hoja carta

Carta para el chico que me gusta.

Querido chico que me gusta, quiero que leas ésto con atención. Escribiré ésto, y no es para que lo leas y pienses “Ésta chica es increíble, lo intentaré con ella” o para que pienses “Joder, es una loca obsesionada”.
Sólo quiero decirte, de una manera indirecta, cómo me siento con respecto a cómo me tratas.
De acuerdo, lo sabía desde un principio, eres el típico “chico rompe corazones que no cambia” pero vamos, ¡TODOS TENEMOS EL CORAZÓN ROTO DE UNA U OTRA MANERA! 
Pero bien, el punto no es ese, el punto es que, mierda, me gustas, joder no puedo decir que estoy enamorada pero como me gustas. No sé qué fue, puede que fueran los tatuajes, tus ojos o tu sonrisa, (o quizá todo) pero lo único que sé es que me gustas. No encuentro una razón lógica para mi comportamiento psicopendejo contigo, porque, sabes que es cierto. Me siento en un vaivén contigo, ¿estúpido, no? pero no es justo. No debería sentirme así. Me gustas a tal punto que te he dejado ver mis puntos más débiles, y no sé si es que no te das cuenta, o simplemente no me das importancia. No debería obsesionarme cuando no me escribes, pero lo hago, y no me gusta. Debería tomar mi orgullo del armario y vestirme con él, pero es simplemente algo que no puedo hacer, porque mierda, me gustas.
Sé tan poco sobre ti, pero lo poco que sé son cosas que nadie más sabe, puede que no sea la chica ideal frente a tus ojos, pero ante mis ojos tu tampoco lo eras, y mírame, aquí estoy. 
Realmente no sé lo que escribo, (no lo vas a leer) sólo necesitaba escribirle algo al estúpido chico que me gusta pero que yo no le gusto a él. 
Pero tranquilo, el tiempo pasa y el otoño llega, es cuando muero y vuelvo a renacer con hojas nuevas. Porque al final, sólo me gustas…