hombre

Respeto la religión, pero no soy parte de ella. Respeto la homosexualidad, aunque no lo soy. Respeto a los hombres, y aún así sigo siendo mujer y me valoro. No me gustan mucho los estereotipos, pero no me interesa ocasionar una guerra por eso. No me gustan las mujeres que le buscan el lado malo a todo y aprovechan cualquier gilada para armar una pequeña o enorme batalla contra el género masculino y demás, pero no me considero feminazi. Lo que más respeto es a las personas que saben respetar. A esas que no tienen nada en contra de las parejas igualitarias, esos hombres que respetan a las mujeres, y esas mujeres que se saben respetar y también respetan, esas personas que se encierran en su mundo y simplemente prefieren no opinar sobre nada. Respeto al mundo porque todos somos personas, todos somos iguales y diferentes.
Las cosas no siempre son lo que parecen y toda experiencia humana puede contemplarse desde múltiples perspectivas y merecer juicios distintos
—  Antonio Rey Hazas