fundamentalismos

anonymous asked:

dices que los cristianos llevan siglos haciendo de este planeta un infierno? claro, claro... esos misioneros que se van a áfrica a cuidar a enfermos de ébola o a enseñar a leer a niños son unos genios del mal no? los curas de pequeñas parroquias que hacen lo imposible para sacar su pueblo adelante son unos hijos de la grandísima puta, no? hay veces en las que el ateísmo llega a ser igual o más fanático que cualquier fundamentalismo religioso... y mucho me temo que este es tu caso. compañero.

Querido amigo, los yihadistas (incluido los de Paris) son unos santos comparado con todo lo que han hecho los cristianos en la historia de la humanidad. Supongo que te sonará palabras como “cruzadas”, “inquisición” “violaciones de niños por los curas de las pequeñas parroquias que dices”.

Para explicarte el infierno provocado por los cristianos a la humanidad me voy a quedar solo con las cruzadas, en concreto con la 1ª cruzada.

Te pongo un mapa de Oriente Medio en el siglo XI. Fíjate en Chipre, el Condado de Edesa, el Principado de Antioquia, el Condado de Tripoli y el Reino de Jerusalén.

Este mapa es el resultado de la Primera Cruzada. Al Papa de la época se le antojó esos territorios. Organizó un numeroso ejército de caballeros cristianos de elite. El punto de partida comenzó en la ciudad de Constantinopla bajando hacia el sur su punto final era la ciudad de Jerusalén.

¿Adivinas como ese ejército de caballeros cristianos conquistó todos esos territorios? ¿De forma pacífica? No. Arrasando con TODO matando indiscriminadamente a todo el mundo. Haciendo un infierno de esos territorios donde se vivía pacificamente hasta que llegaron los cristianos.

El infierno fue tal, que hubo momentos que las provisiones de comida se les acababa a los cristianos, ¿cómo lo solucionaban? CON CANIBALISMO, tus cristianos se comían a los arabes y musulmanes que habían matado.

Después de arrasar con todo, llegarón a su meta, Jerusalén, la ciudad que supuestamente vio morir a Cristo, ciudad que por supuesto arrasaron. Era el año 1099:

En las palabras de un testigo:
“Alli [en frente del Templo de Salomon] hubo tal carniceria que nuestra gente estaba hasta los tobillos de la sangre de nuestros enemigos”, y despues de eso…
“felices y llorando de gozo nuestra gente marcho hacia la tumba de nuestro Salvador, para honrarlo y pagarle nuestra deuda de gratitud.”

El Arzobispo de Tyre, testigo ocular relata:
Era imposible mirar al vasto numero de muertos sin horrorizarse; por todos lados habian tirados fragmentos de cuerpos humanos, y hasta el mismo piso estaba cubierto de la sangre de los muertos. No era solamente el espectaculo de cuerpos sin cabeza y extremidades mutiladas tiradas por todas direcciones que inspiraba el terror a todos los que miraban ello; mas horripilante aun era ver a los victoriosos mismos chorreando de sangre de pie a cabeza, una omnipotente estampa que inspiraba el terror a todos los    que los veian.”
Se reporta que dentro del Templo mismo murieron alrededor de 10,000 infieles.

Y este infierno cristiano que te he contado es solo la Primera Cruzada, luego llegaron 8 cruzadas más…

Si no te parece suficiente infierno esto, pincha aquí: inquisición

Una propuesta de agenda para el Consejo de la Paz

Siete medidas urgentes para combatir al autodenominado Estado Islámico (EI) y construir una paz duradera, comprometida con la democracia y los derechos humanos

Las siguientes siete propuestas son un punto de partida para reorientar la estrategia de actuación del Estado frente al fenómeno del yihadismo. Entendemos que no nos encontramos ante una falsa elección entre nuestra seguridad y nuestros derechos y libertades. Estamos ante un desafío que requiere a la vez incrementar la eficacia de la acción del Estado y reafirmar un compromiso incuestionable con la democracia y los derechos humanos, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Hacemos un llamamiento al Gobierno para que convoque a todos los actores políticos y sociales en este Consejo de Paz, y responder así unitariamente a este desafío con una estrategia a largo plazo que sea eficaz en sus formas y plenamente acorde a nuestros valores democráticos en su contenido.

1. Cortar las vías de financiación y abastecimiento logístico del Estado Islámico

El EI se financia especialmente con donaciones privadas provenientes de países como Arabia Saudí, Qatar o Kuwait (socios estratégicos de los países europeos), por medio de la extorsión y los secuestros no mediáticos, la venta de objetos de arte de las zonas que controla, la recaudación de impuestos a la población y los comerciantes y, sobre todo, con el contrabando de petróleo en los territorios que controlan en Irak y Siria. A su vez, la mayor parte del material militar que emplean es de fabricación occidental: armas europeas vendidas a Arabia Saudí, o armas norteamericanas distribuidas en un principio al Ejército Sirio Libre, que acaban en manos del Estado Islámico. Varias ONG participantes en la campaña “Armas bajo control” (AI, IO, Greenpeace) han denunciado que España vendió armas a Egipto, Baréin y Arabia Saudí durante la “primavera árabe”, en un marco internacional en el que no se respeta el embargo de venta de armas en países en conflicto. Es imprescindible por ello implementar un embargo de armas efectivo e inmediato, no solo para el EI, sino también para quienes le ayudan y promueven el sectarismo en Oriente Medio; decretar un embargo a la compra de petróleo de contrabando; e investigar y acabar con las donaciones privadas que recibe el EI, en muchos casos desde países del Golfo, a través de un control más estricto entre los flujos bancarios desde esa zona y Europa. Una estrategia integral de seguridad europea debe asegurar el bloqueo inmediato de la venta de armas a zonas de conflicto, propiciar una estrategia de desarme progresivo en los actores y habilitar los medios necesarios para acabar con el tráfico ilegal de armas y recursos naturales que nutren las arcas del Estado Islámico.

2. Neutralizar las redes de captación y adoctrinamiento del Estado Islámico

La mayor parte de los terroristas que atentan en Europa son europeos, en muchos casos de tercera o cuarta generación. Frente a este fenómeno de radicalización, debemos mejorar la coordinación de los servicios de inteligencia y desactivar las redes de captación en Internet. Pero las medidas legales o policiales por si solas no bastan para resolver el problema. Cuando alguien está dispuesto a inmolarse, las medidas judiciales no tienen ningún efecto. Por ello son imprescindibles estrategias integrales de desradicalización para luchar contra el extremismo violento en todas sus manifestaciones. La mejor manera de combatir el extremismo es lograr que la gente se sienta parte de una sociedad cohesionada y cultivar las oportunidades económicas y sociales en las comunidades vulnerables, tanto en Europa como en los países que sufren este fenómeno. Como la integración es un proceso en varias direcciones, se debe favorecer a aquellos religiosos que predican la moderación, investigando la financiación de quienes no lo hacen. Hay que reforzar las estrategias que favorecen la cohesión y la inclusión social de las personas de orígenes culturales, étnicos y nacionales diversos, y en especial el papel de la educación como única vía que puede ofrecer alternativas de futuro a la juventud para alejarla del radicalismo y la violencia. La lucha contra la desigualdad y la puesta en marcha de medidas económicas y de protección social que no dejen a nadie fuera constituyen el camino más corto para evitar fenómenos de radicalización en Europa.

3. Apoyar a las fuerzas democráticas en el mundo árabe

El Estado Islámico no se puede combatir sólo en Europa. La única manera de acabar con el EI es defendiendo la democracia en el mundo árabe. Tuvimos una oportunidad en el 2011 con las revoluciones árabes y acabamos, como siempre, defendiendo dictaduras o recurriendo a los bombardeos, que solo han alimentado la espiral de violencia, el caos y, en última instancia, la radicalización extremista de la que se nutre el yihadismo. O cambiamos nuestra política exterior o el ISIS seguirá creciendo y matando musulmanes y europeos. Debemos cambiar el enfoque y apoyar decididamente a las fuerzas democráticas en el mundo árabe.

4. Reforzar a la sociedad civil en Siria e Irak

Irak y Siria son el feudo del Estado Islámico. Las principales víctimas del EI son las propias poblaciones locales, como hemos visto recientemente en Beirut, Bagdad, Ankara y tantas otras ciudades, y ellas son las únicas que pueden derrotarle sobre el terreno, como sucedió con Al Qaeda en Irak en 2007. Para ello en el corto plazo hay que reforzar y asesorar a las fuerzas locales para enfrentar al Estado Islámico por tierra. Pero además hay que apoyar los procesos democráticos en la región. Solo el refuerzo de la sociedad civil puede impedir el auge del fundamentalismo. En el pasado, en Irak o Afganistán, las llamadas políticas “en favor de la democracia” sirvieron para encubrir desastrosas intervenciones militares extranjeras o fracasaron por la ausencia de protagonismo por parte de la sociedad civil. Cualquier proceso democrático debe estar encabezado por las reivindicaciones de la sociedad civil siria, tanto del interior como en el exilio, la labor de los Comités Locales de Coordinación y otros movimientos de base en Irak y otros países, que buscan soluciones basadas en la democracia, los derechos humanos y la no intervención. Así mismo, hay que presionar al gobierno iraquí, en el marco del vigente Acuerdo de Cooperación y Colaboración entre la UE e Irak (2012), para que acabe con las políticas sectarias que marginan a una parte de la población, combata efectivamente la corrupción, y desarme a las milicias armadas (tanto al EI como a las chiíes).

5. Acabar con las guerras en Siria e Irak

La solución no es la guerra: la guerra europea en Siria no derrotará al Estado Islámico. Lo hemos visto en Irak, en Afganistán, en Libia. La guerra solo engendra más guerra. Para combatir al EI en Siria e Irak hay que acabar con la guerra (de la que se nutren y en la que se hacen más fuertes, pues las intervenciones militares contribuyen a alimentar la espiral sectaria y favorecen la partición de facto de la región en áreas de influencia). Eso pasa por una acción europea decidida que se involucre a fondo, cuanto antes, en un diálogo político con todos los actores implicados: EE UU y Rusia, Arabia Saudí, Irán, Turquía y el resto de países sumidos en la guerra regional que se libra ahora mismo en Siria. Tras los fracasos de las dos rondas de negociación en Ginebra, las conversaciones de Viena pueden ser el inicio de una solución justa al conflicto en Siria. El primer objetivo debe ser parar el conflicto y sus consecuencias para la población civil. Para ello hay que decretar un embargo de armas a todos los contendientes, acordado y presionado por los países de la UE junto con el quintento (EE UU, Rusia, Arabia Saudí, Irán y Turquía); acabar inmediatamente con los bombardeos del régimen contra la población civil (incluyendo los ataques indiscriminados y el uso de armas químicas); abrir corredores humanitarios para la población civil que huye o retorna a sus casas, y exigir el cese inmediato de cualquier intervención externa sin el respaldo de la ONU. El objetivo inmediato debe ser un Gobierno transicional con elementos del régimen de al-Asad y figuras clave de la oposición, abriendo también un proceso de justicia transicional para juzgar los crímenes de estos años de conflicto.

6. Proteger a los refugiados

Los atentados de París no deberían cambiar nuestra mirada sobre el dolor de quienes huyen de la guerra. Los cientos de miles de personas que esperan a las puertas de Europa huyen precisamente de esto mismo: huyen del terror, de la violencia, de los bombardeos internacionales o locales y de la muerte. No podemos caer en el error de confundir a las víctimas y a los verdugos, a los culpables y los inocentes. La peor amenaza que enfrenta la democracia en Europa es el auge de la xenofobia, del racismo y del autoritarismo. Debemos luchar contra la xenofobia, el racismo y la islamofobia; reaccionar ante la barbarie reafirmando nuestro compromiso inquebrantable con la democracia, las libertades y los derechos humanos.

7. Acabar con las mafias que trafican con personas

La mejor manera de asegurar que no entran terroristas en Europa es acabar con las mafias que trafican con personas. Por eso, la mejor manera de proteger la seguridad de todos es articular vías de entrada en Europa seguras y legales. Para ello hay que reabrir la posibilidad de solicitar protección internacional y visados humanitarios en las embajadas y consulados españoles en los países de origen y tránsito, con el objetivo de acabar con la irregularidad en el cruce de fronteras e impulsar la utilización de cauces seguros. Además, hay que atender las necesidades de los refugiados en Europa y los países colindantes, sobre todo en lo relativo a educación, sanidad, alimentación y empleo. A Europa sólo ha llegado un 6% de las personas refugiadas de huyen de Siria, y atenderlas no es sólo una obligación legal y humanitaria: debemos impedir que haya una generación perdida que, entre otras cosas, podría ser el caldo de cultivo futuro para ideologías extremistas.

“El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad”. Albert Einstein.

“Los nacionalistas no sólo no desaprueban los hechos atroces realizados por su bando, incluso tienen una capacidad increíble para ni siquiera oír hablar de ellos”.George Orwell.

“Por mi vida han galopado todos los corceles amarillentos del Apocalipsis, la revolución y el hambre, la inflación y el terror, las epidemias y la emigración; he visto nacer y expandirse ante mis propios ojos las grandes ideologías de masas: el fascismo en Italia, el nacionalsocialismo en Alemania, el bolchevismo en Rusia y, sobre todo, la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea”.Stefan Zweig.

“El nacionalismo es la extraña creencia de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí”.
George Bernard Shaw.

“Ser internacionalista es estar racionalmente convencido de que la división en naciones -que no tiene nada de natural- no hace sino impedir la emancipación humana y que el mito patriótico-nacional sirve siempre para legitimar en el poder a la oligarquía mas abyecta y rapaz”. Fernando Savater.

“Todas las madres y todas las patrias nos quieren pequeños para que seamos más suyos”. Fernando Savater.

“La patria no es el lugar donde se nace, sino donde se es libre”. Mario Onaindía.

“La nacionalidad no aspira ni a la libertad ni a la prosperidad, sino que, si le es necesario, no duda en sacrificar ambas a las necesidades imperativas de la construcción nacional”. Lord Acton.


“El nacionalismo es siempre una tontería, y el nacionalismo étnico, una tontería asesina”
Bernard Henri-Lévy.

“El Estado es superación de toda sociedad natural, es mestizo y plurilingüe”. Ortega y Gasset.

“El orgullo más barato es el orgullo nacional, que delata en quien lo siente la ausencia de cualidades individuales”Goethe.

“El patriotismo es la menos perspicaz de las pasiones” J.L.Borges.

“La ideología del siglo XXI debe ser el humanismo global, pero tiene dos peligrosos enemigos: el nacionalismo y el fundamentalismo religioso”. Ryszard Kapuscinski.

“Los hombres guerrean para adquirir un pedazo de tierra donde ser prematuramente enterrados”.Santiago Ramón y Cajal.

“Una nación es un grupo de gente basada en la creencia errónea en un común origen y en una común aversión a sus vecinos”.Haddon y Huxley.

“Amo demasiado a mi país para ser nacionalista”. A.Camus.

“Nuestra verdadera nacionalidad es la del género humano”.Herbert G. Wells.

“Cuantas menos razones tiene un hombre para enorgullecerse de sí mismo, más suele enorgullecerse de pertenecer a una nación”.Arthur Schopenhauer.

“Daría la mitad de mi vida para que los nacionalistas pudieran defender sus tesis, pero la otra mitad la necesito para batallar para que los nacionalistas no consigan lo que pretenden."Voltaire.

"El nacionalismo es un atavismo que tiene su origen en el instinto de territorialidad de los mamíferos”. Anónimo.

“El nacionalismo es la piel de cordero que utiliza el lobo racista”. Anónimo[.

Frases de Carl Sagan:

Cada esfuerzo por clarificar lo que es ciencia y de generar entusiasmo popular sobre ella es un beneficio para nuestra civilización global. Del mismo modo, demostrar la superficialidad de la superstición, la pseudociencia, el pensamiento new age y el fundamentalismo religioso es un servicio a la civilización.

El estudio del universo es un viaje para auto descubrirnos.

No puedes convencer a un creyente de nada porque sus creencias no están basadas en evidencia, están basadas en una enraizada necesidad de creer.

Hemos hecho un trabajo tan pésimo en lo que respecta a administrar nuestro planeta que deberíamos tener mucho cuidado antes de tratar de administrar otros.

La vida es sólo un vistazo momentáneo de las maravillas de este asombroso universo, y es triste que tantos la estén malgastando soñando con fantasías espirituales.

La primera gran virtud del hombre fue la duda, y el primer gran defecto la fe.

Si estamos solos en el Universo, seguro sería una terrible pérdida de espacio.

Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre.

Hemos averiguado que vivimos en un insignificante planeta de una triste estrella perdida en una galaxia metida en una esquina olvidada de un universo en el que hay muchas mas galaxias que personas.

Si alguien está en desacuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias.

En algún sitio algo increíble espera ser descubierto.

El cosmos es todo lo que es, todo lo que fue y todo lo que será. Nuestras más ligeras contemplaciones del cosmos nos hacen estremecer: Sentimos como un cosquilleo nos llena los nervios, una voz muda, una ligera sensación como de un recuerdo lejano o como si cayéramos desde gran altura. Sabemos que nos aproximamos al más grande de los misterios.

La imaginación frecuentemente nos llevará a mundos que jamás fueron. Pero sin ella, no iremos a ningún lado.

La ausencia de prueba no es prueba de ausencia.

Somos polvo de estrellas que piensa acerca de las estrellas.

Entre fanáticos y ordinarios

 Inspirado en la vida de Jesús (Tiempo de lectura de 4 a 6 minutos)

 Cuenta la historia que un día Jesús, caminando entre seguidores y fans, percibe dos grupos bien diferenciados entre sí. Los fanáticos por un lado y los ordinarios por el otro.

  También observó, que entre los más fanáticos se destacaban evangélicos, católicos, testigos de Jehová, humanistas, espirituales, científicos y teólogos.
Lo característico de esta fracción eran los debates y las discusiones sobre la esencia de Jesús. Estos, en su desquicie por conocerlo con exactitud, demandaban demostraciones de poder, milagros especiales, comprobaciones genealógicas y hasta test de inteligencia…

  Luego de ésta desconcertante experiencia, el llanto de un niño dirige su atención a los demás seguidores.
Observa que esta gran porción es integrada por amas de casa, obreros, personas comunes, prostitutas, personas “sin techo”, mujeres golpeadas y homosexuales, entre muchas, muchas más…
 Dos aspectos resumen lo distintivo de este grupo, que los menos importantes, al fin y al cabo, una vez juntos: eran la mayoría. Y que ellos, simplemente querían vivir como él vivía, experimentar lo que él experimentaba.

 Después de tanto shock, hace una pausa en su camino y pregunta a todos por igual; “Amigos, luego de todo lo que hemos vivido juntos ¿Quién soy para ustedes?”

 Advertencia: las siguientes expresiones pueden herir tu sensibilidad y sentido común.

  De entre los más fanáticos, no tardó en resaltar un excitado evangélico gritando; “Eres el que me salvó de las garras de Satanás, del pecado y del infierno eterno. Yo, que ya hice la oración de fe y te acepté en mi corazón, hablo a toda hora y en todo lugar de; arrepentimiento o ardor eterno. Y de yapa, tu solución garantizada a todos los problemas.”
Al terminar, se fue diciendo cosas como; “¡Gloria a Dios!”, “¡Aleluya!”, “¿Cuántos lo creen?”, “¡No los oigo!”, “fuera, fuera diablo”, “repita conmigo; señor Jesús. Más fuerte! Señor Jesús”, “amén? “amén?”…

  Un católico recuperando territorio agregó; “Eres Dios mismo hecho carne, la segunda persona de la trinidad. Yo, que voy a misa todas las semanas, rezo el Padre nuestro y el Ave María, todas las noches. Además, me persigno ante cada cruz, beso cuanta estampita veo, camino a Luján una vez por año y recomiendo esto a toda persona. Cumplo, a mi me da suerte”

  El testigo de Jehová, revista en mano, mejor vestido que el resto y con un cartel de “no dono órganos” arengó: “un profeta, hijo de Dios, pero no Dios!”

  Los fanáticos restantes, entre libros, especulaciones y algunos fasos, no llegaban a acordar si Jesús era “un nuevo fenómeno social”, o “un gran orador”, o “el fundador de una nueva secta” o si se trataba de “un nuevo político”…

  Y mientras todos estos volvían debatir y competir por la verdad, del otro grupo, entre aplausos y alegrías, se comenzó a escuchar…

  “Quién al pasar por la calle, me llamó por mi nombre y me abrazó” dijo un sin techo. “Quién me habló y escuchó, no por su dinero, ni por mi cuerpo, ni por su calentura” agregó la prostituta.
“Quién nos acepta como somos” expresó un gay. “Quién me perdonó y me enseño a perdonar” dijo un ama de casa. “Quién juega conmigo” grito una niña. “Quién me ama por lo que soy y no por mi oficio” manifestó el obrero. “Quién recordó mi identidad y mis derechos” afirmó la mujer golpeada. “Quién nos lleva a vivir de esa manera” concluyeron unos jóvenes…

  Después de revivir y compartir éstas experiencias, éstos últimos, se dieron cuenta de que el amor de Jesús, era indefinible. Inabordable y sin precedentes.   Comprendieron, que la cuestión no era dar o tener definiciones absolutas, sino más bien, internalizar y experimentar sus acciones. Viviendo la vida, como Él la vivía.

  Jesús, conmovido por éste último grupo,  nuevamente miró a toda la multitud y dijo; “Si creen en mí y quieren seguirme, si de verdad les preocupa saber quién soy. Como yo hago con ustedes, hagan así hacia los demás. Como yo los amo, amen.  De esta manera y no por definiciones, ustedes y todos los demás podrán conocer quién soy.”

                                                                        Yoe De simone 05-05-2015

“El fotógrafo Mário Macilau Photographer retrata, con un pequeño destello de luz, el oscuro universo de esta mujer o de otras muchas que sufren las consecuencias directas del fundamentalismo y de la intolerancia.”

“The photographer Mário Macilau portrays, with a small flash of light, the dark world of this woman or many others that suffer the direct consequences of fundamentalism and intolerance.”

Source: Afribuku

Um religioso dirá que não faltam provas da existência de Deus e da sua influência em nossas vidas. Quem não tem a mesma convicção não pode deixar de se admirar com o poder do que é, afinal, apenas uma suposição. A hipótese de que haja um Deus que criou o mundo e ouve as nossas preces tem sobrevivido a todos os desafios da razão, independentemente de provas. Agora mesmo assistimos ao espetáculo de uma empresa multinacional às voltas com a sucessão no comando do seu vasto e rico império, e o admirável é que tudo — o império, a riqueza e o fascínio dos rituais e das intrigas da Igreja de Roma — seja baseado, há 2000 anos, em nada mais do que uma suposição. Todas as religiões monoteístas compartilham da mesma hipótese, só divergindo em detalhes como o nome do seu deus. E todas têm causado o mesmo dano, em nome da hipótese. Não é preciso nem falar no fundamentalismo islâmico, que aterroriza o próprio islã. Há o fundamentalismo judaico, com sua receita teocrática e intolerante para a sobrevivência de Israel. O fundamentalismo cristão, que representa o que há de mais retrógrado e assustador no reacionarismo americano, e as religiões neopentecostais que se multiplicam no Brasil, quase todas atuando no limite entre o curandeirismo e a exploração da crendice. A Igreja Católica pelo menos dá espetáculos mais bonitos, mas luta para escapar do obscurantismo que caracterizou sua história nestes 2000 anos, contra um conservadorismo ainda dominante. A hipótese de Deus não tem inspirado as religiões a serem muito religiosas. Há aquela parábola do Dostoievski sobre o encontro do Grande Inquisidor com Jesus Cristo, que volta à Terra — o filho da hipótese tornado homem — para salvar a humanidade outra vez, já que da primeira vez não deu certo. Os dois conversam na cela onde Cristo foi metido por estar perturbando a ordem pública, e o Grande Inquisidor não demora a perceber que a pregação do homem ameaçará, antes de mais nada, a própria Igreja, a religião institucionalizada e os privilégios do poder. Não me lembro como termina a parábola. Desconfio que, se fosse hoje, deixariam o Cristo trancado na cela e jogariam a chave fora.
—  Luis Fernando Veríssimo.