gatorocker

En la celda de la cárcel, el preso sentado estaba, mirando la portada de un libro, lleno de duda se sienta  él en su cama;  estiraba su mano y acerca el libro cercano a él. Si bien no sabía mucho acerca de que leía, cada vez se motivaba con su lectura, iba volando en pensamientos. Nuevos mundos aparecían en su mente.

Dragones volaban en valles verdes, un príncipe rescataba a una princesa, extraterrestres llegaban a la tierra con una propuesta de paz, extrañas guerras en lejanos lugares del mundo, descubrimientos fuera de la galaxia.

Pese a su privación de libertad, el preso en su lectura era libre.

Gato Rocker