hermosa historia

anonymous asked:

Oye! Autremonde Ya que alguna gente alguna gente se siente sola al no tener amigos, que te parece si hacemos un tipo de juego donde la gente escoja un número del 1 al 80 (al azar). si dos personas escogen un número igual tendrán que hablarse y así tal vez poder formar una amistad muy diva :v no se, solo se me ocurrió UnU que opinas? All the love 💕

Me parece perfecto.

Así va el juego:
1. Tienes que undir el botón de comentario y poner un número del 1 al 100 al azar. 

2. Tienes que rebloguear este ask.

3. Cuando hayas reblogueado tienes que buscar quién ha comentado el mismo número que tú, y tienes que mandarle un ask hablándole a esa persona.


Créanme, las mejores historias se formarán, y luego pueden venir a contarnos qué pasó.

No pierdas tu oportunidad de comenzar una hermosa historia. 

Y yo estaba sentado en ese lugar, viendo como la gente pasaba, como algunas personas miraban a otras como si fueran lo mas hermoso que habían visto en la vida, y viendo como aquella hermosa chica que estaba a lo lejos sonreía, mientras ella me miraba, cuando se dio cuenta, solo agacho su hermosa mirada, con su cara sonrojada y siguió caminando con su hermosa sonrisa, y hasta el día de hoy, cada vez que la oscuridad entra en mi, solo recuerdo aquella sonrisa, y así mismo como esa sonrisa le daba luz a todo ese lugar, así mismo le da luz a toda mi soledad.
—  El chico invisible.
*La ventana en el hospital*

Esta es una historia muy hermosa que me encantaría compartirla con todos ustedes:

Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el líquido de sus pulmones. Su cama daba a la única ventana de la habitación. El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba.

Los dos charlaban durante horas. Hablaban de sus mujeres y sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, dónde habían estado de vacaciones.

Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosa que podía ver desde la ventana. El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades y colores del mundo exterior.

La ventana daba a un parque con un precioso lago. Patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad.

Según el hombre de la ventana describía todo esto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena.

Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que estaba pasando. Aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podía verlo, con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras.

Pasaron días y semanas. Una mañana, la enfermera de día entró con el agua para bañarlos, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía. Se llenó de pesar y llamó a los ayudantes del hospital, para llevarse el cuerpo.

Tan pronto como lo consideró apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado a la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambió encantada y, tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación.

Lentamente, y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior; por fin tendría la alegría de verlo él mismo. Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama… y se encontró con una pared blanca.

El hombre preguntó a la enfermera qué podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana. La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni la pared, y le indicó: “Quizás sólo quería animarlo a usted”. 

...Y vivieron imperfectamente felices para siempre.

Querido amor; esto recién empieza, es una página en blanco para ambos, un nuevo capítulo, una nueva historia, un nuevo comienzo. Tal vez la más maravillosa historia de amor; pero… No debemos olvidar, que como toda historia todo comenzará siendo hermoso, perfecto, sin errores, MÁGICO; pero no hay que dejar que esa fantasía de la perfección nos deje ciegos y cuando abramos los ojos, nos encontremos frente un abismo de miedos e inseguridades.
Todo comenzará siendo bello, pero recuerda amor de mi vida, que para llegar al “…y vivieron felices para siempre”, debemos antes atravesar el desenlace de la historia; ese que vendrá con celos, con peleas pequeñas y luego otras enormes, deberemos vivir días en que alguno de los dos querrá mandar todo a la mierda, y días en los que necesitemos tanto del otro que gritaremos de dolor en su ausencia. Días en los que yo creeré que sos un hijo de puta y en los que vos creerás que soy una histérica caprichosa. Habrán tornados de enfrentamientos, catástrofes en nuestros corazones, que quizás hasta lastimen verdaderamente al otro; pero… Si esto que sentimos es realmente fuerte, si este amor que te confieso cada día al despertar y que vos me confiesas cada noche al dormir es sincero, no cabe la menor duda de que soportara, soportara los enojos de un hijo de puta y soportara los reclamos de una histérica caprichosa; y al final vendrá la luz, una fuerte y hermosa historia no contada, sino, vivida; cada día, por nosotros.

Creo en nosotros, creo en este amor. Sé que nada será perfecto siempre, habrán días malos y dias bellos; momentos claves en los que nuestra empatía se verá a prueba y nuestro orgullo deberá caer para darle valor a lo que realmente importa, el sueño, nuestro sueño, de ser felices, imperfectos, pero felices y sobre todo, JUNTOS.

No te prometo perfección, pero te prometo amor todos los días, un poco de celos y algún que otro capricho por ahí, pero sobre todo, te ofrezco mi sincera realeza humana y te entrego mi corazón. Y quiero luchar por ese día, por el “…y vivieron para siempre siendo imperfectos, pero felices.”

Te amo, profundamente te amo, no lo dudes, es mi mayor verdad.
Siempre tuya Cris.

__Agos.

(Palabras mías, sinceras, mientras tomó mi café del día.)

Hola, mi princesa más hermosa del mundo. Estaba viendo que... estás tan triste, tan callada, tan lastimada. Has distribuido sonrisas para esconder tus lágrimas, puedes engañar a las personas que están a tú alrededor, pero yo conozco tu corazón. He visto cada noche en la que te acuestas y lloras, te sientes sola, y piensas que nadie te ama. He visto tus amores no correspondidos, lo mucho que te han lastimado mi pequeña... No te preocupes, que tu príncipe está guardado. ¿Recuerdas el día que entregaste tu vida en mis manos? Entonces... Yo ya me hice cargo de todos los problemas sin soluciones, ya prepare a tu idóneo, es aquel con el que te has puesto a soñar, te ayudará, te levantará cuando caigas, aquel que va a estar a tu lado al despertar, aquel que te va a mirar a los ojos y te dirá que te ama. Veo que tratas de mejorar cada día. Incluso antes de que nacieras yo te escogí, te escribí una hermosa historia, con un final feliz. Tu lugar es aquí en el cielo junto a mí. Cuando te sientas sola mira al cielo, hacia las estrellas y recuerda que estoy a tu lado aunque tú no me veas, yo te amo incondicionalmente. ¿Recuerdas mis promesas en tu vida? Ellas se van a cumplir, tú vas a ser un ejemplo de vida. Sólo prométeme que siempre seré el dueño de tu corazón y que siempre seré tu primera opción, todo lo que planee para tu vida se va a cumplir. — Dios
Es difícil amar detrás de una pantalla.
Es difícil aceptar, que no puedes sentir a la otra persona, tener que imaginarlo, todo, cada beso, cada caricia, cada abrazo, etc.
Se debe ser fuerte valiente y cuidadoso.
Antes de ir en busca de un amor así, debes pensarlo bien, quizás ninguno esté preparado para sobrevivir ante esta hermosa, pero complicada historia.
—  Santi
Tu historia plasmada en mi blog 3°

Café con leche;

Casualidad? no lo se, pero me encanto
era mágico, tan mágico que hasta las estrellas sonreían al vernos
dos chicos jugando a el amor, sin saber que el amor también lastima
no puedo quejarme de esos tiempos, todo era perfecto.

Empezamos por las redes sociales, nunca parábamos de hablar, a mi me gustaba, a el le encantaba, todo fluida con delicadeza. 
Eramos dos rosas, apunto de cruzar espinas, sin temer en el futuro, sin temer al presente, solo esperando a ver que nos deparaba el futuro.

Sinceramente no veía la hora para hablarle, para sentarme en mi computador, aquel computador que se volvió mi santuario en aquellos días, el mismo que me devolvió la fe, aun cuando la consideraba perdida.

Allí nos vimos, salí apurada sin saber que me deparaba el destino, sin saber que me lo encontraría en aquella fiesta, fiesta que por cierto era un tanto aburrida, pero todo valió la pena.

Mi corazón se aceleraba, no podía calmarme, la chica tímida no fue tan tímida.
Mis mejillas se tintaron de color al igual que mis labios.
Y mi lengua parecía un trabalenguas de esos molestos, pero en mi caso era patético, aun así el sonreía y se reía, pero no se burlaba, casi puedo jurar que lo disfrutaba tanto como yo.

Vestía con una camisa rosada, jeans rotos y unas botas militares, su pelo que para ese momento no era largo brillaba con la luz de el farol y su rostro sonreía al verme, sinceramente adore esa noche, fue fugaz, así como vino se fue, estaba apurado, pero yo deseaba verlo por siempre.

La noche llego, llegue a mi casa con prisa
nunca extrañe tanto mi cama
solo quería pensar en el
supongo que el igual
dulces sueños

Esa noche soñé con el, soñé con nuestras historias, fue hermoso.

Sin dudar me siguió copiando 
y yo sin dudar lo seguía pensando

Nos encontrábamos todo el tiempo, hasta que un día decidimos estar en casa de una compañera juntos.
Ese día, tantas risas, tantos juegos, parecíamos dos niños pequeños.
El me buscaba y yo lo buscaba, casi podía jurar que estábamos pre destinados a estar juntos. Tal vez eramos el sol y la luna.

Era tan lindo sentirse enamorada, vivía con las mejillas rosadas, rosadas por que siempre pensaba en el, mis labios lo deseaban aunque jamas me había besado. 

Pero sinceramente ya nos habíamos besado en la mente miles de veces y yo lo se, por que el igual me deseaba así como yo a el.
El me miraba, me miraba fugazmente los labios, sonreía y volteaba.
Yo lo miraba, miraba sin dudarlo, sin embargo volteaba, esto siempre tenia que parecer un juego y ambos eramos ganadores.

Buscábamos cualquier excusa, aveces baratas para salir. 
Pero siempre valió la pena.
El era un príncipe, y yo, yo era su princesa.

Cocinábamos juntos, era tan hermoso, su delicadeza mientras jugaba conmigo, su sonrisa y yo, bueno yo enamorada, que mas podría decir…
Sus manos se dirigían hacia mi boca con una cuchara y la comida en ella, mientras hacia tantas estupideces para verme comer.
Y yo, yo no paraba de seguir el juego, a mi me encantaba, así de sencillo.

Nunca parábamos de sonreír el uno por el otro
Ya habíamos caído en el juego del amor
Y ahora esta valiente se asusto.

Justo en este punto es donde uno se come las mariposas y ellas nunca paran de revolotear.

Pasaron días, el pasaba por mi casa, yo me hacia la dormida. 
¿Porque?
- Sencillamente por que temía a esto, a el amor, no sabia cuanto dolía, pero suponía que mucho, y yo, bueno yo soy frágil.

Paso una semana
volvimos a quedar en salir.

Supongo que mis miedos se tenían que marchar.
Debía aceptar lo que sentía.
Debía aceptarlo a el.

Estábamos jugando otra vez, otra vez como dos niños enamorados. 
Solo con el me sentía segura, segura de mi, segura de todo.

Tan segura me sentía que empezamos a contar historias de terror, y cabe destacar que no había luz, mi amiga se marcho, pero el y yo, bueno, el y yo nos quedamos juntos, el se había acostado en mis piernas y aunque no nos podíamos ver por que la oscuridad nos tapaba, se que el miraba en posiciones hacia mis labios, y yo, bueno, seguramente sin dudar hacia lo mismo.

Necesitaba besarlo, pero por mala jugada del destino nos iterrumpio mi mama tocando la puerta, buscándome, ya era tarde. Ame ese día, pero ese instante, ese instante odio a mi mama.

Al despedirse me abrazo, y sin dudarlo de la manera mas delicada y tierna me dio un beso en la frente, después de un par de meses ese fue mi primer beso, uno sagrado, puro y contagioso de amor. Me sentí linda, querida y importante en su vida.

Hay fue cuando me percate que valí vergas.

- Un beso en la frente no se le da a cualquiera, es muy especial.
- Lo se por eso te lo doy.

Las estrellas no paraban de brillar en el camino.
Las mariposas, bueno esas, esas estaban locas.
Yo, yo era otra persona, alguien viviendo por amor.

Al siguiente día salimos y de regreso a mi casa se fue la luz, se puede decir que jugamos en el camino, el me llevo en su espalda, y yo, yo no paraba de degustar su perfume, de sentir su cabello, y de querer estar con el siempre.

Cantábamos, mientras de regreso mirábamos las estrellas, y apreciábamos el momento con un poco de rihanna, como olvidarlo. Sin mucho rodeos, me dedico una de sus canciones, Diamonds, y sabia perfectamente que estaba loco por mi, así como yo estaba loca por el.

Otra vez mi mama, nos encontró en el camino, a gritos me separo de el, y como me dolió, como me dolió no despedirme de el en aquella esquina, en donde sus labios rosaban mi frente, en donde nuestros corazones sonreían y nuestras almas se acurrucaban entre si.

Recuerdo con delicadeza esa ocasión… 
Mirábamos una película de esas estúpidamente tiernas y dolorosas a la vez.

Y allí, allí no lo dudo, tomo mi mano, pude sentir como recorría la cama con delicadeza buscando el calor de mi cuerpo, morí. Fue tan hermoso, que sencillamente no lo podría definir.

No quería nada mas
Solo lo quería a el
Solo a el quería.

Nunca antes toque el cielo y mucho menos las estrellas, pero en ese instante viaje por el universo y volví, solo en ese instante supe que era vivir por amor
y me gustaba, adoraba ese hermoso sentimiento.
Se podría decir que estaba loca, era como esas locas de las canciones que moría de amor, y moría literal, por que si el se iba, fallecía mi corazón.

Mis piernas temblaban.
Mi corazón latía.
Mi alma reía.
Yo vivía..

Yo era una débil estrella, y el toda una galaxia.
Con el tiempo me demostraría que era al revés.

Llego mi cumpleaños, estaba lejos de el, pasaron días, y quedo en salir conmigo a celebrarmelo, como negarme, si moría por verlo. Si moría por escuchar su voz de nuevo.

Ese día fue un asco, lo espere todo el tiempo, nunca apareció, tanto así que decidí salir con mis amigas, molestamos todo el día, pero no podía dejar de pensar en el, no las quería a ellas, y no es por sonar egoísta, pero aun cuando el falto a su palabra lo prefería sin dudarlo.

Ellas me llevaron a una pizzeria, me iban a brindar por mi cumpleaños, mi regalo, y cuando llegamos.
¡SORPRESA!
Hay estaba mi amado, esperándome, preparado para la sorpresa; Pizzas, helado, torta, refresco… Volví a morir.

Fue hermoso.

Un anillo, y todos mis amigos conspirando, su hermano, el. 
Todo me encanto. 
Un anillo, como en los matrimonios, una linda sortija de plata.
Parecía un cuento. 
Por fin las dos partes se unieron, ahora eramos; Stella y Gabriel.

Por mas que quisiera que durara para siempre, todo tiene un final, he incluso hasta los mas lindos cuentos poseen su final, así como nuestra historia. Así como un “Por siempre”.se convierte en un  “Hasta pronto”.

Se que nunca me olvidaras, se que lo nuestro nos toco por que así tenia que suceder, por que somos cicatrices profundas, pero hermosas cicatrices, y sinceramente no me arrepentiré jamas, jamas de haberte conocido, puedo que hoy te ame, puede que un futuro consiga otro galán, pero tu mi vida, tu siempre seras la mitad del cuento.

The end.
See you soon.

- La historia mas hermosa jamás contada

BrokenCigarettes
- Cuéntame tu historia y la plasmare en mi blog.

Quinta carta para mí vida

Tarde demasiados dias, pues me he desvelando lo suficiente, para encontrar las palabras adecuadas las correctas las que encajaran en esta hermosa historia de amor.

Te escribo ahora, mientras duermes.  Si es por las noches, cuando te pienso detalladamente y cada momento que he pasado a tu lado durante todo un año. Un año magnifico, donde he aprendido mucho sobre el amor, donde he aprendido que es demasiado dulce o amargo a ratos.

No se como comenzar, me pasan tanta cosas por la cabeza, cada momento, no se como expresar el gran amor que a crecido con el tiempo, el gran amor que he experimentado durante este año.

Hoy me pregunte de nuevo el porque te amo. Y encontré mas razones por el cual aun te amo.
Te amo, por que eres igual de difícil que yo.
Te amo, por que tu voz es hermosa.
Te amo, por tu risa encantadora, por esa risa que hace que me vuelva loca.
Te amo, por que haces que me sienta completa.
Te amo, porque a pesar de que tengamos excelentes momentos juntos, los difíciles son los que no han unido mas.
Y te amo a todas horas del día, ausente y presenté.
Te amo, aunque veces no estemos de acuerdo.
Te amo, aunque te enojes y explotes.
Te amo, aunque camines como si fueras solo.
Pero sobre todo te amo, porque a pesar de tus defectos y los mios, sabemos sobrellevar las cosas, sabemos liar el uno con el otro aunque veces queremos asfixiarnos. Y aun mas por que juntos somos mas que felicidad y complicidad. Somos amor.

Se que te he jurado amor eterno cantidad de veces, se que somos muy jóvenes aun, y nos falta mucho por vivir, aunque me dula se que puedes estar con alguien más enamorarte de nuevo, pero de otra persona y que esto que ha crecido enormemente puede acabar como comenzo. Tengo los pies en la tierra y se lo que puede pasar.
Pero crème que me quiero levantar cada mañana de mi vida y poder observarte mientras duermas.
Poderte mirar a ti a la persona, al hombre que amo con mi alma entera.

Me has echo sentir la mujer mas feliz, no sabes cómo me fascina y me enamoras mas, cuando te pones como niño chiquito y empiezas a jugar, me encanta esa vocecita tan hermosa que haces, tu carita de niño bueno que pones, me enloquece tu risa, cuando te hago cosquillas y me dices que te deje y no paras de reír, me encanta regañarte para que me digas pedon, y poderte apretar y morder por que me das muchas ansias, me dan unas ganas enormes por estrujarte y llenarte de besos muchos besos.
Me encanta morderte los labios esos labios que me enloquecen, me encanta darte besos en tus mejillas en tu frente, al igual me encanta que me des besos en la frente y que me des esos abrazos tan fuertes que se me va el aire y que me llenas el corazon de tanto amor. Te amo, te amo locamente, te amo tanto y se que un dia serás mi esposo y me revienta el corazon de felicidad, saber qué un dia tendremos una hermosa familia.

No quiero hablar de problemas, eso yo ya lo olvide, ya olvide cada cosa mala, perturbadora, cosas que me parten el alma cuando las recuerdo, esos problemas entre nosotros para mi eso ya es cosa del pasado solo recuero esos momentos bellos esos momentos de tanto amor.  

Te haré muy feliz, nunca te fallare contigo yo quiero envejecer.
Jurame
Que no tendré que arrepentirme de entregarte hasta el alma.

Feliz 5❤
Gracias por este año❤
Te amo❤ 

-Toda la vida✋❤

Hace tanto tiempo que aquella chica sentada en la banca no veía la luz, no veía los colores que se mostraban danzantes a su alrededor; puede que sea ella misma quien no los quiere ver. Lo único que se deduce es que está sola y nadie la acompaña, o eso es lo que uno piensa a primera vista. Su sonrisa está invertida. Sienten lástima y pena por ella. Pero un día, un caballero deambulaba por esas calles ,y oh sorpresa, paso por el lado de aquella chica… Y le llamó la atención aquella muchacha sombría distinto al resto. Esta estaba en su mundo, en un mundo sordo y sin tantos colores; no notó al caballero. Mientras, el caballero la miraba con curiosidad, le parecía un poco peculiar quizás. Este lleva una armadura de un brillante plateado, y sobre su pecho colgaba un botón con una imagen de un ojo, algo un poco peculiar y vaya que lo era, pero eso lo hacía distinto al resto, eso lo hacía él. La chica seguía con la mirada baja, ni siquiera había notado a aquel caballero que se había posado justo a su lado. Pero, el caballero hizo algo, algo que nadie más lo había intentado. Habló, se presentó ante ella. La chica asombrada alzó la mirada hacia el dueño de esa voz, y lo que se encontró fue a un caballero que tenía colores a su alrededor. Un caballero de una brillante armadura que poseía un arcoiris a su alrededor. Así fue como día a día -o al menos trataban- se fueron conociendo. Y fue así como aquella chica sombría se fue llenando de colores, de luz, de vida y de diseños. El caballero no dejaba que los colores de aquella chica se apagaran, siempre le decía cosas nuevas, frases, le mostraba su nación en la cual había nacido y se sentía orgulloso. Y esta se quedaba asombrado por sus palabras, por las imágenes de aquel maravilloso lugar que le comentaba. Sin duda alguna el caballero había venido para alegrarle, para poder mostrarle todos los colores que se había estado perdiendo. Y la chica no sabía cómo agradecerle. Al pasar un buen tiempo. El caballero le anunció a la chica que se tenía que ir, que había surgido algo en lo cual lo necesitaban pero que regresaría. La chica preguntó cuándo se iría y él le confesó que se seria mañana. Habían acordado que se volverían a ver una vez más antes de la partida y fue así como el caballero cumplió su palabra. Se fue a la misma banca que ya se le hacía tan familiar pero esta vez fue distinto, esta vez no estaba aquella chica esperando. Él pensando que la chica quizás se le había hecho tarde se quedó esperando y espero, espero, espero. Pero cuando el sol mostraba sus últimos rayos el caballero comprendió que aquella chica ya no vendría, por lo cual sintió mucha tristeza. Se paro de la banca, se sacudió el polvo de la armadura que le había estado pesando y empezó a caminar al lado opuesto. Se giró por última vez con la esperanza de encontrarla, pero no estaba. Caminó unos pasos pero antes de dar el tercer paso, un grito lo detuvo. El caballero se dio la vuelta y observó cómo un grupo de niños, jóvenes, adultos, todos se acercaban a él corriendo. — Detente -gritaron. El caballero estaba más que sorprendido, no sabía la razón por la cual toda esa gente estaba ahí. Pero, en medio de aquel grupo estaba aquella chica con un cartel en sus manos. El cartel decía con letras grandes rojas y brillantes… “Siempre te queremos caballero. Siempre te querremos autremondeimagination”, pues es así como el caballero se hacía llamar en ese pueblo. La chica delegó el cartel a un adulto que estaba a su lado, le dijo unas palabras y bajó corriendo hacia donde el caballero seguía en shock. Él al verla parado delante suya sonrió. Y ella le deseo un feliz viaje y sobretodo que será siempre bienvenido en ese pueblo. Pero por último dijo algo más. —Lamento por mi tardanza, es que la gente se tardaba mucho en venir a despedirte. Todos siempre te recordaremos, eres el caballero que siempre estará dentro de nuestras memorias. Pero no es como si fuera a morir reclamó el caballero y ella simplemente rió porque lo que ella trataba de mostrarle no era una despedida, sino una especie de agradecimiento. No sabía de qué otra forma decirle que él había sido el caballero que indirectamente había traído los colores a su pueblo.

-Una hermosa historia que se creó una seguidora.

“Oye... quiero que sepas que yo te encuentro la mujer mas hermosa hasta cuando frunces el ceño”

El Sol y la Luna (Eclipse de amor) 

Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!

Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capas de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor…