pra ser, Deus faz e vale muito a pena. Agradeça e com a sua carteira, honre ao Senhor, lembrando sempre que a glória e honra é dEle pois foi Ele quem te concedeu! To muitoooooo feliz por você, muito mesmo! É sempre que precisar, pode vir falar comigo, estou a disposição, desculpa pela demora na resposta, eu não entrei por aqui esse fds! Deus te abençoe poderosamente 💕

Hoje em mais um dia, de tantos outros, chego de mais um seminário, e uma pergunta que fez é deixa-se marcado é:

Quanto vale sua unção? 

Responda a você mesmo, será que ela tem valor estipulado ou não!

Será que você se vende?

Deus chama discípulos a quem pode contar, discípulos nos quais ele quer honrar e quer que o honre também, será que seu chamado é apagado de qualquer forma?

Não venda o que Deus te deu, não saia de onde Deus te colocou, porque se foi na rocha, quer dizer que ele te pôs num lugar firme onde você não será destruído.

Quem muito se distrai, muito se destrói!

por que todo distraído, vai caminhando para sua destruição.