gif:hm

Me despierto. ¿Dónde estoy?, me pregunto. No sólo lo pienso, sino que me formulo la pregunta en voz alta: ‘¿Dónde estoy?’. Pero es una pregunta absurda. E innecesaria, porque ya sé la respuesta: estoy aquí y esta es mi vida. Mi día a día. Ese apéndice del mundo que es mi existencia. Numerosos asuntos, cosas, circunstancias que, aunque no recuerde haber consentido, se han vuelto atributos míos sin darme cuenta.
—  “Baila, baila, baila”, Haruki Murakami.