fuimos todo

El día que vuelvas a saber de mí.

El dia que vuelvas a saber de mí, ojalá que ese día me recuerdes, ojalá que tu corazón se acelere, y que el viento te diga jamás me olvidaste, ojalá que imagines como he cambiado, ojalá vuelvas a creer que era preciosa, ojalá desees que esté feliz, ojalá el día que vuelvas a saber de mí no desees otra cosa que volver a verme, ojalá que el día que vuelvas a saber de mí, te duela el alma, la pena, la herida.

El día que vuelvas a saber de mí ojalá que sonrías, aunque te duela, el día que vuelvas a saber de mí ojalá que reviva el fuego en tu interior, ese fuego que solo se prendió cuando lo fuimos todo, aún cuando no fuimos nada.

Ojalá que ese día, si llega, si es que algún día vuelves a saber de mí, sientas celos de quien puede verme a diario, ojalá que te preguntes si sigo igual de loca que antes, o si la vida me ha hecho más cuerda, o si estoy peor que antes.

Ojalá que te preguntes como avanzó el tiempo tan lento y tan pronto desde el día que nos despedimos, ojalá que venga a tu memoria la última sonrisa que te brinde, solo a ti, aun triste, aun rota, aún marchita, esa sonrisa que me permití mostrar solo para ti.

Ojalá que ese día llegue y sonrías por mí, ojalá que no te culpes, o tal vez ojalá que lo hagas por no haber hecho nada cuando caminé hasta la salida, ojalá que pienses en mí, y anheles oir mi voz, y mi risa, ojalá desees volver a decirme uno de tus chistes malos solo para ver mis ojos brillar por ti, porque no importaba que tan malos pudieran ser, nada me hacía más feliz que verte contándolos, aún cuando no dieran risa, porque tu risa, era tan contagiosa que olvidaba todo lo demás.

Ojalá que el día que vuelvas a saber de mí sientas una opresión en el pecho, como de lo que pudo haber sido y no fue, ojalá que ese día llegue, ojalá que ese día si te dicen que soy feliz, ojalá que si lo sea de verdad, ojalá que ese día también seas feliz por mi, y ojalá te duela el no saber si ya te olvidé, pero también ojalá que creas que sí, y ojalá que te duela.

Porque cariño, soy una egoísta de mierda, y una cobarde, y soy un jodido desastre, pero ojalá, el día que vuelvas a saber de mí, sientas que jamás dejaste de quererme. Y ojalá sientas todo esto, todo eso y todo esto que sentí, por tu olvido y tu nueva felicidad. No me malinterpretes, me hace bien saber que estás feliz, pero cariño, no puedo evitar sentir envidia de quien ahora te da felicidad, porque esa persona ya no soy yo. Ahora solo puedo escribir esto, solo puedo decirlo entre líneas, pero ojalá amor, el día que vuelvas a saber de mí lo sientas todo.

—  La sinfonía del alma.
¿Qué fuimos? Fuimos una complicidad compartida, fuimos un sueño incompleto, fuimos besos y caricias, fuimos momentos, deseos, anhelos, fuimos sonrisas, abrazos e ilusiones. Fuimos amigos, amantes, extraños, conocidos. Fuimos todo y fuimos nada, pero sobre todo, fuimos efímeros.
Era 14 de febrero del año pasado, recuerdo que era domingo y que en la mañana había llovido, lindo día para enamorarse. Yo estaba tratando de superar mí depresión y ese día había discutido con mis papás, a la tarde salimos, me llevaron a un parque que la gente solo va por deporte o para tomar aire algún fin de semana, había unas personas y me dijeron que escogiera uno, me emocioné, me baje del auto, pero los que había no estaban en condiciones pero me dijeron que unos habían nacido hace poco en una propiedad privada en el parque y que por lo tanto ellos no podían cuidarlos tanto como quisieran, así que fui a verlos, todos parecían débiles, cuando me acerque a verlos, uno de ellos me mordió el zapato y supe que era él, lo llamé Lalo y como nadie sabía cuándo nació decidí que su cumpleaños sería el 14 de febrero. Quería un perro para no sentirme sola, para que jugara conmigo y se alegre cada vez que llegue a casa así sea que haya tardado solo 10 minutos. Lalo cuando llegó era del mismo tamaño que mí pie, y eso es pequeño, recuerdo que cuando lo llevábamos a la plaza si se metía en el pasto no se lo veía de tan pequeño que era, jugaba mucho al principio, como a los 5 meses Lalo dejó de jugar, y le dolía una pata, se le hinchaba si no tomaba su pastilla, el veterinario nos dijo que tenía un hongo que lo habría obtenido seguramente de la tierra del parque, Lalo siguió así, vimos otros veterinarios y todos decían lo mismo, Lalo con el tiempo solo se volvió muy inactivo, pero le gustaba salir a plazas y parques, se divertía mucho y actuaba como si no estuviera enfermo, hasta que cumplió el año iba todo normal, ya se nos había hecho una costumbre que Lalo fuese así, creo que fue el perro más mimado que tuvimos y el más caprichoso, todo lo que quería se lo dábamos. Hace unos tres meses atrás Lalo tenía algunos problemas para comer, a veces comía y a veces no, a veces vomitaba y a veces estaba muy bien. Empeoró de la nada hace como dos semanas, no tenia ganas de comer y se la pasaba en cama, el domingo pasaba estaba muy bien, recuerdo que comió mucho y se la paso en mis brazos muy feliz. Después de eso todo empeoró, toda la semana pasada Lalo había dejado de comer, estaba demasiado delgado, le compramos más ropa para que estuviera feliz y nada, le intentábamos dar de comer de todo y nada, fuimos al veterinario todos los días de esa semana, tuvimos que darle la comida a la fuerza y la leche con jeringa, ya era solo huesitos pero tenía la esperanza de que mejore, pero los últimos dos días Lalo ya ni siquiera hacía pis, ni comía nada ni tomaba agua, y ayer se quejó todo el día, todos los días el dormía un rato conmigo antes de irnos a dormir, anoche fue igual, pero ya no toleraba verlo así, ya le costaba mantenerse en pie y lloraba tanto por el, así que después de pensarlo mucho decidí que les diría hoy a mis papás que deberíamos sacrificarlo. Así que me fui a dormir llorando y rogándole a Dios que Lalo esté mejor, me desperté de golpe a las 3:40 más o menos de la mañana y no podía dormir, supongo que me desperté por eso, Lalo murió en la noche, lunes 17 de julio, lo último que le dije fue "Hasta mañana Lalo" y le di un beso en la frente, y aunque me duela en el alma, era lo mejor para él. Lalo tenía 1 año, 5 meses y 3 días, y lo amaba, pero fue lo mejor, solo espero que ahora pueda ser feliz y pueda jugar como siempre quiso sin dolor alguno en algún lugar, donde quiera que esté.

Mi diario.

Estaba en el parque con un amigo que no veía hace tiempo y ni bien nos vimos decidimos comprar weed ahí mismo, fui a buscar de grupo en grupo en el parque preguntando si vendían weed pero no encontraba hasta que me acerque a unos mochileros colombianos y les pregunte “¿parce tienes weed?” uno de ellos se paro y me miro deferente a los ojos como intimidandome y dijo “tengo algo mucho mejor que eso, tengo trips” me quede pensando un rato y en mi mente dije “fui por cobre y encontré oro” y lo compré sin pensar. Salí del grupo y fui con mi amigo Leo, y le dije oye huevon tengo trips están baratos hay que comprar uno mas y nos tripeamos, y el no quería hasta que lo convencí, para ese entonces yo ya me había metido un cartón entero en la lengua, y volví nuevamente con el colombiano y le dije oye dame un trip más un amigo se animó, nos quedamos hablando un rato y finalmente me vendió el trip, volví con Leo y le di el trip se lo comió y esperamos como media hora y no nos chocaba y estábamos pensando que nos habían estafado, todo triste fuimos al otro parque a fumar lo poco que a él le quedaba. Ni bien había fumado un poco, el trip se me había subido, y le dije Leo creo que el trip ya me chocó, y el me respondió creo que a mi también.  El viaje había comenzando, todo a mi alrededor se derretía y la gente parecía pequeña, yo era un gigante y podía aplastar a todos, y fuimos caminando hacia otro parque y mientras caminábamos la gente se hacia pequeña y gorda, el suelo parecía de goma cada vez que lo pisaba, y yo dije a la mierda aquí me muero, mi corazón latía bastante, llegamos a otro parque y nos encontramos con dos artistas callejeros de nuestra edad que estaban tocando ahí mismo, los dos tocaban la guitarra en sincronia, nos detuvimos a escucharlo y me dio un viaje que nunca voy a olvidar, no puedo describirlo con exactitud pero su música era perfecta, termino de tocar y le hable a uno de ellos y le dije; oye me has dado el viaje de la vida te lo agradezco toma este trip en forma de mi agradecimiento, lo saque de mi lengua y se lo di (cosa que ellos dos nunca supieron), lo partieron en dos y se comieron el trip, ya eramos cuatro chicos tripeados en el Centro de Lima, yo ese rato estaba hiperactivo y estaba bailando en la calle, luego estaba corriendo como si toda la gente estuviera en un campo de guerra, mi pistola era mi mano y andaba corriendo a cada rato, no sabíamos a donde ibamos hasta que uno de los dos chicos dijo (nunca supe sus nombres) vamos a la playa caminando (la playa quedaba a tres horas a pie) y yo dije esta bien vamos, yo solo seguí caminando y caminando sin saber, no se por cuanto caminamos pero vimos un puente que nunca habíamos visto en nuestras vidas, y le pregunte a Leo, oye ese puente es de verdad o es una ilusión, y el me respondió nunca lo he visto, creo que es el trip, le pregunte a los dos chicos y ellos dijeron solo crucemos el puente, cruzamos y no se que paso en ese momento pero fue como teletransportarnos porque cruzamos el puente y habíamos llegado cerca a la playa y yo dije: Wow, como llegamos hasta aquí si llevamos solo una hora caminando, Leo estaba muy sorprendido, el tiempo se había detenido y los dos chicos que nos acompañaban se notaba que sabían lo que hacían porque luego nos dijeron, ahora van a sentir un dolor en todo el cuerpo por haber caminado tanto, y después de eso, nos dolió un chingo el cuerpo, caminamos muy cansados y finalmente llegamos a playa, para ese entonces yo estaba muy feliz, había llegado al punto cero, el punto cero es cuando te conviertes en un niño y no te importa nada, solo disfrutas porque eso es lo que realmente vale, disfrutar y vivir. Nos sentamos y ellos empezaron a tocar la guitarra, yo me relaje y me eché en la arena, y mientras ellos tocaban yo me estaba dando un viaje hermoso cerré los ojos y pude ver al Dios Brahma dentro de un mándala con colores psicodelicos y dentro de ello había otros dioses hindues, todos girando dentro del mándala, su música era muy muy viajera y me hacía sentir bien. Fuimos hasta la orilla de la playa y empezamos a dibujar con la piedritas del mar en la arena, luego corrimos como unos niños mientras cada uno hacia un ritmo con el pie y otro con la mano, asi como de esas peliculas de disney cuando van caminando bueno así, yo estaba totalmente feliz, el camino estaba rodeado de aves negras, nadie lo había notado, pero yo lo ví, todo el camino unas aves negras nos estaban observando, y seguimos caminando toda la madrugada hasta llegar al Parque del amor en Miraflores y nos echamos un rato, los otros dos se fueron a dormir en los arbustos y yo con Leo nos quedamos conversando sobre lo que habia pasado en otro lugar cerca de los arbustos, cuando amaneció Leo se había ido a su casa, yo me habia quedado para hablar con ellos, me acerque a los arbustos para despertarlos y no los encontré, los busque, los llamé, y nunca aparecieron, ellos no existían, ellos nunca existieron, ellos fueron parte de nuestra imaginación así como la vida que estamos viviendo actualmente. Buenas tardes.

Anahí:
Anoche te pedía que no nos fallaras, que nos devolvieras la esperanza de saber que las historias pueden tener un final feliz, pero los que te fallamos fuimos nosotros.
Somos todos cómplices de que tu banco esté vacío. Te fallamos desde que María Soledad apareció asesinada en un descampado en Catamarca, desde que Marita Verón se convirtió en apenas un recuerdo para sus seres queridos, te fallamos al igual que lo hicimos con Micaela García en Entre Rios. Te fallamos como a tantas otras miles.
Te empezamos a fallar en el mismo momento en que toleramos que los medios pusieran el foco en el largo de la pollera y no en el sadismo de la hiena, en que la noticia fuera la hora en que andabas sola por la calle y no la hijaputez del violador.
Te fallamos cuando en lugar de preocuparnos porque el número de pibas desaparecidas aumentaba sin parar, nos preocupamos por los graffitis en las paredes. Cuando toleramos que los medios convirtieran cada feminicidio en un festival del horror, naturalizándolos. Cuando no nos importó que un lugar hermoso como Santa Catalina se convirtiera en un lugar de impunidad, en tierra de nadie.
Todos podemos encontrar atenuantes para nuestra participación en tu asesinato, pero no fuimos capaces de evitarlo.
Mañana saldremos a las calles, muchos con el cartelito de “yo soy Anahí”. Pero no, ninguno somos Anahí, nosotros seguimos teniendo chances de cumplir nuestros proyectos, vos no. Nosotros seguimos disfrutando de nuestros afectos, vos no. Seguiremos soñando con una sociedad mejor, vos no.
Algunos gritaremos por leyes que garanticen realmente la igualdad de género. Otros harán cadenas de oraciones por tu alma. Muchos clamarán por más muerte, como si la tuya no fuera suficiente. Vos ya no podés pedir nada, ni justicia siquiera.
Nosotros, a partir de mañana tenemos una nueva oportunidad, podemos pelear para que las ratas de siempre no conviertan la reserva de Santa Catalina en un emprendimiento inmobiliario con la excusa de que nunca más una chica aparezca asesinada allí. Tenemos la posibilidad de ir al Congreso a reclamar justicia por vos y por todas aquellas a las que les robamos el futuro. Vos no, ya no volverás a dibujar, Elías no te sacará una sonrisa con alguna monigotada, no podrás gozar del afecto de tus compañeros, tus amigos, no disfrutarás de tus hijos, de tus nietos.
Disculpanos Anahí, estamos muy enfermos como sociedad, los estamos sometiendo a vos y a millones de adolescentes más, a elegir entre caminar por las calles con el temor de saber que pueden ser la próxima Anahí, o a ver la vida a través de una pantalla. A perdurar en una vida virtual, porque la real es muy peligrosa.
Ayer te perdimos a vos. Hoy el reloj comenzó a correr de nuevo ¿cuántos días, tal vez horas, pasarán hasta que le fallemos a la próxima Anahí?

-Roberto Pazos

Por ti !

Por ti dejaría todo,si llegaras de golpe a decirme que aun me amas.
Por ti abriría mi Corazon seco y dejaria que incendiarias todo de nuevo.
Por ti…por mi…por esa vez que juntos eramos felices…
(11:11) k

#KARMALAND3 - MI NUEVO HOGAR!! #10

-V: Oye fue increible anteayer la final de la champions, que la vimos ahi, a tope.
-W: Buah. Que bien.
-V: Yo creo que fuimos los únicos de todo el mundo que no vimos la champions. Te lo digo.
-W: La verdad es que ni me enteraba, estabamos ahí en el sofa y dijimos, oye, y los vídeos?, la gente no los esta viendo… Qué esta pasando?//

-W:  Que suerte tengo de tenerte.//

-W: Si, si, juntos somos el nivel épico, no?

-V: Nada, hijo mío, algo más quiere el nene?
-W: No, no, nada más. Yo luego, me prestaré mis servicios para que me utilices para lo que quieras( Risa de Vegetta), minas?, pues minas…//

-W: Se esta llevando mi cueva usted, señor Vegetta?//

-V: Aunque yo por un módico precio, te ayudo a aplanar…
-W: Si…Estamos hablando de mármol?
-V: Pues mira por mármol lo haría…
-W: Yo lo haría gratis, eh? Para ti?madre mía. Tu me dices, Willy tal… y  me quedo sin dormir si hace falta,eh?
-V: Que mentiroso, pero que mentiroso… //

-W:  No hemos f@llado, eh? Todavía?
-V: (Risas). No hemos qué????
-W: Que no hemos fallado, que habías entendido?
-V: Ahh, otra cosa. Con O. Vale.

Te borraría de mi mente, pero a mitad del proceso, vería de uno a uno los recuerdos que tuvimos, todos esos recuerdos que harán que mientras más te quiera olvidar, más querré que te quedes en mi mente, por que ahí es donde perteneces.
Pudimos serlo todo, fuimos todo, lo eramos todo, seríamos todo, todo.
Que fácil y complicada es la vida, en la que por no querer lastimar a las personas que más nos importan diciendo la verdad, les mentimos, y por mentirles los perdemos y por no expresar lo que sentimos nos vemos obligados en la fastidiosa, vergonzosa e increíble barbaridad de pensar que podemos olvidar a quien nos dio tanto por recordar.
Yo se que quiero olvidarte, pero se que por más pastillas, medicamentos, escritos, poemas, libros, sueños, deseos, lugares y demás para poder lograrlo, sólo lograré mantenerte en mi mente y corazón, por que sabemos muy bien, que olvidarnos jamás servirá de nada, por que en ese momento, lo menos que queríamos hacer era olvidar.
Por eso amamos tanto y nos duele aun más pretender que podemos olvidar.
Los recuerdos son veneno pero ese veneno que tomamos queriendo, lo hacemos con la ilusión de que si lo hacemos y nos arrepentimos nos matará.
¿Por qué olvidar lo que quisiste desde un principio?
¿Por qué le dices a la gente que la mejor solución para dejar de llorar es olvidar?
La vida es una maraña de dudas y preguntas, que puedes pasar la vida respondiendo con ciencia, literatura, religión, música, cultura, viajes, auto-exploraciones y que te van a llevar al mismo lugar en donde me encuentro yo ahora. A ningún lugar.
Si, así es.
No te voy a olvidar, ya lo aprendí.
Si, así es.
No te voy a olvidar, porque simplemente, no puedo olvidar. Pero, haz de preguntarte ahora, ¿vas a seguir queriendo olvidarme? y mi respuesta a tu pregunta es: SIEMPRE, pero jamás podré hacerlo, por lo tanto, aprenderé a pensar en otras cosas. Aprenderé a que tu recuerdo ya no me lastime, aprenderé a seguir adelante sin olvidar, por que simplemente, no puedo olvidar. No quiero olvidar.
—  Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (recortes)
Fuimos un para siempre, y a veces un no te quiero, fuimos un silencio y a veces un aquí te espero, fuimos todo lo que siempre quise, aunque nunca te lo dije.
—  Richter Douglas
Si me extrañas un día, camina por las calles y busca algo de mí. Visita la ciudades menos pobladas, tal vez sentirás un poco de frío y el recuerdo arrullará tu mente de un bello pensamiento, cuando fuimos todo un libro, para abrir.
—  Si me extrañas un día, Sad Eyes

Hoy te vi, y es una gran liberación ya no sentir nada por ti, es un gran consuelo saber que no me afecta ni en lo más mínimo verte con tu nueva pareja, es una gran felicidad ahora puedo contar tu historia sin que se me haga un nudo en la garganta, ¿pero sabes? Esta bien, merecemos ser felices con las personas correctas, por que tu y yo fuimos todo sin ser correspondidas y nada a la vez, tu y yo ya no somos, por que jamás fuimos y nunca seremos.

-ELA