fumaroes

Hoy me apetece

Hoy no me apetece un poema de amor o desamor;
no me apetece pensarte mejor de lo que eres,
no me apetece darte la importancia que perdiste.

Hoy me apetece evaporarme;
dejarme quemar por las estrellas;
sentir la lengua entumecida
por los suspiros desbordanates de un buen vino.

Hoy me apetece preguntarme
por qué me levanto a la mañana.

Hoy me apatece preguntarme
por qué aun no he matado a nadie
o por qué no me han matado a mí.

Hoy me apetece preguntarme
por qué no me quedo una semana
con música y buenos recuerdos debajo de las mantas;
por qué dejé de fumar
o por qué no bebo ni me drogo cada día
hasta que la luna con sabor a plomo
muera ahogada en mi garganta.

Aunque cada día soy más fuerte y optimista,
a veces no me puedo sacar
los rayos de invierno
de entre los dientes.

Poesía original de Eros Ignem.