Lo mío no fue amor a primer vista. Fue algo mejor que eso, yo me enamoré de tu personalidad, tus pensamientos, tu sentido del humor, tu mirada, tu sabiduría, tu voz, todo de ti, fue algo lento pero maravilloso.
—  Lo vi por ahí
Sus narices chocaron.
Ambos sentían su respiración.
Ambos cerrarón sus ojos
y se besaron…
Fue el inicio del caos más hermoso del universo.
—  Poeta Invisible
Los japoneses creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve mas hermoso y por eso reparan objetos rotos rellenando sus grietas con oro o plata. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en prueba de la imperfección y la fragilidad, pero también la resiliencia; la capacidad de recuperarse y hacerse mas fuerte.
—  Kintsugi: el arte de hacer bello y fuerte lo frágil.