hombre de las nieves

Diakko y la espera de la Navidad (Nieve)

Little Witch Academia le pertenece a Trigger.

Una disculpa adelantada por los posibles errores ortográficos o de cualquier tipo.

@12daysofdiakkomas

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Era una noche nevada en la academia, diana estaba leyendo una de las notas mágicas que Akko le había mandado en la cual la invitaba a jugar en la nieve. Para ser sincera la rubia no sentía ni el más mínimo interés de jugar en la nieve pero se sentía tan mal por no ponerle la suficiente atención a su novia estos últimos días y para colmo cuando por Akko trató de pasar tiempo con ella, diana por el cansancio se quedó dormida.

Entonces diana decidió que al menos esta vez complacería a su novia aunque tuviera que salir de su cálida y cómoda habitación así que le envió su repuesta a Akko.

“Está bien, nos vemos mañana en la mañana… te quiero”.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Akko se preparaba poniéndose una chaqueta, guantes y su bufanda, ella había acordado con diana salir a jugar en la nieve.

“Akko, ¿estás lista?”

“¡Si, vamos!”

En cuanto salieron al patio de la escuela pudieron ver un gran paisaje blanco frente a ellas, todas las bancas, el césped y los arboles estaban cubiertos de nieve.

Una ráfaga de viento frio paso y la rubia se estremeció, ella de verdad quería complacer a su novia pero decidió que al menos podía hacer el intento para cambiar un poco su planes.

“Oye Akko, ¿de verdad quieres estar aquí afuera?, no preferirías que nos quedáramos tu y yo recostadas en el sofá de mi habitación…”. Diana se acercó y tomó las manos de Akko y le dio un beso en la mejilla. “O… ¿tal vez quedarnos aquí en tu habitación?”.  Ahora Diana besó una de las manos de Akko.

“P-Pero esta es la primera nieve de la temporada… tenemos que aprovecharla”.

“Pero…hace algo de frio…”.- Diana le dio un beso en la nariz.

“Akko puso una de sus manos en la barbilla como si estuviera pensando mucho y después respondió. “La idea es tentadora… pero… NO”.

“Quiero hacer un Fuerte y monos de nieve… ¡será divertido!”.- la cara de Akko casi brillaba de emoción, diana se vio casi segada por esa brillantez y no pudo decir nada más.

“Está bien…”

Las chicas empezaron a juntar mucha nieve para el tan deseado Fuerte que quería construir Akko, a pesar de que tenían los guantes puestos diana podía sentir el frio pero trató de soportarlo así que hizo su mejor esfuerzo pero por más que trataban de juntar la nieve no parecía ser suficiente y la cara de Akko empezaba a ensombrecerse pero diana no estaba dispuesta a permitir que eso pasara, así que cuando Akko estaba distraída la rubia utilizo su varita para hacer su montaña de nieve un poco más grande y enseguida la volvió a guardar.

“Wow, Diana sí que estas poniendo empeño en esto…”.- Akko  tomó su rostro con sus manos pero vio la expresión de diana por sus manos frías así que la soltó. “Lo siento”.  Rápidamente la besó en la frente ya que eso era lo que quería hacer en un principio.

Diana sintió un poco de culpabilidad pero le siguió el juego. “S-Si, Claro…”

“Bien, ahora hay que darle forma a esto”. Decía Akko muy animada

Las chicas empezaron a moldear la nieve, Akko volteo a ver a diana y pudo ver cuánto se esforzaba su novia en ayudarla, su nariz y sus mejillas estaban un poco rojas pero para la morena sintió que la chica se veía adorable así, después de reojo vio una pequeña lista tirada en el piso cerca de ella, Akko se acercó muy lentamente y la tomo.

Actividades para hacer con la nieve.

1-Hacer un hombre de nieve

2-Pinta la nieve

3-Crea un fuerte o iglú,

4- Hacer un ángel de nieve

5- Guerra de bolas de nieve,

6-Soplar burbujas para que se cristalicen

Al leer la nota reconoció enseguida la letra de su novia así que reflexionó algunas cosas, ella había pensado que estaba forzando a diana para jugar con ella en contra de su voluntad pero luego se dio cuenta de que de que al parecer diana había estado investigando acerca de las posibles actividades para hacer con ella y quería que las dos se divirtieran.  

“Diana…”.- Akko volteo hacia diana y la veía trabajar minuciosamente con la nieve, elevándola para que su fuerte fuera más alto, Akko llamó su atención y le sonrió.

“¿Qué pasa?”.- Diana le sonrió pero al mismo tiempo la miro extrañada.

“Diana, ¿Te gusta la navidad, la nieve, las decoraciones o algo de eso?”

“¿Eh?”.- diana se preguntaba así misma porque Akko de repente estaba interesada en preguntarle todo eso, internamente temía que Akko hubiera visto su truco con la nueve. “Bueno… la verdad no me interesan mucho esas cosas, después de que mi madre murió, mi hogar se volvió muy frio y estricto así que dejamos de hacer ese tipo de cosas con excepción de la fiesta de noche buena”.

Diana volteo hacia otro lado como si mirara al vacio. “Creo que dejé atrás todo esto desde hace ya mucho tiempo”. Después volvió a mirar a su novia y le sonrió. “Pero aun así me estoy divirtiendo mucho contigo Akko”.

Akko se lanzó sobre ella abrazándola y por la fuerza que utilizó las dos cayeron al suelo y casi la mitad de su fuerte se derrumbo.

“A-Akko…”

“Ya lo decidí, te mostrare todo lo bueno de la navidad,  las fiestas, los regalos y todo, antes de que sea navidad te aseguro que no olvidaras estos días”.

“Eh, pero…”

“Sin peros,¡¡Las dos nos vamos a divertir mucho!!”.- después de decir eso Akko seguía sobre ella y la besó en los labios.

“Así que, ¿Que dices?”.

“Está bien, solo no te esfuerces tanto, yo seré feliz con cualquier cosa que hagas”.- le decía diana para después besarla en la mejilla.

¡Siii!.-  Akko levantó los brazos al aire y por todo el alboroto a las chicas les cayó una gran cantidad de nieve encima.

Jajaja…Lo siento.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Espero que hayan disfrutado el capitulo

¡¡Muchas gracias por leer!!

¡¡Por favor comenten!!

El siguiente será sobre Esquí / Snowboard.

Como el cuerpo de un hombre derrotado en la nieve,
con ese mismo invierno que hiela las canciones
cuando la tarde cae en la radio de un coche,
como los telegramas, como la voz herida
que cruza los teléfonos nocturnos,
igual que un faro cruza
por la melancolía de las barcas en tierra,
como las dudas y las certidumbres,
como mi silueta en la ventana,
así duele una noche,
con ese mismo invierno de cuando tú me faltas,
con esa misma nieve que me he dejado en blanco,
pues todo se me olvida
si tengo que aprender a recordarte.
—  Poesía: ‘La ausencia es una forma de invierno’, Luis García Montero

anonymous asked:

Hola... Genial tu blog :) Tienes algun escrito para esos amores imposibles para esos amores que sabiendo que son malos y dañinos... Dariamos todo por tenerlos asi fuera un instante...

Por este hombre de manos como nidos yo recorrí todos los caminos, caí en los precipicios, me zambullí en los lagos y en los mares, me volví loca de sed en los desiertos, me abrasé en el trópico, fui enceguecida por el reflejo de la luz sobre las nieves perennes.
Por este hombre de frecuente sonrisa blasfemé, grité, mordí, me diferencié bien poco de las bestias.
Por este hombre de tranquilos gestos llegué a pensar que Dios era mentira.
Por este hombre que miraba asombrado la tristeza en mi rostro.
Por este hombre que no entendía el motivo de mis llantos.
Por este hombre conocí las luciérnagas que se encienden en la sangre y producen una hoguera en el territorio del cuerpo enamorado.
Y aprendí también a castigar diciéndole que no.
Por este hombre no me quedé quieta desde el día en que decidimos intentar todo juntos.
No tuve reposo, ni quietud.
No tuve tiempo para otra cosa que no fuera exigirle, exigirme, pedirle, darle, quitarle, obligarlo a recibir.
Y soy una mujer igual a todas. Y él un hombre muy parecido a todos.
Y la nuestra, una historia que se repite a diario, una historia que se escucha y se huele detrás de las puertas cerradas y las persianas bajas.
Es la historia de la falta de tiempo para estar juntos. La historia del cansancio y el sueño.
Y él no entiende por qué una es tan dramática.
Y el orgullo de ambos, el empecinamiento, la fatiga, las heridas constantes van dibujando un límite que separa…; primero puntos suspensivos, como los de los mapas; después, un hilo de agua; por fin, una montaña.
¿Y dónde están los que una vez sintieron que no podían vivir separados?
¿Dónde están los que temblaban cuando sus manos se rozaban apenas?
¿Dónde están los que recibían la madrugada conversando?
Allí, a cada lado de la montaña, solos.


Poldy Bird.