hetalia uruguay

anonymous asked:

holaa! Pediste que te mandemos L!APH requests? Amaría si pudieras dibujar lo que sea entre Uruguay + Argentina, o solo Uruguay? *praying hands emoji* anyway, amo tu estilo y todo lo que dibujas es precioso!

are you telling me this is not how it happened??!!

A promt from @ask-aotearoaandfriends ,  who own this beautiful New Zealand OC ( on the right side of the picture )
We both agreed that it was time to draw something about Uruguay´s and New Zealands friendship,
thats tied to commerce and a long history of good relations but also to sports, both being great rugby players ( especially Kiri, go  try to beat her and you end up dead ) but also nice polo ones; and while New Zealand is a known Polo centre ( behind Argentina and the UK ) , Uruguay doesnt stay too far behind and has her own estates, one of which, I used as BG for this picture .
Anyway, two great exponents of female sport, and two very nice friends.

anonymous asked:

So... does anyone have any pets?

Muns Notes: 

- “Morotí” means “white” in Guaraní, Paraguays official language, and is a Campana ( Bell ) bird, the national one.

- “Chiquito” means “little one” in Spanish but can also be applied as name to pets or nicknames to little children.

- “Pocho” is a common Gaucho name, coming from the Spanish “Pedro” ( Peter ). “Pomperita” is a glimpse at the character of the same name on the Argentine comic series Patoruzú, which served me to base some characteristics of the Argentine brothers after its main characters Patoruzú and Isidorito. I highly recommend it as well.

- “Betún” is not a name but actually a fish, meaning Teño simply choose a random name for him. Random names for pets are very common in Buenos Aires and you can find things like “Thing” ; “ Chorizo” or “Sweet”. They have no originality, forgive them.  

Ha llegado la Cigüeña 2/5

Iris

Parte 1

-¿Esos dos, con un hijo? -En alguna parte a su espalda, Luciano estaba riendo a más no poder, hasta podía imaginárselo retorciéndose en el sillón. Sebastián lo ignoró por el momento y reacomodó el teléfono para que estuviera mejor apoyado entre su hombro y oreja mientras continuaba lavando los platos- No es algo que me habría imaginado…

-¡Ni yo! Es decir, aún recuerdo los días en que Martín nos arrastraba a las marchas de cualquier cosa solo para poder gritarle a los policías.

-Eh, no es la figura de responsabilidad que uno podría esperar.

-¡Y Manuel! Míster amargado no es que digamos, la representación de maternalidad.

En la sala Luciano estaba recuperando un poco el control sobre sí mismo. Sebastián terminó de enjuagar los platos y fue a sentarse a su lado en uno de los brazos.

-¿Cuándo vamos a ir a visitarlos para conocer al nene? -Preguntó después de unos minutos de Miguel enumerando las mañas de cada uno.

-¡Ya envié a Francisco para un primer reconocimiento! Debería aparecer con noticias en un rato. Aún tengo que llamar a un par de gente, encárgate de avisarle a Daniel, cuando estemos listos podemos organizar todo.

-Bien, haré un grupo en whatsapp para eso…

-Lo tomaste bastante bien, digo, hace unos años ya estarías buscando nuevo departamento, o de allegado con Miguel y conmigo -Francisco aceptó el café que Manu le trajo, pero pronto lo depositó en la mesa, lejos del pequeño Alejandro cuando este arrugó la nariz y comenzó a hacer arcadas.

-Sí, sí, soy un santo -Escondió su sonrisa detrás de la taza y miró a su amigo quien no podía dejar de acariciar el pelito de Ale a cada tanto. La verdad es que el pendejito no tardó nada en poner a Francisco bajo su encanto, lo único que necesitó fue una de sus risitas y ya tenía a un tío chocho dispuesto a cargarlo hacia donde apuntaran sus pequeños dedos.

-Tampoco podía dejar a este angelito solo con Martín, te digo, fueron como diez minutos que lo sostuvo, después de lo evitó lo más que pudo, está peor que hombre hetero patriarcal, mi tío fue así con su primer hijo…

-Deben ser los nervios, o todavía no lo considera como suyo, espera un poco más, cuando se le pegue su olor ya lo aceptará como su cachorro -Dicho eso dio vuelta a su nuevo sobrino honorífico y comenzó a hacerle cosquillas en el estómago para sacarle otra risita.

-Que suerte tener un veterinario en la familia, ahora me siento mucho más tranquilo -Comentó Manuel antes de volver a beber de su té. Francisco le mostró la lengua y por fin obtuvo esa risita del bebé.

Keep reading

Ha llegado la Cigüeña 4/5

Parte 3

-A ver, no te pongas pesado conmigo pendejito, abre la boca -Manuel acercó la cuchara a la boca de Alejandro, pero el niño volvió a correr la cara y mover los pies- Ya po Ale, no te creo que ya no tienes hambre, abre.

-¡Nah! -Manuel estaría más irritado con su situación si el niño no fuera tan adorable. Y es que no parecía una pataleta con Alejandro sonriéndole y moviendo alegremente sus piececitos. La paciencia de Manuel estaba durando mucho más  que de costumbre gracias a eso.

-Vas a quedarte chico si no comes… -Le comentó con voz de alarma. El rubiecito lo miró con ojos grandes, y Manuel casi creyó que le había entendido, pero pronto el pequeño soltó una de sus risitas y volvió a mover sus pies- Eres igual a Martín -Quiso sonar decepcionado pero el comentario salió demasiado dulce. Cuando Ale volvió a abrir la boca para balbucearle algo, rápida y eficazmente puso la cuchara sobre su labio inferior y logró que tragara. El niño quedó saboreándose la boca-¡Viste que te gusta! Si no cocino mal, anda, nos falta poquito -A la próxima que le acercó la cuchara el pequeño le aceptó la comida, y también la siguiente, y así, en poco tiempo se acabó todo- Eres un angelito…

Mientras el chiquillo reía y aplaudía con las manos, Manuel lavó el plato y la cuchara que habían usado.

-Si sigues portándote así de bien voy a pensar en comprarte esas galletas que estabas viendo cuando fuimos al super…

-¡Gaah!

-También hay que comprarte una cuna decente, no puedes seguir durmiendo con Martín y conmigo, en algún momento te vamos a aplastar, y ves que el arquitecto tiene que dormir bien o deja la caga en los planos… -En internet Manuel se había topado con algunos artículos que recomendaban hablarle a los bebes  para estimularles el área de la comunicación, y como Ale solo decía algunas variaciones de ga-ga, ta-ta y ohh, supuso que no estaba de más. Por eso ahora parecía cacatúa hablando todo el día y de cualquier idiotez que se le ocurriera, Martín no dejaba de burlarse cuando llegaba del trabajo y se lo encontraba discutiendo las cuestiones de la vida con Ale, y sobre todo esa vez que lo pilló analizando las ventajas comparativas entre comer una galleta de mantequilla o una tritón con el té, y si untarlas o no en la taza. Al menos todavía no lo descubría cantando 31 minutos o cambiándole la letra al resto de las canciones de monitos.

Keep reading