hacerla

No te dejes llevar por lo que dicen.
Esa chica es dinamita pura.
Mírala bien, habla con ella, analízala.
Te vas a sorprender.
La gente que no la conoce suele ponerla en un concepto tan diferente al que en realidad es.
Ella es un desastre.
Pero de esos desastres bonitos.
Va a iluminar tu vida con su risa y su carisma, y sus bromas y su locura, y sus estupideces y sus comentarios sarcásticos y su talento natural para ayudar y aconsejar a quienes quiere, e incluso a los que no.
Mírala bien, mírala a los ojos y descubre que sus ojos son más expresivos de lo que crees. Tiene una mirada profunda, misteriosa, atrayente.
Va a lograr volverte loco, porque así es ella, pero te hace volverte loco por hacerla sonreír todas las veces que te sea posible.
Aún no tienes idea de lo que esa chica te hace sentir cuando te mira, ni cuando te sonríe a ti, (aunque no le guste su sonrisa) no tienes idea de como te hace sentir cuando hablas con ella, y la ves y la escuchas hablar de sus pasiones y de cómo se cayó a los 6 años.
Con ella puedes hablar de lo que sea, siempre tendrá algo que decir al respecto.
El problema inicial será que tome confianza y comience a hablar contigo, pero una vez la tome, no se callará nunca.
Cuídala, cuídala mucho y protégela. Sé que parece tan fuerte, pero necesita sentir por una vez en la vida que no está sola, y que tiene alguien a su lado que luchará con ella las batallas.
Quiérela, quiérela mucho, pero esto ni siquiera lo tengo que decir, se hace inevitable no quererla.
Y no te agobies por el tiempo, quiérela todo el tiempo que la vida se los permita.
Y lo digo porque es de las chicas con las que la vida solo te dejará un tiempo, algunas serán tan eternas como breves.
—  Misterioso sin sonido.

Eres valiente porque amas y estas roto, porque sueltas cuando querías aferrarte y porque dejas aun sabiendo que amándola y estando enamorado de ella, no la harías feliz.

El peor sentimiento del mundo, es dejar a alguien que quieres, a alguien con quien sabes que podría funcionar; pero te vas por razones muy fuertes… porque no lograras hacerla feliz, porque alguien mas te necesita, y si lo de ustedes sí es tendrá que esperar, o porque sabes que hay alguien más que ya la ama.

Eres valiente, aunque todos te diga cobarde.
Eres valiente, porque ellos no saben el valor que se necesita para decirle a alguien “adiós” cuando lo único que querías era decir “pasa, te estuve esperando toda mi vida”

—  Brenda Ramírez.
Me encantaba verla reirse con ganas. Tenia dos clases de risa: una era la tipica risita tonta y la otra una risa a carcajadas, con la cabeza echada hacia atras. Si tuviera un solo objetivo en la vida, seria hacerla reir a diario.
—  ¿Y si quedamos como amigos?
Al tiempo le da igual que tú no estés preparada para seguir con tu vida. No le importa que seas incapaz de hacer cosas sólo porque toque hacerlas. El va a la suya, marcando los segundos y esperando que le sigas el ritmo.
—  Más razones para odiarte. 
Búscate una loca... Búscate una loca, de las de remate. De las que cuando piensas que ya no puede hacer algo más estúpido, va y te sorprende con algo inesperado. Busca a quién se ría a carcajadas, sin importarle dónde se encuentra o quién tenga alrededor. Quién te cuente chistes malos y haga bromas tontas sin que puedas evitar y no sepas por qué. Que cante por la calle con la música de algún coche e intente que tú también lo hagas. Que baile bajo la lluvia sin preocuparse por su peinado. Búscate una pesada, de las que juegan con tus puntos débiles o manías sabiendo que consiguen desquiciarte, provocando en ti unas ganas locas de ahogarla, pero con abrazos. Busca un irracional, humilde, sencilla y directa. Que llore, que grite, que tenga carácter. Que te monte numeritos pero que los compense con muy buenas escenas. Que no sepas como va a reaccionar, que tenga múltiples personalidades y consiga enamorarte con cada una de ellas. Y que solamente puedas hacerla callar con besos. Esa persona que hará todo lo posible por sacarte una sonrisa en los momentos más duros, que te dará la mano y no te soltará hasta que esté completamente segura de que no pierdes el equilibrio. Quien no haga falta que te diga nada, porque con la mirada te lo dirá todo. Que te entregará todo desde el minuto uno sin pedir nada a cambio. Busca una persona con quién pierdas la noción del tiempo y del espacio... Búscate una loca...
image

Un día te topas con esa chica
la que explota tu realidad
en un astuto movimiento
de tres segundos
frente al reflejo de sus labios
para resetear
todo el rastro de tus planes
frente a ti se posa
la confundes con un ángel
igual
que el diablo lo hizo con nosotros.
Un día te topas con esa chica
y por alguna circunstancia
necesitas otro lenguaje
para expresar
la volcánica marea de sensaciones
así que
sin darte cuenta
recurre a los poemas, las canciones
bohemias, los cuadros de las galerías,
las fotografías de los atardeceres.
Y tienes un deseo
ya no de hacerla tuya
sino de fusionarte por completo
y conducir el ritmo
de los cuerpos
hacia el desnudo
del espejo de las nubes.
Y es ella, lo sabes, es ella
por la que dejas la cerveza
a media botella si te pide
que vayas a verla,
a la que te dan ganas
de besar en la frente
antes de decirte hasta mañana.
Y es sólo una chica,
después van llegando otras
que no son ella
y haces protocolos
y practicas rutinas
sólo hay una chica
que te hace derretir
la sustancia del estremecimiento.
Y esa es la chica
por la que le permites
al olvido la inspiración

La alegría es un roadtrip, Quetzal Noah

Cuenta la historia que hace mucho tiempo existió un rey y una reina que tenían tres hijas. La menor, Psique, de tan deslumbrante belleza que era adorada por los humanos como una reencarnación de la diosa Afrodita. La diosa, celosa de la belleza de la mortal Psique, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorar en su lugar a una simple mujer, ordenó a su hijo Eros que intercediera para hacer que la joven se enamorase del hombre más horrendo y vil que pudiera existir. Por su parte, la belleza no había traído a Psique felicidad alguna. Los hombres la idolatraban de mil maneras, pero ninguno osaba acercársele ni pedir su mano. Los preocupados padres consultaron al Oráculo de Apolo para determinar qué le depararía el destino a su hija. Lejos de encontrar consuelo, el Oráculo predijo que Psique se casaría en la cumbre de la montaña con un monstruo de otro mundo. Psique aceptó amargamente su destino, y obedeciendo al Oráculo, sus padres la llevaron hasta la cima de la montaña seguidos por una larga procesión, donde la abandonaron en llanto para enfrentar a una muerte segura. Así la encontró el Céfiro (viento del Oeste), quien la elevó por sobre las montañas hasta depositarla en un valle colmado de flores. Al despertar, Psique se internó en el bosque cercano siguiendo el sonido del agua. Lo que encontró fue un hermoso palacio, de indescriptible lujo y belleza, y voces sin cuerpo susurrando que el palacio le pertenecía y que todos estaban allí para servirla. Esa noche, mientras yacía en la oscuridad de su nueva alcoba, un desconocido la visitó para hacerla su esposa. Su voz era suave y amable, pero él no se dejaba ver a la luz del día, lo cual despertaba la curiosidad de Psique que deseaba conocer su rostro. Con el paso del tiempo Psique comenzó a sentir desasosiego, y sufría por sentirse sola. Extrañaba a sus hermanas, a quienes no veía desde hace tiempo y esto le causaba tristeza. Imploró entonces a su esposo que le permitiera recibir la visita de sus hermanas, pero éste le advirtió que ellas tratarían de incitar su curiosidad y la alentarían a intentar develar la identidad de su marido. Él le advertía una y otra vez que no se dejara persuadir por sus hipócritas hermanas, ya que el día en que ella viera su cara no lo volvería a ver y sería el día en que acabaría su felicidad. Finalmente, Eros cedió ante las intensas y apasionadas súplicas de Psique y pidió al viento Céfiro que acercara a las hermanas al palacio. Éstas, ante la visión de tanto lujo y belleza, ardieron de celos y envidia ante la buena fortuna que había tocado a su hermana. Secretamente, cada una de ellas comenzó a desmerecer lo que a ellas mismas les había tocado en suerte, sus ancianos maridos, sus mezquinas riquezas. Se fueron del palacio planeando cómo castigar a su hermana y en su retorno, la convencieron de que su marido era una enorme y monstruosa serpiente que esperaba al acecho para devorarla. Le sugirieron un detallado plan de acción, que se basaba en esperar que el sueño venciera a su marido para luego acercarse a él con una lámpara y un puñal y cortar su cabeza de serpiente. Esa misma noche, Psique esperó a que su marido se durmiera junto a ella y encendió su lámpara para observarlo. A quien vio fue al más hermoso de los dioses, el mismísimo Eros. El cuchillo cayó de sus manos y mientras observaba extasiada esa imagen gloriosa, una gota de aceite proveniente de la lámpara cayó en el hombro de Eros. Éste despertó y librándose del abrazo y los lamentos de Psique, expresó su decepción por la traición de Psique a su amor. Le contó que él mismo desobedeció las órdenes de su propia madre al enamorarse de ella, pero que ya todo estaba arruinado. Y así desplegó sus alas y se fue. Psique comienza entonces una búsqueda desesperada por encontrar a Eros que culmina en su llegada al templo de Afrodita. Ésta, llena de ira y deseos de venganza, rasga las vestiduras de Psique y le encomienda tareas imposibles como clasificar miríadas de semillas distintas. Psique recibe ayuda de distintos dioses y fuerzas de la naturaleza que hacen posible que complete estos desafíos. Afrodita entonces inventa un nuevo castigo para Psique: ella debería internarse en mundo subterráneo en busca de Perséfone, reina de los infiernos, para rogarle que le diera un poco de su belleza dentro de un cofre. Sorteando varias dificultades, Psique cumple con la tarea y comienza su viaje de vuelta hacia la luz. En el camino, cae presa nuevamente de la curiosidad. Atraída por el deseo de agradarle más a su amado adornándose de belleza divina, abre el cofre e inmediatamente cae en un sueño mórbido. Mientras tanto Eros, recién recuperado de su herida, sale en búsqueda de su amada esposa para despertarla de su sueño. Luego se dirige a visitar a Zeus para rogar al Dios que tuviera compasión de Psique y la hiciera inmortal para que pudiera vivir con él en los cielos. Zeus se compadeció de Eros y apaciguó a Afrodita diciéndole que éste sería un casamiento digno de su hijo. Así es que ordenó el casamiento de Eros y Psique, que duraría para siempre. Según Apuleyo, la hija nacida de ambos llevaría el nombre “Hedoné”, que significa Placer.

La conocí, y todo lo que creía conocer se esfumó. Esa chica rompió mis esquemas, uno a uno.

Me rompió y reconstruyó trozo a trozo todo mi ser, con sus bromas sin sentido, con sus ojos expresivos, con la carisma de su alma, fue eliminando mis fantasmas.

Llegó a mi vida una tarde, nunca me imaginé lo que vendría después.

Me preguntaron como es que me había podido enamorar tan rotundamente de ella, yo les respondí que como es que no pude evitarlo.

Ellos no sabían lo bonita que se veía cuando sonreía abiertamente, lo tierna que era al sonreír tímidamente. Ellos no sabían lo increíble que era, lo que lograba hacer sentir a los demás con tan solo su presencia. Ellos nunca supieron lo que era sentarse junto a ella y conversar.

Me preguntaron si la quise, yo no les respondí, porque yo no la quise, yo la amé.

Sobraba dar explicaciones a los extraños, ella y yo lo sabíamos y con eso nos bastaba.

Ella fue mi salvación, mi delirio, mi programa favorito donde ambos éramos los protagonistas.

Ella era asombrosa, reía sin parar y no importa cuanto quisiera evitarlo yo, una sensación de calidez se extendía por mi pecho cada vez que la veía tan feliz.

Nunca había sentido algo así, de un día para otro pareció que no podía dejar de pensar en ella, y no podía dejar de intentar hacerla sonreír todo lo que me fuera posible.

Si pudiera, regresaría al tiempo solo para hacerla sonreír más, para disfrutar al máximo cada día, para olvidarme de los días que tuve tanto miedo de lo que esa chica me hacia sentir.

Porque me daba miedo, se los juro, me hacia sentir tanto que asustaba, controlaba mis sentidos con tan sólo una mirada, y ella no lo sabía. Yo estaba perdido, desde el momento en el que vi sus ojos por primera vez y en el momento en el que sus ojos se fijaron en mí.

Ella ha sido y fue el amor mas sincero que pude haber tenido alguna vez.

Nunca podía dejar de buscarla, no importa cuanto lo intentara, mis ojos tomaban vida propia mientras giraban por la habitación hasta localizarla.

Tal vez si hubiera sabido que se iría tan pronto de mi vida la hubiera abrazado más fuerte, y aún así no me arrepiento de haberla amado como la amé, a pesar de lo difícil que fue aceptar que se había ido para no regresar.

Llegó a mi vida para enseñarme que se puede sentir todo sin apenas tocarse, no podía pedir una chica que fuera más perfecta para mí.
Para mí, aunque no mía.

Dejamos de vernos después de todo, pero de mi mente jamás se marcharán los recuerdos de nosotros, y mi corazón no olvidará todos los latidos frenéticos que ella provocó.

—  Misterioso sin sonido.

No se trata solo de abrirle las piernas, cogértela y venirte, ¿Qué caso tiene hacer eso? Tienes que hacerla sentir especial, hacer que te piense todo el día, que tenga fantasías sexuales contigo, que te desee tanto, que se moje con tan solo pensar en ti.

No abras solo sus piernas, conócela primero, consiéntela, escúchala, hazla sentir especial y antes de abrir sus piernas abre su alma. Haz que se sienta segura contigo, que deje sus miedos y así pueda mostrar lo mejor de ella, que no tenga miedo de mostrar su lado más perverso o de contarte sus fantasías, complácela cuando te las diga, háganlas realidad no solo disfrutes tú primero, asegúrate que ella también disfrute.

Hazle el amor, penétrala, provócale orgasmos, juega con ella, hagan cosas sucias o divertidas y mientras la penetras acaricíala, no solo te muevas como una máquina, ella debe de sentirte siempre, y cuando este en su punto máximo de excitación susúrrale al oído lo mucho que la quieres y cuanto disfrutas estar con ella eso les encanta. Se diverso, romántico, cursi, salvaje, dominante, sumiso, sorpréndela siempre con algo distinto.

El secreto está en hacer lo que te gustaría que hicieran por ti, consientela y cuídala, por que sabes; tal vez no estés siempre a su lado, pero te aseguro que ella nunca te va a olvidar y aunque lo haga con otros hombres nunca te sacará de su mente.
Porque cualquiera puede abrir de piernas y cogerse a una mujer, pero yo prefiero abrir su alma y hacerles el amor de mil maneras".

2

“YOU´RE ALONE!”

aunque muchos piensan que la relación de Axel y Amanda es perfecta, la verdad esta lejos de ser así. aunque Axel por lo normal es un chico adorable ,en publico tiende a ser humillante  y hay veces en las que sus acciones pueden ir demasiados lejos, entre ellos excederse con  Amanda y hacerla inferior en todos los sentidos

espero les guste mucho chicos! , los amo mucho y espero que esto ayude a resolver las dudas que tienen acerca de la relación de Axel/Amanda