hacerla

anonymous asked:

Hola(: quería pedirte un consejo, mira, lo que pasa es que yo me cambie de instituto, conocí a una chica muy linda (en todo aspecto), sin embargo me di cuenta de que la gente habla muy mal de ella, es "rara", y de hecho yo vi algo diferente en ella, si es diferente, sin embargo no lo considero raro, me he dado cuenta que es un instituto con gente muy superficial, ella me cae muy bien, y quiero ayudarla en ese aspecto, y que dejen de hablar de ella, pero por ser nueva me da miedo que me excluyan

Que es mejor, aparentar como todos los de ese instituto y ser otra copia más, o hablarle a esa chica, hacerla tu amiga y ser ustedes dos las “raras” del instituto? Yo sin dudar ser amiga de esa chica. Debes ser inteligente al ver que esa chica en vez de ser rara como dicen todos solo es diferente a todos y quizá hasta mejor, no eres como todos y eso es lindo. No te importe lo que digan ellos, ni los profesores, sé tu misma, unica y no copia como ellos. Es mejor tener una de verdad que mil de apariencia.

anonymous asked:

A que te refieres con un giro en las aventuras ? Que me recomendarías o aconsejarías MiauMiau Dra corazón.

Pues no sé, primero hablarlo con ella. Decirle tus inquietudes y proponerle algún tipo de juego. Puede ir desde taparle los ojos y hacerla sentir distintas cosas hasta visitar un club swinger o… No sé, depende de ustedes y su historia como pareja

#Situaciones

“-Oye, deberías hacer dieta, estás algo gord@, blah, blah, blah…”


-SABÍA QUE ESTABA GORD@, ¿POR QUÉ EL MUNDO ES TAN CRUEL? DAME CHOCOLATE PARA PASAR LAS PENAS: 

CÁNCER, PISCIS.

Originally posted by stupid-depressive-confused

- Y TÚ MEJOR DEPÍLATE QUE PARECES CHUBACA :

ARIES, LEO, LIBRA, ESCORPIO, SAGITARIO.

Originally posted by areu-fucking-kiddingme

-ME IMPORTÓ TANTO TU COMENTARIO QUE ME DIERON GANAS DE COMER:

TAURO, GÉMINIS, VIRGO, ACUARIO, CAPRICORNIO.

Originally posted by mariaslittlestuff

-Gatopato

Corría ran rápido como le permitían sus piernas. Gaia no podía estar muerta, se egaba a creerlo. Y si era así, todo había sido su culpa, por no aprender a quedarse callada. Le había tomado varios meses comenzar a sentirse segura de nuevo en la escuela, y sólo necesitó una nota de parte de Malfoy para que la desesperación se apoderara de ella nuevamente. 

Las mangas de su suéter estaban empapadas por usarlas para limpiar sus ojos. No se detuvo hasta que llegó a la orilla del lago; tenía que encontrarla. ¿Dónde estás…? Murmuraba para si misma, mientras se deshacía de sus zapatos y calcetines para meterse al lago. No le importaba terminar castigada o enferma.