hola guapa

Hola, guapa.

En éste preciso instante el hombre que escribió ésta carta está pensando en ti y está contento. Sí, contento, contento de conocer a una mujer hermosa de pies a cabeza, desde el alma hasta la piel, desde las palabras hasta el pensamiento y desde el corazón hasta la mirada…

…Pero bueno, dejando de lado un poquito las frases elaboradas, quiero decirte con palabras propias (las mías y no las del pseudo escritor que se supone soy) que saber que existes es algo hermoso.

Yo sé que podría intentar explicarlo con cientos de palabras (porque ya lo he hecho) lo bella que eres; pero resulta que lo que siento no lo abarcan todas las palabras que conozco. Aun así yo sé que puedes percibir eso que no puedo decirte pero que está en mis ojos cuando te veo y cuando te tomo de la mano para caminar juntos o cuando te abrazo después de días sin estar contigo, también presiento que notas mi tristeza cuando nos despedimos.

Yo no me considero un sujeto interesante o espectacular, yo sólo ando por ahí viviendo. Pero créeme, yo habría sido feliz y mi existencia en ésta tierra se habría esfumado en paz con la experiencia de una sonrisa tuya hacia mí. Imaginarás lo agradecido que me siento (Con quien sea que controle el universo) por poder llamarme Tu compañero. Y también agradecido contigo por supuesto por ya sabes, intentar esto conmigo todos los días; porque sabemos que hay días buenos y días no tan buenos y que mantenernos vivos (Vivos en todo el sentido de la palabra) es un reto enorme, aún más mantener con vida al otro.
Y ya ves aquí seguimos, desde el día uno. ¿Recuerdas las primeras palabras? ¿Las primeras sonrisas? ¿Recuerdas las primeras oleadas de emociones que casi no cabían en el pecho? ¿Recuerdas el primer abrazo? ¿Recuerdas el primer beso?

Es interesante y misterioso el camino que recorrí y el que tú recorriste hasta el momento en que nuestras miradas se encontraron aquél día. Obviamente sabíamos desde antes la existencia del otro, pero ese preciso instante fue la materialización de un pacto de vidas atrás…
…como quien despierta del sueño y descubre que éste no termina, comienza.

Te amo.

—  Letras Secretas

anonymous asked:

Hola guapa, wcif the black hoodie bug's wearing where bug and brix are hugging? also i just wanted to say i love ur captions my favorite is successfuldate png qsjdjk so funny fun fact i binged read brix's life all night last night and i can sum up my life with your sims i mean when i'm with my bf i'm flirty rizky 24/7, at college i'm bug, when i eat i'm brix, in the club i'm rex... i literally just wanted to ask for the hoodie but i couldn't stop writing help

dude i literally died when i read “hola guapa” THATS THE BEST THING!! best thing ive been called on this website istg thats SO BOMB

also tysm for reading my brix gameplay?? like OMFG!! thats so sweet

Bug’s hoodie is this one right here BUT i edited the mesh to remove those long straps at the end of the sleeves :T its a personal edit and it’d be disrespectful to share it tbh so!! yea

    Fue una sorpresa encontrárselo ahí, es decir, no le pegaba mucho ese ambiente… ¿Quizá aprovechó simplemente porque esa noche las chicas tenían la entrada gratis? Sonrió divertido de su propio pensamiento.

    Como ya había dejado sus amigos atrás hacía un ratito, no se lo pensó mucho en ir hacia Vaska. Hacía tiempo que no se veían, y siempre le había resultado un chico curioso… Además, tampoco tenía a nadie mejor con quien entretenerse en ese momento.

Hola, guapa. —le dijo burlón, al lado de la oreja (más que nada para que le escuchara por encima de la música) al acercársele por la espalda.

anonymous asked:

Guapa/hermosa

¡Hola! :v


ARIES: Guapa

TAURO: Guapa

GÉMINIS: Guapa

CÁNCER: Hermosa

LEO: Guapa

VIRGO: Hermosa

LIBRA: Guapa

ESCORPIO: Hermosa

SAGITARIO: Hermosa

CAPRICORNIO: Hermosa

ACUARIO: Guapa

PISCIS: Hermosa


Gracias por tomarte el tiempo para participar en la dinámica

~Cetus

LO QUE COMIENZA JUGANDO.

Decidí unir las partes que ya escribí para leer todo junto, realice muchas correcciones ortográficas y algunos signos de puntuación, sin mas ¡Aquí esta!

                                                Capitulo 1 al 8


¡Ya era hora! Dijo Guillermo para él, mientras quitaba la mirada ansiosa que había tenido por los últimos 5 minutos de la clase sobre el reloj, mientras se levantaba y tomaba sus cosas de su silla, siempre le habían gustado las matemáticas pero hoy no, hoy solo quería llegar a su casa y retomar aquella construcción que había dejado a medias en minecraft, se abría paso entre toda la gente, caminando rápido hasta llegar a un pasillo donde aunque sea se pudiera respirar, estar rodeado de muchas personas le da la sensación de estarce ahogando, siguió su camino hasta llegar a un parada de autobuses, sin mirar a los que estaban sentados, solo se limitó a apoyarse en un pilar.

- ¡Willy! -Dijo Laura-

-Hola guapa, -Contesto Guillermo, mientras una sonrisa se le escapo, Laura es una amiga que conoce desde la secundaria, pero decidieron estudiar carreras diferentes en la universidad-

- ¡Tiempo sin verte hombre! Cuando dices desaparecer ¿no hay quien te encuentre eh? -dijo Laura en tono burlón-

Keep reading

“I live in Peru. I felt really sick today, but I live alone and have no one to take care of me. For lunch, I thought I’d walk to a supermarket that’s a couple of blocks away and get some bread and soup. I didn’t feel like taking a shower or getting dressed properly, so I just put on a sweater and some flip flops and left the house still wearing my Perry The Platypus pajamas. As I was crossing the street, a taxi driver slowed down to start yelling demeaning things, “hola, guapa” (hey, beautiful), “¿cómo te llamas?” (what’s your name), “dame un besito” (give us a kiss). I cannot picture a more unflattering outfit I could possibly wear, and still I get harassed on the street. The problem here isn’t what we’re wearing, people." 

Anonymous submission 

"But What Was She Wearing?” is a project documenting what street harassment really looks like. Submit your own to stopthecatcall@gmail.com or via tumblr. 

anonymous asked:

¿Los signos en el supermercado? 🙊❤

Aries: a ver *mira la lista* leche, huevos *se choca por no mirar hacia donde iba*

Tauro: esto es necesario, y esto también, y esto otro *llega a la fila con millones de dulces*

Géminis: *platicando con la cajera* yo solo quería comprar dos cajas de huevos pero finalmente compre tres porque… *habla hasta dormir a la cajera*

Cáncer: veamos que hay que comprar *pasea por las góndolas y compra lo necesario pero se tarda mucho por haber hablado con un niño perdido*

Leo: esta crema anti-arrugas es esencial, y este perfume, hay un nuevo shampoo *gasta todo en la sección de belleza*

Virgo: necesito un quita-manchas, un limpiador de piso, jabón en polvo *se la pasa en la sección de limpieza*

Libra: compro leche entera o descremada? Una o media docena de huevos? *no se decide mas*

Escorpio: hola guapa *coqueteando con la camarera* quieres ir a algún lado?

Sagitario: wiiii , esto es vida *subido a un carrito empujado por acuario* oh ahí viene el guardia, otra vez

Capricornio: aprovecho que hoy hay descuento y me llevo 3 de estos *gasta menos de lo planeado*

Acuario: *empujando a sagi* nos falta leche de soja y arroz de groelandia, también un poco de caracoles

Piscis: que pasaría si el carrito fuera una nave espacial? *se choca con todos pero logra comprar *

~Sly

Noche de fiesta / GB dibujantes.

*Momo – Mahim – Richard – Sai – Michael – Milo – Lans*

-

El sol se iba ocultando y los chicos debatían de que hacer un sábado a la noche, hace una semana atrás se habían puesto de acuerdo en concurrir a una fiesta en la que organizaba Michael, uno de los chicos más populares y gentiles de su grupo de amigos y por supuesto, muchas personas  irían. En la sala, mientras jugaban videojuegos, estaban Momo, Mahim, Richard y Sai, amigos desde hace ya varios años y como tenían momentos de diversión y tranquilidad también había momentos de tensión y peleas, ahora decidían si ir o no a aquella fiesta del cual ya solo quedaban unas horas de que se hiciera de noche y empezara todo.

Mahim ya se había decidido a ir, mientras hubiera alcohol y chicas allí estaría presente. Momo no tenía problemas en concurrir pero mientras Mahim estuviera en la misma fiesta no le quitaría los ojos de encima controlando que no termine tirado por ahí ahogado de borracho o se fuera con alguna muchacha en lo que siempre él interrumpía, no dejaba que nadie lo tocase, mas si llevaba alcohol encima y se olvidaría al día siguiente de lo que hiciera. Richard prefería quedarse en casa y leer un libro o estudiar, le quedaba poco para recibirse de medico pero ahora estaba de vacaciones, un día de fiesta no le vendría mal por lo que decidió esta vez seguir a los chicos. En cuanto a Sai, no tenía interés en ir pero Richard le insistió tanto que no tuvo opción de acoplarse al grupo, seguro sería una larga noche y ya lo presentía…

La noche llegó y ya todos se preparaban para subir al auto en el que Momo conducía.

- Venga ya! Que la fiesta va a empezar y nosotros aquí perdiendo el tiempo – Mahim refunfuñaba sentado en el asiento del copiloto.

- ¿No es mejor quedarnos en casa y tomar algo entre nosotros? – Momo como siempre, metía excusas para no sacarlo de fiesta. Ya imaginaba que sus celos y control explotarían tarde o temprano.

- No seas aburrido ¡coño! Acelera! – eleva su voz ya comenzando a molestarse más.

- ¡Ya Momo! Que llegamos tarde y pierdo tiempo en ligar – se asoma desde los asientos de atrás Richard.

- Ligar dice… - se burla Sai.

- Pues claro! Habrá muchos chicos que quiero hacer caer ante mis encantos – se acomoda sus cabellos – pero tú siempre estarás en mi corazón Mahim – se acerca más para tratar de tocarle.

- ¡Aléjate raro! -

El auto acelera violentamente en un segundo provocando que Richard vuelva hacía atrás y se diera un duro golpe contra el vidrio de la puerta.

- ¡Lo hiciste al propósito mala gente! – se quejaba mientras masajeaba su cabeza.

- Quieren fiesta, pues vamos a la fiesta y dejemos de perder tiempo – Momo clava una mirada asesina desde el espejo retrovisor.

El de anteojos sintió un escalofrió recorrer por toda su espalda, tenía un rival difícil pero una de sus cualidades era la de no rendirse fácilmente, eso es bueno en ciertos aspectos pero claramente no en éste en lo que podría terminar asesinado tanto por Momo como por Mahim ¿Cómo lo aceptaban en su grupo de amigos? Pues en una amistad hay de todo un poco y los cuatros tenían personalidades muy diferentes entre sí , eso los complementaban.

- Déjate de tonterías ya – le reprime Sai.

- Ya verás, esta noche lo hago mío – le susurra muy confiado limpiando sus lentes.

Siguieron sus charlas en el auto a medida de que ya quedaba poco para llegar a la casa de Michael, la música se escuchaba ya a una calle, una gran fiesta como todas las que allí se realizaban.

“El grupo de Momo” como solían llamarlos los demás, llegaron estacionando el auto frente a esa gran casa. Había invitados tanto afuera como adentro, riendo, bailando y algunos ya quien sabe en cual vaso de alcohol iban…

 Mahim descendió primero super emocionado al sentir la música y lo que le esperaba adentro, se adelantó queriendo separarse de los demás.

- ¡Mahim! No bebas demasiado – le reprime Momo mientras le seguía metros atrás.

- ¡Silencio! – ingresa.

- Oh, llegó el grupo de Momo – dice uno de los chicos que se encontraba con otro grupo de personas.

- Espero se controlen esta noche – se rié uno de sus amigos a su lado.

El alcohol y las chicas no faltaban y Mahim ya se había conseguido un vaso de Vodka mientras daba una amplia mirada al lugar esperando captar la atención de alguna linda muchacha de las tantas que había. Sentía un frío inexplicable a pesar de que el lugar por poco y se asfixiaba del calor que hacía, no lo sabía pero una mirada de stalker lo vigilaba desde el otro extremo de la habitación. Momo no quitaría sus ojos de él, bebía de un vaso que ni atención le había prestado de lo que contenía, solo tomaba y sus ojos y concentración estaban en aquel chico malhumorado.

…                                                                                                                     

- ¿Pero a donde se me ha ido Mahim? – observaba hacia todos lados Richard que había perdido su rastro – Saaaaaai! – le sacudía los hombros  a su amigo quejándose como un niño pequeño – ayúdame a encontrarlo!

- Que molesto eres, vé a buscarlo tú, yo también quiero divertirme – le quita las manos de encima.

- Ayúdame – coloca una mirada de cachorro.

Como siempre Sai debía soportar los berrinches de su mejor amigo, vaya paciencia que tenía. Suspira irritado.

- Venga pero déjame respirar – sigue caminando y detrás le sigue Richard muy contento.

- Hola guapa, ¿bailas? – Mahim se recostaba en el marco de una puerta habiendo fijado sus ojos en una sexy chica.

- Claro! – le responde muy emocionada, después de todo muchas veían a Mahim como uno de los chicos más guapos del lugar, la envidia de otras se sentía en el ambiente.

Mientras estos dos se movían al ritmo de la música cada vez con sus cuerpos más cerca del otro, Momo los miraba con unos celos que hasta los de a su alrededor se alejaron por el aura asesina que desprendía, su instinto de controlador estaba saliendo a flote y no se quedaría de brazos cruzados.

- Aún sigo sin ver a Mahim, no puede ser! – se quejaba Richard - ¿y si lo tiene Momo? ¿si se fueron a un hotel? No! No quiero pensar eso – seguía caminando detrás de Sai – pero si esos dos se van juntos y pasan cosas, ¡no! El lindo trasero de Mahim! – eleva su voz.

- ¿Podrías callarte? – Sai se da la vuelta enojado.

Al quitar su vista del frente choca contra algo o alguien del cual no esperaba y rápidamente se vuelve a girar esperando no haber lastimado con quien dió muy fuerte.

- ¡Perdón! – vé a una persona sentada en el piso - ¿estás bien? – extiende su mano.

- Si, estoy bien – la persona toma su mano y se levanta sacudiendo sus tiernas ropas – no te preocupes.

Sai y Richard se quedan viendo embobados a ese chico rubio de ojos morados y sonrisa encantadora.

- ¡¡¡Lindo!!! – Richard grita apartando del camino a su amigo que terminó estampado en la pared de al lado- ¿Cómo es tu nombre? ¿Cuántos años tienes? – empieza a tirarle preguntas rápidas confundiendo al chico que no sabía que contestarle.

- ¿Qué pasa aquí? – se escucha detrás del rubio una voz familiar a la par de que lo rodea con sus brazos –

- Michael – el rubio se sonroja.

 - Él es Milo – lo presenta.

-¿Amigo tuyo? – Esperaba que le dijera que sí y no fuese algo más.

- Bueno… algo así – baja su mirada para encontrarse con la de ese pequeño chico.

- Te estaba buscando – Milo toma la mano de Michael.

Los dos se quedan viéndose como idiotas perdidos en su propio mundo, parecía que a su alrededor si uno se ponía a imaginar se vería todo de color rosa con flores muy cursis.

- Oh, se fueron a su mundo – dice Richard.

- Se fueron a su mundo – le contesta Sai a su lado frotando su brazo que dió con la pared segundos atrás y de paso le golpea en las costillas a su amigo por venganza.

- Perdón – se disculpa adolorido.

Veinte minutos después…

- ¡Que te pireh tarado! – Mahim forcejeaba con Momo del cual no le quitaba las manos de encima.

Las personas de la habitación miraban espectadoras de la discusión y cada vez más gente se unía a ver que era lo que pasaba.

- ¿Cuántos llevas ya? ¿Quién era esa? – Momo trataba de quitarle su vaso.

- ¿Quién eres? ¿mi madre? – Mahim no soltaba su vaso y se tambaleaba producto de las bebidas que ya llevaba encima, ni siquiera sabía con quienes chicas había bailado, ni sus nombres les había preguntado por lo que a esa segunda pregunta ni se tomó el trabajo de contestar – déjame ser feliz hombre! –seguía quejándose.

- ¡Que sueltes el vaso! –

- Milo ¿tienes numero? Podríamos hablar de vez en cuando – Richard se acercaba a Milo con mucho interés.

- Si tengo… -

- No tiene – Michael lo acerca contra su cuerpo y acelera su paso esquivando a los demás invitados – Richard deja a Milo – él era pacífico pero si alguien trataba de meterse con ese dulce muchacho su lado posesivo surgía.

- Venga hombre! Que solo lo quiero como amigo – los seguía insistente a los dos.

- Richard! ¿Qué hay de Mahim?– Sai lo seguía tomándole de su brazo en un intento de frenarle.

- Que Mahim espere, ahora quiero ser amigo de Milo – su mirada se veía pícara, claramente esas no eran sus únicas intensiones.

- ¡Deja de buscar hombres con dueño! –

- ¿Eres tonto o que te pasa? ¿te pegaste en la cabeza? – Mahim le empuja a Momo muy furioso y toma un gran sorbo de alcohol – me arruinas la fiesta.

- Estas borracho, vámonos a casa – lo arrastra con él camino a la puerta para salir.

- No me toques! – le arroja el vaso en la cabeza – ¡que la fiesta no pare! – se logra zafar de ese muchacho y corre hasta una chica que lo mira confundida – tu Sandra, ¿bailas?

- No soy Sandra – frunce el ceño.

- Laura, Rosa, la que seas – trata de mantener el equilibrio.

- ¡Mahim! – se acerca ese chico muy enojado.

- ¡Pero que molesto! –

- Venga, el número… no tengo otras intensiones, créeme – sigue insistiendo Richard.

- ¡Que pares ya! – le grita Sai.

- Michael… él sólo quiere ser mi amigo – Milo sin ver las oscuras intenciones de Richard calmaba a Michael pero éste sabía bien como era ese chico de lentes y por ende no iba a ceder ante nada, lo protegería sin importar qué.

- Milo por favor, no le des tu numero, es que… - piensa unos segundos que decirle para convencerle del todo y sabía bien que era – me pongo celoso – le toma de ambas manos con una mirada de extrema tristeza.

- Michael… – los ojos del rubio se iluminan.

- Se fueron a su mundo… - susurra Richard.

- Se fueron a su mundo… - le repite Sai.

- Que estoy bien! Tuuuu, mecha marrón – Mahim forcejeaba de esas manos que le sostenían de sus muñecas.

- No lo estas – aunque Momo no estuviera tan borracho como Mahim, aún así no estaba del todo sobrio – vamos a casa.

- Quiero alcohol y bitches – se acerca hasta una de las mesas pero tropieza con algún objeto allí tirado y junto a Momo caen sobre la misma provocando un gran desastre.

Minutos después…

- No pueden sacarme de la fiesta malditas perras! – Mahim oponía fuerza ante el grupo de muchachos que lo llevaban enojados hasta afuera y lo arrojaban al césped – ¡si saben como me pongo pa que me invitan!

Momo cae a su lado, los chicos los dejan allí y vuelvan a la casa.

 Los dos se miran en silencio por un largo rato…

- ¿Vamos a casa? –

- Cállate durazno –

- Y ni siquiera pude obtener el número de Milo – Richard lloraba apoyado en Sai que lo ayudaba a caminar por la calle y sostenía una botella en su mano – y Mahim, maldito panda que se desapareció, ¡no es justo! –

- Ya entendí – seguía encaminando a su amigo muy tranquilo.

A los dos no le quedaba otra que irse caminando de vuelta a su casa porque Momo y Mahim se habían marchado ya un tiempo atrás en el auto sin siquiera haberles avisado antes, igual con lo borracho que estaban ni se acordaron de sus otros compañeros de piso, se marcharon y ya.

- Me duelen los pies y tengo hambre – recuesta su cabeza en el hombro de Sai – Milo estaba guapo y Michael no me lo dejó ¿me escuchas? –

- Si te escucho –

Seguía haciendo sonidos quejosos.

- Quiero ver yaoi – balbuceaba.

- Ya queda poco para llegar, cállate de una vez – sonríe.

Los dos llegan muy cansados, mas Sai que tuvo que ayudar a su borracho amigo todas esas calles de vuelta y sobretodo aguantando sus quejas y peticiones sin sentido alguno.

Al introducir la llave en la puerta Sai nota de que ya estaba abierta y al ingresar se ve en el suelo lo que parecía ser un rastro de prendas de ropa que se dirigían hasta el cuarto de Momo. Se queda helado sabiendo muy bien lo que ocurría y no dudó en darse la vuelta y tratar de detener al de anteojos.

- Emm… Richard ¿Qué te parece si nos vamos a caminar por allí un rato? – lo toma del brazo intentando que no siga avanzando al interior de la casa.

- ¿Pero porque? No seas tonto – sin darle importancia, aparta su mano y avanza apresurado sin tomar en cuenta toda esa ropa y pasa por delante del cuarto de Momo que quedaba antes que el suyo. Se detiene escuchando un extraño ruido que provenía de adentro.

“ Más fuerte!” “ ahí, justo ahí” “ ah! Se siente bien” “Mahim, sostente de mi espalda” “ Mas rápido Momo! Ah! “ “no muerdas tan fuerte”

Los anteojos de Richard se le caen al suelo saliéndose uno de los cristales. Se queda en shock alejándose de la puerta sin saber que hacer o que decir. Sólo sigue caminando hasta llegar a su habitación del cual abre la puerta y se queda sentado en la cama sin saber aún como reaccionar.

- Por eso te dije que nos fuéramos – Sai se sienta a su lado.

- Ellos… no es la primera vez que pasa algo así ¿verdad?, lo olvidaré seguro en la mañana – masajea su frente sintiendo un leve dolor de cabeza.

- Por eso siempre te digo que dejes en paz a los hombres con dueño – no sabía que decirle para consolarle, además ya estaba dicho, no era la primera vez que sucedía y no tenía sentido decir siempre las mismas cosas si de todas formas o las olvidaría o se haría el tonto.

- No me digas lo que debo hacer… - sonríe – pero al final las cosas siempre terminan de esta forma –

- ¿Cuál forma? – Sai se gira a mirarle y siente algo suave contra sus labios.

Los labios de Richard se posaron sobre los suyos por unos largos segundos y al separarse el rostro de ambos queda completamente rojo, ya sea por el alcohol, la vergüenza o sentimientos entremezclados de ambos en su interior, la cuestión era que la temperatura estaba aumentando.

- De esta forma… - le susurra provocativamente.

Sai levanta sus brazos y rodea su cuello. Se recuesta en la cama atrayendo el cuerpo de su “amigo” sobre él.

- ¿Y no recordarás nada en la mañana? – se ríe.

- Quien sabe… - se ríe también y lo vuelve a besar.

A la tarde siguiente…

Lans desciende de un taxi luego de volver de un largo viaje…

- Michael! Compañero! Ya he vuel… -

Las últimas palabras no logra pronunciarlas al ver como el lugar que compartía con su compañero de piso estaba completamente desastroso ya desde afuera, vasos, objetos, hasta personas aún dormidas en el césped! No se quería imaginar como era adentro.

- Michael!! – ingresa furioso esquivando toda la basura del suelo.

Los llamados se hacían más fuertes ocasionando que éste comenzara a abrir los ojos costándole demasiado obvio sumado a un terrible dolor de cabeza. Al mover su mano en el otro extremo de la cama siente en sus dedos algo suave y al girar su mirada capta la presencia de Milo que se iba despertando a la par de él.

- ¡Michael! ¿Qué le has hecho a la casa? – ingresa azotando la puerta de su habitación y ve a ambos chicos allí acostados – ¡ y estas con alguien! Y en mi cama!

Lans ya había abierto antes la puerta de la habitación de Michael y al no encontrarse allí supuso que se había ido a la suya.

Milo abre sus ojos como platos y se levanta rápidamente quedándose arrodillado en la cama. Nota que estaba desnudo…

- Milo, esto tiene una explicación… - Michael se pone nervioso.

- Lo… - tartamudea-

- Milo, Calma – apoya su mano en su brazo.

- Lo hicimos… – sus ojos se empiezan a aguar – ¡y no lo recuerdo!

- Michael! – Lans se acerca a la cama con una furia de querer matarlo a golpes.

- Milo no te pongas mal – trata de hacer lo posible para no ver llorar a su chico… o eso creía que pasaría…

- Me dijiste que todas nuestras veces serian bonitas ¡idiota! –se abalanza a él completamente fuera de sí, furioso y sacando el lado suyo que solo a él le demostraba - ¿así haces con todos? ¿te andas revolcando con otros cuando estás borracho? ¿te aprovechaste de mi sabiendo que yo estaba igual? -

- Milo por favor – retrocede con miedo – no saques tu verdadera naturaleza, Milo piedad, ¡que fuiste tú el que me atacó primero y no pude defenderme, sabes que estoy en contra de la violencia!

- Ah! Entonces tu si recuerdas todo! -

Lans con una mirada amenazante se planta a su lado.

- Michael! ¿Por qué hiciste esta fiesta?! ¿Has visto como quedó la casa? – Seguía reprochándole - ¿Quién limpiará todo? ¿Por qué están en mi cama?!

- Yo solo quería alegrar a todos -

Los dos habían rodeado a Michael, no sabía cómo saldría de esta , en su interior solo era un “internally screaming” continuo.

De mientras en la casa del grupo de Momo…

- ¡Que no me puedo divertir nunca que llegas tú maldito pringao y me arruinas todo! – Mahim discutía con Momo en la sala.

- Porque bebes mucho, ¡borracho! y andas ahí ligando con cualquiera! –

- ¡Es problema mío! -

Los dos estaban delante del televisor del cual Sai y Richard estaban jugando videojuegos pero no podían ver nada a causa de estos dos tontos que le obstruían la vista.

- ¡Que no te puedo sacar los ojos de encima que haces todo mal! Culpa tuya nos echaron de la fiesta –

- ¿¡Mía!? Tu no me quitabas las manos de encima! – su voz se iba elevando más y más.

- Ya cállense! – grita Sai – vayan a arreglar sus discusiones de pareja en la habitación.

Todos lo miran. Mahim se queda congelado y comienza a tartamudear. Momo desvía su mirada muy apenado. A Richard se le cae el mando de la play al suelo. Sai sube los pies sobre la mesita de adorno y sostiene un tazón de palomitas en sus manos. El silencio no duró mucho…

- ¡Que dices! – Grita furioso y alterado como siempre el chico de camisa a cuadros.

- No es mala idea lo que dijo – Momo se acerca y le toma de sus manos con su mirada de torpe enamorado.

- Mahim! No te vayas con él! Ven conmigo, yo escucharé todas tus quejas – Richard se levanta del sillón y le abraza por detrás.

- Suéltenme! Pedazo de idiotas! – codazo a Richard en el abdomen y un puño en la nariz de Momo. Se aleja maldiciendo en todo el camino.

- Me ama… - uno se sostenía la nariz con una pequeña lagrima escapándose.

- Algún día lo hare mío – el otro abrazaba su estomago arrodillado en el suelo.

- Mas que idiotas… - Sai sigue jugando videojuegos.

A los pocos minutos Lans, Milo y Michael se quedaron lo que resta del día limpiando su casa. Al final la oración “no puedo enojarme realmente con él” se hizo presencia en la mente de Milo y Lans.

Por parte de Michael, a Lans le prometió no hacer fiestas tan seguidas y limpiar más que los tres y a Milo… pues ya tendrían su momento de privacidad para arreglarse…

En cuanto Momo, Mahim, Sai y Richard ya estaban los cuatro jugando videojuegos y hablando tonterías como siempre… más tarde seguro los demás, luego de terminar de limpiar, aparecerían para unírseles, debían también celebrar la llegada de Lans… ¿terminarían bien acaso?

Y así siguieron sus días en este grupo de tontos, riendo y peleado como siempre. Cometiendo los mismos errores y terminando con el mismo desenlace en la mayoría de las oportunidades. No iban a aprender más o quizás el tiempo les diría como las cosas estaban destinadas a ser, pero por ahora sus locuras y tropezones seguirían durando mucho tiempo más.

———————————

Pueh eso son mis shipps asi que los emparejé a mi gusto! :> huehue. espero les haya gustado este salseito xD

generismomo mahiestufa susywestt okamisai misakifirestormbyakko millaii lanstiel 

ughdark  asked:

hey sweetie.. i need some help.. i'm 16 and (here in Spain) is the last school year, so we're going to do an elegant dinner. So i need some help to choose my dress.. can you help me and give me some choises? thank you so much babe xx have a nice day ily <3

Hola guapa. Yes ofc I can help you out. I love Romwe and Sheinside for dresses, I have a few of them myself and they all look fierce for both day wear and for party wear. 

If you’re looking for long dresses I can suggest:

As for short dresses here are my suggestions:

Please let me know if you buy any of them. Also, the shipping is quite fast, when I lived in Portugal the packages would arrive in 2-3 weeks :)

And if you need some eye makeup ideas check out my new tutorial

xoxo ♥