grunge gift

Ella se enamoró de su forma de ser, por supuesto que se enamoró de su físico también, pero para ella eso era lo de menos, se enamoró de su sonrisa tan transparente, de esa mirada tan expresiva, de sus chistes sin gracia, de su manera tan intelectual de expresarse para ciertas cosas, de la pasión con la que hacía lo que amaba, de su timidez para relacionarse con cualquier chica, de la ternura con la que hablaba de su madre, de su carisma con los niños y animales, se enamoró de todas y cada una de las cosas que conoció de él, incluso aun de sus defectos, de su manera de involucrarse más de lo que debia con algo, de como se enojaba cuando no le salían las cosas como quería, de su costumbre de hacerse siempre el fuerte, el que no lloraba, el que no necesitaba ayuda, de esas manías que tenia en sus facciones cuando se aburría, de su indiferencia hacia los demás cuando algo le estresaba. Ella primero lo conoció como uno más del montón, luego sin quererlo se enamoró y entonces entendió que él era lo que ella nunca habia esperado pero como un regalo del cielo le habia llegado.