greengamma

@green-gamma

Paz.

Demasiada Paz.

O eso es lo que el guardián percibía en la atmósfera de esa ciudad, dejando a un lado el caos matutino producto del gentío que se dirigía apresuradamente a sus puestos de trabajo, generando embotellamientos que quizás podrían ser evitados si todos dejaran de pensar en sí mismos y en el bienestar propio y comenzaban a actuar como una comunidad unida.

Pero… ¿Por qué Jack creía que todo era pacífico? Simplemente porque estaba aburrido. Contemplar la misma imagen todas las mañanas ya le resultaba fastidioso y cansino. Ya no tenía gracia atascar las puertas de los automóviles, hacer volar documentos importantes, o provocar que las personas resbalaran sobre el hielo, o eso es lo que creía.

Tras permanecer un largo rato en lo más alto del Empire State, bajó con suavidad gracias a la ayuda del viento, y decidió mezclarse en la multitud para contemplar más de cerca las actividades de los humanos, observando cómo muchos de ellos se detenían a comprar cafés en los starbucks o leían el periódico apresuradamente antes de que las ráfagas les arrancaran un par de páginas y las hicieran volar hasta el otro lado de la ciudad.

Adultos.─musitó mientras observaba a uno de ellos pasar justo frente a sus ojos, portando uno de los vasos del starbucks.

Los labios del joven se curvaron en una sonrisa traviesa, e hizo un gesto con la mano, provocando que dicho vaso acabara cubierto por la escarcha.