fuma mucho

Tips Ana ♡

1- Aprende a vivir con hambre, fisfrutala. Ella te mostrará el camino correcto para llegar a la figura de tus sueños.

2- Pon atención a lo que comes y cuando lo hagas, te preguntas: ¿Quiero comer realmente?

3- Planea tu día. Decide que quieres comer y así no tendrás el peligro de sobrepasarte con las calorías.

4- Cuando te sobrepases castígate: No cine, no computador, no TV, etc.

5- No consumas alcohol: tiene demasiadas calorías.

6- Bebe cada hora un vaso de agua fría te reducirá el hambre. Come pequeñas comidas cada día; cuando comes grandes cantidades de comida tu cuerpo se adapta a ello, acostumbra tu cuerpo a comer cada vez menos.

7- Come poco y muy despacio, poco a poco lo disfrutarás.

8- Mastica cada bocado muchas veces.

9- Usa platos pequeños.

10. Por cada bocado bebe un trago de agua así estarás satisfecha más rapido.

11- Saca todas las frituras, dulces y golosinas de tu casa y regálaselas a tus amigos.

12- Haz un diario donde escribas lo que comas a diario y cuenta las calorías que ingeriste, ponle fotos de tus Thinspirations favoritas, los colores que quieras. Llevalo a todas partes, no permitan que te descubran.

13- Cada vez que tengas dinero no lo malgastes en comida, comprate algo lindo para vestir o un accesorio de tu agrado.

14- Cuando comas hazlo de pie o caminando, así quemarás calorías más rápido.

15- Muévete siempre, baila, haz ejercicio, ve a pie y no en el auto. Verás como tus kilos desaparecen.

16- Vuélvete vegetariana, así vivirás mas sano y comerás menos calorías.

17- Cómprate un pantalón dos tallas menos que la tuya, pruébatela una vez por semana y poco a poco llegarás a la talla que deseas.

18- La comida ácida quemas calorías.

19- Cuando te den ataques de hambre corre a donde tus amigos, debes entretenerte con algo y así no tendrás tiempo de ir al refrigerador. Cuando tengas hambre mastica una goma de mascar sin azúcar o fuma.

20- Caminar mucho no sólo quema calorías sino que además te aleja de la comida.

21- Cuando te de hambre cuenta lentamente hasta cien mientras te convences de que realmente no quieres comer.

22- Come frente al espejo en ropa interior ¿cuánto quieres comer realmente?

23- Sácate una foto en bikini y mírala cada vez que quieras comer.

24- Báñate, el agua caliente disminuye el apetito y además en la ducha puedes prestarle la atención que se merece tu cuerpo

25- Baja la temperatura de tu auto o abre las ventanas de tu casa, el obligar al cuerpo mantener la temperatura corporal hace quemar muchas calorías.

26- Come cubos de hielo, el cuerpo creerá que estas comiendo y además el frío quema calorías.

27- Cuando tienes hambre significa que tu cuerpo está quemando calorías, así que tu querrás sentir hambre. Cuando no sientes hambre es porque estás haciendo algo mal.

28- El hambre no es tu enemiga, con el tiempo te sentirás maravillosa cada vez que sientas hambre.

29- Toma té verde, ayudará a que tu metabolismo se acelere.

30- Mira comer a las otras personas, tu eres superior a ellas porque no necesitas la comida. Ellos comen y cada vez se hacen más y más gordos, ¡Pero tu no! Tu quieres verte espectacular.

La gente habla de ti siendo arte y de mí siendo artista.
Están equivocados.
Nosotros no somos.
Somos sólo dos personas sencillas que se quieren.
Sólo soy una chica que vaga y sueña mucho.
Y usted es sólo un hombre que fuma mucho y le gusta besar mi cuello a menudo.
No hay nada simple sobre nosotros, pero no somos arte.
Somos sólo dos personas que se desean mutuamente.
Pero también, tal vez no están totalmente equivocados.
Tal vez desearse unos a otros es un arte.
El arte más intenso que existe.
—  Hira
Memorias catastrofóbicas verdes y empapeladas.

Fumas y te acuestas a dormir.

Despiertas y te pones a fumar.

Es una cadena difícil de soltar, todo se siente mejor cuando sientes como que no estás.

Tienes cosas que hacer y las realizas con gusto bien drogado, lavar la ropa bien drogada se siente bien, porque solo así no interesa el montón de idiotas que quiere que laves la de ellos también, no interesa que se tomaron el jugo de naranja que dejaste para hoy, los odias a todos, todos te tienen harto pero no importa si vives drogado.

“No digas drogado, di que estas malita” te dijo alguien una vez y desde ese momento te la vives drogado, es más fácil cocinar malita, tender la cama es más fácil si lo haces malita, hacer tu tarea es más fácil si lo haces malita, hacer los horrendos trabajos de investigación es más fácil si lo haces malita.

Ese día decidiste que te la querías vivir drogada, esa mañana le dijiste a tu hermano mientras iban rumbo al banco “Quiero vivir drogada todos los días, la vida es más fácil así” y si. Todo en ese día fue perfecto, cuando la cara te hormigueaba y las manos te temblaban sabias que era hora de volver a forjar, y lo hacías, entonces te ponías a fumar en tu soledad, un jale, otro jale, varios jales, aguántala para que te pegue mas, dale otros tres jales, este es el ultimo jale. Y ya solo queda la bacha, pones tus audífonos a todo volumen mientras escuchas el maldito álbum de Arcade Fire que te hace volar, ese con música rítmica que hace que innegablemente muevas las caderas y quieras salir a echar fiesta entonces no te importa que sea jodido martes y localizas banda que quiera salir a fiestear contigo, porque no te importa que mañana entres a las ocho de la mañana a la universidad, estas drogada solo quieres bailar y fumar mas, tal vez comerte una pastilla y seguir drogada y vivir drogada y morir drogada.

Entonces sales, bailas, ríes, saltas, flotas, gritas, fumas, chillas, bailas mas, ríes mas, saltas mas, flotas mas, gritas mas y fumas aun mucho mas. Te duele los pies ya de tanto bailar ¿A caso tienes ganas de vomitar? No, claro que no. Solo es el mal viaje, tal vez debes fumar mas. Y lo haces, hasta que la fiesta te harta, ya no quieres bailar, ya no quieres reír, quieres echarte en tu cama y morir.

Llorar por todas y cada una de las malas decisiones que has tomado como drogarte tanto.

Lloras mucho, chillas mucho te duele tanto vivir, ya no quieres seguir así, estas tan cansada de existir. Ya ni siquiera tienes ropa nueva con la cual salir, porque todo te lo gastas en weed para estar siempre malita, ya no.

Ya no quieres.

Pero fumas más, más, más, más.

Hasta que te duermes y todo se acaba.

-¿Qué dirían esas bachas si hablaran?-

Séptimo regimiento

Dicen que sólo te llegas a conocer de verdad cuando estás muy ebrio. Yo tengo una teoría distinta, si querés te la cuento.

Viste esa gente que fuma mucho porro y se transforma EN porro? Su personalidad gira en torno a eso. Bueno para mi pasa lo mismo con el alcohol pero en menor medida y cambiando algunas cositas.

Las primeras veces que salís y te pones en pedo, que suelen ser a una temprana edad, descubrís cosas de vos que no conocías. Podes ser gracioso, tal vez hablas con más gente, bailas sin sentirte incómodo, etc. Aparecen un montón de cosas que sos capaz de hacer solamente en ese estado desinhibido. En mi caso esto se potencia en mil porque siempre fui muy tímido a tal punto en que me da vergüenza bailar mientras me miro en el espejo estando sólo.

De a poquito vas formando una segunda personalidad alrededor del alcohol. Una versión de vos que se anima a hacer todo eso que vos no. Habla con gente del sexo opuesto, sabe chamuyar, no tiene miedo a las miradas, etc, etc, lo mismo de antes. Pero a medida que esta persona crece, a la que vamos a llamar Vos_2.mp4 porque ya me quedé sin sinónimos, tu nivel de dependencia también. Bah, por lo menos en mi caso era así. 

En la calle no podía hablar con gente porque no estaba medio escabio.

En las fiestas ya no bailaba si no había tomado. 

Antes capaz me animaba pero ahora que conocía a Vos_2.mp4 me parecía hasta tonto intentarlo. Esto genera un poco de resentimiento con tu versión “default” que no está acostumbrada a hacer todo eso.

En el viaje de egresados a Bariloche me enfermé y tuve que tomar antibióticos. Solamente pude escabiar la primer noche. “naaaahhhhh que mal orto pensará alguno” Y sí, pero porque terminé en cama todo un mes culpa de cortar los antibióticos. No poder ingerir alcohol en Bariloche fue lo mejor que me pasó ese año. Ahí estaba prácticamente forzado a salir, y ahora, sobrio. 

Descubrí que esa segunda variable que tenía de noche seguía estando pero de manera pasiva. Si me obligaba a actuar “socialmente” lo podía hacer. Obvio que al principio era incómodo y tenía que ir al baño cada cinco minutos para calmarme pero con los meses me fui acostumbrando.

“Bue Manuel sos un anti de mierda. El alcohol es lo más, aguante el vino puto kgón” - pensará el lector. El alcohol es una forma de distendernos muy divertida porque estimula el cerebro y no voy a negar que esas noches en las que todo fluye y vos solo te dejas llevar son buenísimas. Pero cuando lo usas como excusa porque no te animás a ser vos mismo ahí no está bueno. Nadie debería tener que recurrir a estímulos externos para expresarse. Y sí, siempre salto con el mismo tema pero es algo que sufrí mucho y no quiero que le pase a otro. 

Es muy gracioso que todos pensemos que el otro nos está juzgando cuando el otro también está pensando en cómo lo ven los otros. Ojalá se entienda.

Y que hago con esto? No sé. Yo escribo diálogos conmigo mismo. Cosas que pienso. Sentate a charlar con vos un ratito pero no se peleen.