grupo8.0

El jardín vertical, o muro verde es una nueva aplicación de la jardinería a la arquitectura, en este caso con una nueva manera de cultivar plantas sin necesidad de suelo o sustrato horizontal.

Observando la habilidad de las raíces de crecer a lo largo de una superficie vertical, el botánico y paisajista francés Patrick Blanc patentó su invento en 1988 denominándolo “mur végétal”.

Este concepto que en cierta medida rememora los jardines colgantes de la antigua Babilonia, ha sido desarrollado en muchas obras de grandes arquitectos con la colaboración de Patrick Blanc. Ya citamos el caso del Caixa Forum de Madrid de Herzog & De Meuron, también (de los mismos arquitectos) los muros de los pabellones de la Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife; la fachada del Museo Quai Branly de París (de Jean Nouvel) o el Ponte Max Juvenal en Aix-en-Provenze del arquitecto italiano Vittorio Gregotti.

Aquí vemos algunos ejemplos de arquitectura reversible. Que se sitúa a medio camino entre la arquitectura efímera y la arquitectura que permanece en un lugar afectando para siempre a su entorno y el terreno.

Con la arquitectura reversible tenemos la ventaja de respetar la naturaleza a la vez que nos ofrece la estabilidad propia de la arquitectura permanente.

De los muros floridos de Córdoba, tomamos la idea de jardines verticales que serán unos elementos presentes en todos los módulos de nuestro proyecto para la Upo.

Grandes arquitectos como Herzog & De Meuron, se han apoyado en esta idea como en el edificio Caixa Forum en Madrid.

Este es un ejemplo de recuperación de un edificio abandonado como era la Central Eléctrica de Mediodía de principios del siglo XX, situada en el casco histórico de la ciudad, siendo uno de los pocos ejemplos de arquitectura industrial que se conservan en esta zona de la capital.

Los jardines verticales, entre otras muchas ventajas artísticas y de acondicionamiento, suponen además la creación de un espacio cambiante, configurando una arquitectura dinámica y viva según las diferentes épocas del año.

Aquí vemos una de las utilidades que tendrían los módulos prefabricados que ya presentamos, donde se podrían realizar actividades culturales propias de otros lugares de manera que los módulos sirvan ya no sólo para acercar Sevilla a la UPO sino también para llamar la atención de otras zonas próximas y que además reflejen la integración de personas de distintas localidades; un fenómeno que se da en todos los ámbitos universitarios.

Nos hemos fijado en los patios de Córdoba por ser una idea matriz que nos llevaría a desarrollar unos muros floridos en nuestros módulos.

La manera de ejecutar estos muros floridos no tiene porqué ser igual que la de los patios de Córdoba (como vemos en la imagen), sino que a partir de esta idea se podría llevar a cabo un jardín vertical: algo que desarrollaríamos más adelante. 

De este modo, los módulos usados para el cine de verano, podrían ajardinarse a modo de patio cordobés creando un ambiente aún más agradable para el cine de verano.

5

Uno de los ejemplos de arquitectura integrada con el paisaje en el campus es el del edificio construido por MGM arquitectos, situado al lado de un campo de girasoles.

El crecimiento de la ciudad contemporánea induce a una reflexión sobre el proyecto arquitectónico donde es imposible discernir entre campo y ciudad. La línea que hasta hace poco separaba el terreno construido del paisaje rural es cada vez más confusa. Arquitectura y campo se superponen y obligan a investigar sobre estos denominados terrenos intermedios. Estos terrenos  intermedios tienen la particularidad de estar constituidos de naturalezas diferentes donde se producen infiltraciones entre lo natural y lo artificial, un tema sugerente para el proyecto contemporáneo, en tanto que le permite incluir referencias del paisaje no construido como si se tratara de una posibilidad más entre tantas. Por otro lado, debe pensarse el paisaje natural como algo compatible con una arquitectura que, más allá de camuflarse con la naturaleza, reutilice sus escalas, medidas, colorido, y formas propias. En definitiva, se trata de hacer compatible la arquitectura y la naturaleza, yendo más allá de la clásica concepción de objetos sobre fondo paisajístico, lo que lleva a pensar en una arquitectura que se trabaja y piensa como una naturaleza, y una naturaleza que se acota y mide como una arquitectura.

El carácter bajo y longitudinal que adquiere el edificio es fundamental para conseguir la máxima integración con el paisaje; gracias a la liberacióndel suelo en planta baja, el edificio crea su propia calle de acceso y puede constituirse sin necesiad de una urbanización previa; es decir, se puede construir el edificio directamente en el campo. Conforme avanzamos por el edificio vemos que el entorno natural se cuela bajo la cubierta

Partimos la idea de feria del libro ya expuesta y de incentivar un ambiente de lectura en la zona de la Upo que presentamos (el corredor que comunica la galería central con la zona de la biblioteca, junto al bosque).

Hemos querido modificar los stands de feria del libro tradicionales para integrar los libros en el bosque.

Para ello nos hemos inspirado en una biblioteca al aire libre ideada por Didler Muller, perteneciente al Estudio de diseño colectivo francés.

Esta biblioteca ofrece libros de forma gratuita y permite a los transeúntes intercambiar libros en plena calle. Esta idea es conocida como The Livre Exchange, y su objetivo no es otro que el de animar a la lectura en un entorno natural a la vez que conciencia sobre la importancia de reciclar papel.

Mediante esta iniciativa, todos los viandantes que pasen por esta zona del bosque pueden tomar un libro de las cajitas (ya que no es necesario subirse a los árboles) y a cambio dejarían un libro suyo para que así la biblioteca nunca quede vacía.

Esto es símbolo de valores tan positivos como compartir, ofrecer , interactuar y otros relacionados con la ecología (la reutilización o el valioso entorno natural como activador de la mente).

Ya hemos comentado que la biblioteca al aire libre se situaría en el bosque, que juega un papel fundamental al ser la base sustentante de esta parte de nuestro proyecto, pero observando la zona, vimos que al otro lado del corredor había otra zona verde de gran valor y que merecía estar unida al bosque de algún modo. 

De este modo, se complementaría el proyecto con la instalación de unos módulos abiertos al otro lado del corredor (el opuesto al bosque). De este modo crearíamos un enlace entre el bosque y la zona verde situada al otro lado del corredor. Crearíamos una galería perpendicular al corredor que daría lugar a una doble dirección de circulación en este punto de la Upo, ayudándonos del camino ya existente que parte del bosque.

Tanto el bosque como la zona verde mencionada, son espacios ya usados para el descanso pero que no tienen ningún tipo de unión ya que existe un corte físico de separación que crean el corredor y la calzada.

Los nuevos módulos serían simples muros ajardinados tanto por su paramento interior como el exterior, creando una galera verde de circulación para unir estos dos espacios tan valiosos.

 

Aquí vemos algunas de las especies escogidas para nuestros jardines verticales. 

La elección se ha hecho teniendo en cuenta la orientación en la que estarían situadas ya que en los jardines orientados al norte o zonas de menor exposición al sol se colocarían plantas de interior, mientras que en la zona sur y lugares de mayor soleamiento estarían las especies muy resistentes a la radiación solar y que se ven beneficiadas por esta situación.

El poto (esquina superior izquierda) sería una de esas plantas de interior escogida además por ser muy eficaz contra el monóxido de carbono y el benceno formaldehído.

La cinta (esquina inferior izquierda) también es de interior y adquiere una forma colgante en su crecimiento (al igual que el poto) lo que vendría muy bien para los jardines verticales. También es muy eficaz contra el monóxido de carbono y el xileno.

La drácena tricolor  (en el centro) tolera una radiación parecida a las anteriores y además de exigir un cuidado no muy intenso, es eficaz contra el benceno,xileno, monóxido y formaldehídos.

La glicea (flor lila) ofrece una forma colgante muy útil y da un colorido que proporciona muchas posibilidades artísticas, además no necesitan mucho cuidado. Esta podría situarse en la zona más soleada.

También la coreopsis (flor amarilla) exige pocos cuidados (aunque siempre relativo, ya que un riego no muy abundante es siempre indispensable en todas ellas).

Tanto la buganvilla (esquina inferior derecha) como los geranios y gitanillas (esquina superior derecha) son útiles por su forma y color.

Se ha insistido en el especial comportamiento que tienen estas plantas contra determinadas sustancias químicas. Éstas son capaces de absorber elementos nocivos para nuestra salud por lo que contribuirían a crear un ambiente mucho más saludable (una nueva ventaja que se añade a la de su carácter de regulador térmico).

Aquí presentamos la procedencia y efectos de algunas sustancias químicas que son eliminadas en cierto modo por estas plantas:

Formaldehído

Aglomerado o productos de madera prensada, alfombras, productos hidrófugos, productos ignífugos, gas natural, keroseno, humo de tabaco.

Irritan los ojos, la nariz y la garganta. Pueden provocar dolores de cabeza y dermatitis alérgica.

Benceno, Xileno

Tintas, aceites, pinturas, plásticos, goma.

Irritan los ojos y la piel. La exposición prolongada puede ocasionar dolores de cabeza, pérdida de apetito y somnolencia.

Monóxido de carbono

Combustión de motores de vehículos, combustión de leña y gas, humo de tabaco.

Se combina con la hemoglobina de la sangre impidiendo su funcionamiento.

Tricloroetileno

Líquidos para limpieza en seco, tintas de impresión, pinturas, barnices, adhesivos.

Se consideran agentes cancerígenos.

 

Cines de Verano

Los cines de verano, como los viejos roqueros, nunca mueren. Lo pasan mal, eso sí, pero ahí siguen acogiendo a un público dispuesto a dedicar unas horas a disfrutar de una película bajo las estrellas, en el calor de la noche. En Sevilla, que fue un paraíso para los aficionados a los cines de verano, quedan muy pocos y ninguno que conserve el sabor popular de otros tiempos. Prácticamente el único al que se le puede llamar cine de verano, con programación diaria y proyección de películas en 35 mm, es el del patio de la Diputación.

En algunos barrios de Sevilla se siguen organizando proyecciones de películas en espacios abiertos, unas veces por iniciativa del ayuntamiento y otras por asociaciones de vecinos. Pero ni la programación es regular, a veces los martes, a veces los jueves, y la mayoría de las ocasiones son pantallas gigantes sobre las que proyecta un equipo de DVD. Un cine intermedio es el que organiza la universidad de Sevilla, que sí utiliza las copias profesionales. Son intentos de mantener en pie una costumbre muy arraigada en la ciudad, pero que choca con los cambios en los hábitos de vida.Suele atribuirse el declive de los cines de verano a la televisión y a la generalización del aire acondicionado en los hogares. Sin embargo, Luis Rodríguez, el empresario y adalid del cine de verano en Sevilla, asegura que la primera estocada seria fue la construcción de edificios en todos los grandes solares de la ciudad. Otro golpe serio fue el invento del vídeo comunitario. Sevilla llegó a tener 68 cines de verano, más que barrios había en la ciudad. Eso ocurrió a finales de la década de los 60. El ocio en las noches tampoco ofrecía muchas alternativas. Era un tiempo en la que su padre, Luis Rodríguez Romero, tenía quince de estos negocios. Él solía decir que lo mejor para atraer al público no era no James Bond ni Fernando Esteso, sino 40 grados a las diez de la noche.



Un hecho a nuestro favor es que en la Upo podemos afirmar que aún contamos con esos solares que Luis Rodríguez considera claves para el lanzamiento y explotación de un cine de verano.

http://www.lavanguardia.com/cultura/20110818/54199270617/los-cines-de-verano-de-sevilla-en-peligro-de-extincion.html

Los jardines verticales actúan como un verdadero regulador térmico del lugar en el que se encuentran. 

Colocados en el exterior, disminuye la radiación de calor que penetra en el edificio y retrasa la pérdida de calor cuando las temperaturas exteriores son más bajas. De este modo conseguimos ahorrar energía a la hora de acondicionar térmicamente los módulos.

Si además colocásemos jardines verticales en el paramento interior del panel del módulo podríamos aprovechar la cámara de aire que se apreciaba en la sección constructiva antes presentada para crear un sistema de aire acondicionado muy rentable con la simple instalación de un ventilador que ayude a la circulación de aire por diferencias de presión.

Una vez en contacto con el jardín vertical, el aire caliente se enfría por un proceso de evaporatranspiración que crea un ambiente más confortable.

vimeo

Aquí hay una demostración de otro sistema de riego que podría ser útil en nuestro proyecto en el caso de que la instalación de la bomba de agua sea muy costosa o que sea muy complicada la conexión al suministro de agua.

En este caso, sería necesaria la instalación de pequeños arriates (sobre la manta de fieltro) que mediante una pequeña pendiente haga que el agua circule por gravedad hasta las plantas situadas en la zona inferior.

Para esta alternativa sería necesario el riego manual desde la parte de arriba del canal mediante utensilios alargados a modo de los patios cordobeses. Este caso podría ser un poco más problemático pero por otro lado fomenta una mayor implicación de las personas a la hora de tener que regar los jardines verticales por lo que es algo que se tiene que tener en cuenta si surgen algunos problemas con el modelo planteado.

youtube

Aquí vemos un vídeo del proceso constructivo de un jardín vertical que resulta muy útil e ilustrativo en relación a nuestra propuesta.

Tendríamos que tener en cuenta que el jardín vertical del vídeo se está ejecutando sobre un muro preexistente, en el caso de los módulos, se realizaría sobre la pared de madera. Por otro lado, el sustrato que aparece en este proceso está compuesto por lana de roca, mientras que nosotros utilizaríamos la propia tierra en la que las plantas crecerían. 

Aprovechando que en los módulos proyectados para la Upo siempre se contempla la instalación de baños y servicios, se tomaría parte de este suministro de agua para el sistema de riego de los jardines verticales.

A pesar del aspecto poco estético que presenta en el vídeo el jardín vertical (se ven la capa de fieltro gris y los tubos de riego), hay que tener en cuenta que la mayoría de las plantas crecen rápidamente y tapan con sus hojas toda la pared formando un muro totalmente verde o  lleno de colorido.

2

ArchStoyanie es un festival anual de arte y arquitectura, que tiene como objetivo incorporar al paisaje del parque nacional de “Ugra”, diferentes instalaciones con la voluntad de potenciar la oferta lúdico-turística del parque.

El proyecto se refiere a la tipología del Hotel Cápsula, adoptada en Japón desde el primer prototipo proyectado en 1979 por el arquitecto Kisho Kurokawa. El hotel colmena dispone de dormitorios encapsulados en celdas de dimensiones mínimas, equipadas con los últimos avances tecnológicos.

En Tu armario, las cápsulas se substituyen por armarios, armados con materiales reutilizados, armarios, baúles, puertas o tablones, sirven para construir un conjunto heterogéneo de huecos-dormitorio, con un total de 13 cápsulas individuales y 6 unidades familiares, de formas y medidas variables, en relación con el tamaño de los objetos encontrados.

Aquí presentamos otro tipo de actividades pensadas para la UPO. Esto no es el proyecto definitivo, sino una idea que nos inspira a relizar actividades relacionadas con la lectura en esta zona de la Upo.

Nos inspiramos en la idea de Feria del Libro (aunque sin tener que usar los stands tradicionales de feria del libro que aparecen en la imagen; ya que esto es sólo una idea de inspiración) que formaría parte del conjunto de ´´actividades de modulación de la UPO``. Se crearía así un sistema que se complementaría con la biblioteca pero que además incluiría materiales interesantes para personas de todos los gustos, esto incentivaría la lectura entre todos los estudiantes y además acercaría a un mayor número de personas a la UPO.

El lugar escogido para esta actividad sería el corredor que comunica el pasillo central con la zona de la Biblioteca, por estar muy próxima a esta última. En este caso hemos salido de la zona de trabajo que indicamos en un principio ya que los Módulos podrían adaptarse a muchas zonas de la UPO, y por tanto, mejorar dichos espacios para su mayor aprovechamiento.

Para la actividad presentada, se ha optado por Módulos de menor formato que los que antes aparecían en los actos culturales relacionados con los patios de Córdoba

Peter Zumthor es un arquitecto suizo premio Pritzker 2009. Su obra se caracteriza por  el riguroso trabajo artesanal (sería conveniente mencionar que antes de su formación arquitectónica estuvo ocupado como ebanista) y los juegos de luz y oscuridad. Y lo más importante para nuestro proyecto, Zumthor crea lugares respetuosos con el contexto natural en el que se encuentran.