his

DIARIO DE UN ADIÓS. —16 de Abril 2013 Aun no logro decidirme cuando voy a dejarlo ir, esto demasiado difícil, me es casi imposible imaginar un futuro sin él ¿Quién imaginaria un futuro sin alguien que actualmente lo es todo en su vida? A veces me siento ridícula, ya me había preparado para este momento, sabía que iba a llegar, siempre supe que el amor eterno no era real al menos no ahora. Pero… ¿Por qué duele tanto dejarlo ir? ¿Por qué me duele demasiado aun cuando él me causa tanto dolor? No puedo comprender mi corazón con claridad, a veces me siento tan ridícula, tan triste por su partida, pero es algo que no puedo evitar y no puedo dejar de sentir que es demasiado cruel. —20 de Abril 2013 Sigue hiriéndome, no importa lo que haga él siempre está ocupado o simplemente enojado ¿Por qué? ¿Cómo llegamos a esto? ¿Debería seguir luchando? Realmente no quiero que termine, por favor. No quiero que termine… —2 de Mayo 2013 No puedo sopórtalo más, sinceramente mi voluntad va muriendo poco a poco con cada uno de sus desaires, con todas esas palabras hirientes que lanza hacia mi sin importarle nada ¿Cómo puede ser así? Lo necesito pero me está haciendo daño ¿Por qué debería seguir aceptando culpas que no son mías? ¡¿Por qué sigo engañándome?! ¡Despierta él ya no te ama! —Me lo repito una y otra vez pero aun no logro convencerme. —13 de Mayo 2013 Yo seguía luchando aun cuando no tenía fuerzas, aun cuando todo lo que recibiera fuera indiferencia yo seguía tratando de arreglar esto a lo que yo le llamaba amor, pero… Hoy él me dijo adiós, duele y duele aún más porque fue una de las despedidas más tristes y silenciosas de mi vida. Dicen que las despedidas son muy tristes, que decir adiós es muy doloroso, dicen que el último abrazo, el último beso  es el que más duele. Pero… ¿Qué pasa si no hay un último abrazo? ¿Qué pasa si él solo se alejó? Aún tengo en mi garganta todas aquellas palabras que nunca le dije, aquellas que deje para luego y que poco a poco se fueron volviendo tan solo “palabras por decir”, ¿Qué pasa si aún no logro perder mi dignidad por última vez pidiéndole que se quede? ¡¿CÓMO ME DEBO SENTIR AHORA?! —25 de Mayo 2013 ¿Acaso eres estúpida? Él se marchó ¡No va a volver! — Mi mente sigue repitiendo con gran enojo. Yo sigo respondiendo “Lo sé” mientras mis lágrimas siguen cayendo pero aun cuando mi mente sigue repitiendo que deje de llorar, aun cuando todos dicen que no vale la pena y que vendrá alguien mejor ¿Por qué sigo sintiéndome así?  Estoy consciente de que no regresara, sé que esto ha terminado… pero duele ¡Duele demasiado! Existen momentos en los que mi mente queda en blanco, sus recuerdos colapsan en mi mente y empiezo a escuchar una y otra vez los consejos que me han dado mis amigos, al final de ese momento de dolor y rabia solo quedan preguntas: ¿Qué hago? ¿Por qué no puedo olvidarlo? ¿Por qué soy tan patética? Tengo que dejarlo ir, pero duele. Duele demasiado. —31 de Mayo 2013 Sigo esperando su mensaje, pero hoy es diferente. Hoy lo he visto reír, se veía tan feliz ¿pero porque su sonrisa me causa tanto dolor? ¿Por qué él ríe mientras yo tan solo puedo llorar? ¡No  puedo! No podía llorar frente a él, ¡NO LLORES! Ten dignidad, no llores porque todos preguntaran ¿Qué pasa? Y no puedes admitir que estas mal, no puedes admitir que lo extrañas. —10 de Junio 2013 ¿Aún no logras olvidarlo? ¿Aún te duele hablar de él? (Sí, aun me duele, aun duele cuando lo veo. Aun duele cuando esta frente a mí con aquella sonrisa que antes me enamoraba. Aun me duele cuando me hablan de él, cuando escucho casualmente en mi reproductor aquellas canciones que nos dedicamos, aun me duele el pecho cuando me cruzo con alguna de sus fotografías ¿pero qué puedo hacer?) —Mi mente grita respuestas dolorosas y patéticas para el mundo. ¿Entonces que debo responder? ¿Qué puedo responder? “Estoy bien”, “Sé que no vale la pena” o quizás “Ya logre superarlo” ¿Debería bromear un poco con mi dolor? Mi cerebro lanza respuestas, respuestas que reflejan todo menos lo que realmente estoy sintiendo. Perdóname, perdóname mejor amiga, pero ya no quiero más consejos. Ya no quiero más palabras diciendo que no vale la pena o que es un pendejo, lo siento porque digan lo que digan sigue doliendo ¡¿POR QUÉ SIGUE DOLIENDO?! —13 de Julio 2013 Lo extraño, ¡Joder, lo extraño demasiado! Estoy cansada de llorar, por favor deja de llorar. Estabas bien antes de él ¿Por qué no vuelves a ese momento? A veces siento demasiada rabia, tanta que maldigo el día en que lo conocí, pero no importa cuánto dure mi enojo ¿Cómo podría arrepentirme de amarlo? Como podría arrepentirme de estar con alguien que en su tiempo me hizo tan feliz… —22 de Julio 2013 Las madrugadas son demasiado crueles, si tan solo pudiera olvidar todo lo que me hizo amarme, si tan solo pudiera pensar en todo aquel dolor que me causaste al final, pero… ¿Por qué no puedo?  ¿Por qué mi mente sigue buscando razones para extrañarlo? Solo quiero cansarme, cansarme de estas patéticas madrugadas, solo quiero cansare de extrañar a alguien que ya no logra recordar mi nombre, aun si quiera por casualidad. —14 de Agosto 2013 Sigo recordando sus manías, sus gestos, sus gustos y aquellos pequeños detalles de él. Son como imágenes, como si mi cerebro fuese un computador, como si todo lo relacionado a él se presentara aleatoriamente simplemente para causarme dolor, no puedo evitar recordarte. Sigo tratando de superar tu adiós aún sigo tratando de no escuchar tu voz en aquellos viejos audios, sigo tratando de no recordar cada momento de felicidad detrás de tus fotos. Pero me cuesta demasiado. —2 de Septiembre 2013 Él es feliz, él no volverá pero no puedo evitar recordarlo ¿Cómo no podría recordar a alguien que iba a formar parte de mi futuro? ¿Cómo no recordar sus promesas? Solo me queda evitar llorar cuando sus recuerdos regresan a mí mente, solo me queda superar su adiós. Es tiempo de tratar de seguir, no puedo vivir atada a este sentimiento, lo siento mucho corazón, pero mi cuerpo ya no tiene más lágrimas. Es hora de dejar de llorar por alguien que ya nos olvidó. Estaremos bien, lo prometo. —6 de Agosto 2013 Su recuerdo aun pasa por mi mente cuando escucho alguna de sus canciones favoritas, su recuerdo vuelve a mí día a día al verlo, nuestros momentos felices regresan a mi cuando cruzo por aquellos lugares que era especiales para los dos. Pero ya no duele como antes, duele, pero el dolor es soportable. Esta vez las lágrimas ya no caen involuntariamente. —26 de Noviembre 2013 He podido superar su recuerdo poco a poco entendí que no podía seguir así… Entendí que es hora de seguir y aun cuando mi corazón no está preparado para volver a amar, aun cuando en este momento evitaría y desconfiaría de todo aquel que se acerque a mí con promesas de amor, aun así sé que merezco una segunda oportunidad. Sé que no podré olvidar sus promesas y que cuando alguien más prometa lo mismo que él su recuerdo y el dolor vinculado con el regresara, este pasara en unos momentos, porque he superado la etapa en la que mi corazón se desmoronaba cuando lo veía sonreír con alguien más, porque es hora de ser feliz. Sé que no podré olvidar lo importante que fue para mí, pero sé que el recuerdo ya no dolerá más.

MIT, courtesy of the Spencer Museum of Art, University of Kansas

The Fashion Photographer and Hyéres Juror Sølve Sundsbø Reflects on His Inspirations

The fashion photographer Sølve Sundsbø has always been one to challenge the status quo in creating his oft-otherworldy imagery, combing pre-production tricks (X-rays, smoke effects) with classic techniques, and he expects nothing less from the next generation of talent. 

See more here