Uno tiene que saber cuándo rendirse.
Ese era tu problema.
O tal vez el mío contigo.
No podía dejar de ser la suerte que arrasara todo ese huracán.
Tal vez nunca aprenderé a darme por vencida cuando es correcto, porque yo creo que las cartas deben de agotarse, las tácticas deben de extinguirse, y hasta que no vea que nosotros somos cenizas, dejaré de creer.
Pero, existen las aves fénix, cariño.
—  Paulina Mora

Vorrei solo che tutto finisse in fretta.

El tiempo es el único testigo de nuestro gran amor, este amor que comenzó como pequeña ilusión y que de a poco fue creciendo como un volcán en erupción. Qué difícil es explicar en unas cuantas líneas lo que hemos vivido, sufrido y disfrutado. Que tonto seria tratar de resumir tanto amor a tu lado, tantos momentos he instantes que hemos ido escribiendo en nuestra historia. Por eso, te doy las gracias por tanta felicidad, dolor y también sufrimiento, que nos han ayudado a que este amor se haga más fuerte y ayudándonos así también a soportarnos el uno al otro cada día.
Nadie dijo que el amor es fácil, cada día se deben de superar pruebas y obstáculos a lo largo del camino, pero sé que, si estoy contigo, esas pruebas y esos obstáculos los derribare y los saltare por encima de todo, y si vamos juntos, sé que serán más fáciles de superar. Te amo.
—  Ismael R  (cartas a mi amada)