guyler

Manifestantes de Haití lapidan a ex combatiente mientras crisis política se agrava

Por Joseph Guyler Delva
PUERTO PRÍNCIPE (Reuters) - Los disturbios en Haití se agravaron el viernes luego de que una turba lapidó a un ex combatiente, días antes de que el presidente Michel Martelly deje su cargo sin que el país haya escogido a su sucesor.
Un testigo Reuters dijo que vio a una multitud atacando a un hombre desarmado que vestía ropas verdes de estilo militar, quien era uno de los combatientes paramilitares retirados que recorrían las calles de la capital el viernes. Los paramilitares derrocaron al ex presidente Jean-Bertrand Aristide en un golpe de Estado en el 2004.
“Estamos listos para luchar contra los ex militares, ellos nos mataron en el 2004, nunca dejaremos que eso ocurra nuevamente”, dijo Wesner Morin, un manifestante opositor de 37 años de la barriada de Bel Aire.
Martelly debe dejar su cargo el domingo, pero una dividida clase política no ha logrado formar un gobierno provisional para reemplazarlo luego de que el balotaje para escoger a su sucesor fue cancelado el mes pasado en medio de hechos de violencia y acusaciones de fraude.
La crisis reabrió las antiguas divisiones de la sociedad haitiana, con los manifestantes opositores pobres pidiendo que el izquierdista Aristide regrese como líder provisional y los ex combatientes respaldando a Martelly.
Aristide disolvió el Ejército en 1995 en un intento por poner fin al dominio de los militares sobre la política haitiana, que se remontaba desde la independencia del país hace dos siglos. Martelly animó a los ex soldados al adoptar medidas para reactivar a las Fuerzas Armadas.
Grupos de envejecidos ex combatientes conducían en caravana el viernes por la capital, algunos agitaban sus armas y disparaban al aire.
Hasta que la policía se llevó su cadáver, el cuerpo del veterano permaneció en la calle sobre un charco de la sangre que salía desde su cabeza. Un pequeño letrero con la imagen del candidato oficialista Jovenel Moise fue pegado en su nuca.

Haïti s'enfonce dans la crise, un homme lapidé par la foule

PORT-AU-PRINCE (Reuters) - La situation s'est tendue vendredi à Haïti, des bandes d'anciens militaires errant dans les rues tandis qu'un homme était tué à coups de pierre, alors que le président sortant Michel Martelly s'apprête à quitter le pouvoir sans successeur.
Selon des journalistes de Reuters, la foule a attaqué un homme qui portait des vêtements de style militaire, l'accusant de faire partie de l'armée. Très impopulaire, elle a été dissoute en 1995.
Le président Martelly doit quitter le pouvoir dimanche, mais les luttes intestines au sein de la classe politique n'ont pas permis la mise sur pied d'un gouvernement intérimaire, après le report sine die du second tour de la présidentielle dans un climat de violence et d'allégations de fraude au premier tour.

(Joseph Guyler Delva et Frank Jack Daniel; Danielle Rouquié pour le service français)

El presidente de Haití se compromete a dejar el poder el domingo

Por Joseph y Guyler y Delva
PUERTO PRÍNCIPE (Reuters) - El presidente de Haití prometió el jueves que dejará el poder en un plazo de tres días pese a que no cuenta con un sucesor designado después de una elección fallida, en un momento en el que las manifestaciones de la oposición se intensifican y los políticos discrepan sobre quién debería encabezar un gobierno interino.
El presidente Michel Martelly había advertido previamente que no dejaría el cargo sin un plan de sucesión establecido, enfureciendo a los manifestantes que han marchado casi a diario en la capital Puerto Príncipe durante las últimas dos semanas.
La Constitución de Haití establece que Martelly debe dejar el cargo el 7 de febrero, pero unas elecciones para elegir al próximo mandatario fue cancelada el mes pasado cuando el candidato opositor Jude Celestin amenazó con boicotear la votación y las protestas se tornaron violentas.
“Estoy muy agradecido a todos los que me ha permitido servir. El 7 de febrero voy a partir sin ningún tipo de remordimiento, ninguna envidia y sin ningún deseo de permanecer en el poder”, dijo Martelly a la prensa en un evento para inaugurar la nueva sede del Departamento de Interior, construida después del terremoto de enero del 2010 que destruyó gran parte de la capital.
La partida de Martelly debería aplacar a los partidos de oposición que lo acusan de intentar favorecer a su candidato preferido, Jovenel Moise, pero podría dejar un vacío de poder en la volátil nación caribeña.
Martelly niega las acusaciones. Una evaluación independiente de las elecciones reveló que la primera vuelta tuvo problemas y cuestionó la inscripción de más de 900.000 representantes de los partidos que pudieron sufragar en cualquier centro de votación.
A corta distancia del lugar donde habló Martelly, más de 2.000 manifestantes de oposición marcharon fuera del Parlamento y algunos exigieron que el expresidente Jean-Bertrand Aristide, derrocado en un golpe de Estado en el 2004, sea llamado a encabezar un gobierno interino.
“Aristide es el hombre adecuado para hacer frente a la situación actual ya que es un hombre de consenso, es la personalidad más popular en Haití”, dijo Gerald Gilles, exsenador y portavoz del partido de Aristide.
Es poco probable que esta solución atraiga a Celestin y otros candidatos de la oposición, que desean que un juez del Tribunal Supremo encabece un gobierno interino que investigue más a fondo la primera vuelta y organice unas nuevas elecciones.

Haïti s'enfonce dans la crise, un homme lapidé par la foule

PORT-AU-PRINCE (Reuters) - La situation s'est tendue vendredi à Haïti, des bandes d'anciens militaires errant dans les rues tandis qu'un homme était tué à coups de pierre, alors que le président sortant Michel Martelly s'apprête à quitter le pouvoir sans successeur.
Selon des journalistes de Reuters, la foule a attaqué un homme qui portait des vêtements de style militaire, l'accusant de faire partie de l'armée. Très impopulaire, elle a été dissoute en 1995.
Le président Martelly doit quitter le pouvoir dimanche, mais les luttes intestines au sein de la classe politique n'ont pas permis la mise sur pied d'un gouvernement intérimaire, après le report sine die du second tour de la présidentielle dans un climat de violence et d'allégations de fraude au premier tour.

(Joseph Guyler Delva et Frank Jack Daniel; Danielle Rouquié pour le service français)