guarura

Yo recuerdo muy bien aquella tarde
en la ciudad de México
fui con Vivi al Indautor
me invitaron a una clase
donde la maestra le enseñaba a un grupo
de talentos jóvenes
a hacer canciones
para vender al monopolio
de artistas de la radio
como Alejandro Fernández,
Camila, banda el Recodo,
la Arrolladora
yo canté
Zapatos Rotos
un tema que habla
de mis viajes de mochilazo
por el país
la maestra dijo que no podía
hablar de tantos estados
en una canción
y yo pensé
¿por qué no?
salí un poco decepcionado,
suena muy bonito
eso de no hacer
al arte comercial
pero por más que compartas
llega un punto
donde harás dinero
y eso es el premio
a tu gratitud
como los Artick Monkeys
que si bien no acabaron
con el monopolio
de la industria musical
en su territorio
al menos encontraron
una manera distinta
de hacer las cosas
gracias al My Space
y a esa era de jóvenes
exploradores del cosmos
cibernético
sedientos de novedades
esos jóvenes entusiastas
que salvan a otros artistas
de morir en el olvido
jóvenes que apoyan
destinando parte de su salario
para comprar la camiseta,
el disco o el libro
del artista
jóvenes que un día
verán a sus ejemplos
tan cercanos a ellos
y no como figuras
llenas de guaruras
y entonces se darán cuenta
que el potencial
del ser humano
no está oculto como
ya lo habrían pensado
— 

La alegría es un roadtrip, Quetzal Noah