En la clase de tristeza en la que no lloras, sólo hay un vacío interminable y dolor.
¿Qué se siente saber que aún si te arreglas y te maquillas para lucir bonita nunca lo serás?
—  Voces en mi cabeza.