hechar-de-menos

Es como si estuvieras gritando sin que nadie te oiga. Es como si te sintieras avergonzada de que alguien sea tan importante.Sin él te sientes como nada. Nadie puede entender cuánto duele.Te sientes sin esperanza, como si nada pudiese salvarte. Y cuando todo se termina y él ya se ha ido, hasta deseas que todo lo malo regrese para que puedas tener lo bueno"


Y es cuando se va, cuando te das cuenta de que no va a regresar, de que ya se fue y de que lo perdiste cuando comienzas a valorar todo de una manera diferente. Piensas en sus palabras, en sus besos, en sus abrazos y en su forma de ser él, de ser vosotros y, de repente, te das cuenta de cómo eras tú cuando él estaba a tu lado y ahí es cuando te arrepientes de no haber valorado antes todo aquello, de olvidar, de dejarlo pasar y de pensar que encontrarías pronto a alguien como él. Lástima que no haya dos personas iguales… Hubiese sido increíble poder revivir cada uno de los momentos a su lado pero ya es tarde. Se ha ido y sabes que no va a volver. Ni tiempo al tiempo, ni segundas oportunidades, ni nada que se le parezca… Si una persona se va y regresa, jamás volverá a ser la misma, ni tú, ni él, ni vosotros. Es cierto todo eso de que las cosas cambian, las personas también  y el tiempo… El tiempo no cura, ni pone a cada uno en su lugar, se limita a pasar y dejar atrás recuerdos, momentos y personas. Es irónico, ese ‘siempre’ parece eterno hasta que se pasa y cuando se acaba, todo nos parece poco.“

Entonces; la echarás de menos.

Cuando no la acaricies, ni escuches su risa, cuando no huelas su colonia, ni puedas mirarla a los ojos. Cuando no la tengas para reírte, cuando no te llegue ningún puto WhatsApp más diciéndote que te ama y que duermas bien. Cuando no la tengas para darle muchos besos. Cuando ya no escuches esas tonterías que solo ella decía. Cuando ella ya no se gira buscando tus labios. ENTONCES; la echarás de menos.