hermanos maristas

2

Porque María es nuestra Madre ya que la recibimos deJesús en la Cruz, (Jn. 19, 25-28). Juan representa a toda la Iglesia, además, la gran promesa en Gn. 3, 15dice que quienes podrían vencer a la descendencia de la serpiente, serían los hijos o descendencia de la Mujer. Nosotros somos la descendencia de la Mujer, esta Mujer es la Virgen María. Si el pueblo de Israel, son los hijos en la Fe de Abraham, nosotros somos los hijos en la Fe de María, la primera que acepto a Cristo comoSeñor y Salvador, la primera que recibió la unción delEspíritu Santo (Lc. 1).

Buena Vibra: Ecuación de onda
Δ2u/ Δt2: cambio en la altura de la onda, dividido entre un cambio en el tiempo. C: constante de la velocidad de la onda Δ2u/ Δx2: cambio en la altura de la onda, dividido en un cambio en el espacio.   Esta ecuación matemática modela el sonido de los instrumentos musicales y permite reproducirlos de manera armoniosa en conciertos. Por otro lado, los sismólogos la ocupan para revisar como se mueve la tierra durante un terremoto, y que efectos provoca –con el fin de diseñar edificios más seguros-, pues los sismos de magnitudes altas son capaces de modificar el paisaje tan solo en unos segundos. También se emplean en producciones petroleras para encontrar formaciones geológicas sin tener que cavar hasta dar con ellas.   La ecuación describe el movimiento de cualquier tipo de ondas: las generadas por las ondas del mar en el agua, las del sonido en el aire, de la luz en el vacío o de la elasticidad en ciertos materiales. Incluso en fenómenos donde se combinan ondas producidas por dos o más objetos, por ejemplo varias campañas de una Iglesia. Fueron dos científicos quienes dieron con la formula al notar que, aun cuando no siempre podemos verlo, casi cualquier energía se mueve a través de vibraciones originadas por ondas.   La historia comenzó con las observaciones de los matemáticos pitagóricos, quienes trataron de entender por qué algunos objetos, como el martillo, producían sonido cuando se golpeaba con ellos. El científico suizo Johann Bernoulli resolvió la interrogante en 1727 al realizar experimentos con un violín. Entre otros fenómenos, descubrió también que las ondas se mueven en curvas y propuso una fórmula para medirlas. Finalmente, su colega francés, Jean Le Rond D’Alembert concentro todas las características necesarias –velocidad, fuerza, espacio y tiempo- en una nueva ecuación.
Dos de Tres: Teorema de Pitágoras
A2+B2= suma de los dos lados más cortos de un triangulo rectángulo, elevados al cuadrado C2: cuadrado de la hipotenusa (lado más largo) del triangulo rectángulo. Para medir la altura de un edificio, la extensión de un país o el tamaño de la tierra no es necesario usar una cuerda extensa o una regla gigantesca, basta realizar cálculos con el teorema de Pitágoras. Esta proposición matemática comenzó a usarse en la elaboración de mapas a partir del siglo XVI en Europa, con base en un método llamado “triangulación”, que consistía en cubrir un área con una red de triángulos, de los cuales los cartógrafos median con exactitud solo uno de sus lados –al marcar una línea entre dos puntos de una ciudad o país- y estimaba el ángulo de sus tres esquinas. Actualmente el teorema en general es útil para interpretar planos, deducir el epicentro de un terremoto o ubicar objetos en el sistema de posicionamiento global (GPS), medir la trayectoria de naves y la distancia de una infinidad de figuras que pueden dividirse en triángulos rectángulos.   Aunque el verdadero origen de la ecuación se desconoce, hay evidencia de que la mayoría de las civilizaciones antiguas la dominaba como una técnica geométrica para medir sus terrenos. Después de que Pitágoras rescatara la formula y Euclides de Alejandría la comprobara en 250 a.C., fue representada como una ecuación algebraica años mas tarde y posteriormente dio a luz a la trigonometría, disciplina matemática basada en la medición con triángulos. El teorema describe la relación que hay entre los lados de un triangulo rectángulo, lo que permite calcular uno de ellos con tan sólo conocer la distancia de los otros dos.