fotones.es

Dentro de qué pecho, en cuál arrullo materno,
dónde se encontrará un amor que nos explique.
Tal vez dentro de la boca a la mitad de un beso,
en el olor de una carta con algún sentimiento,
en la caricia de una mano con otra cuando ya no hay remedio.
Acaso se encontrará tras los fotones de ese farol
que alguien puso para iluminar a todos los transeúntes,
sin otra obligación que estar allí,
iluminando rostros ajenos,
tantas gentes de aquí para allá.
Tal vez así sea el amor, habrá que detenerse,
juntar las fuerzas de la paciencia marchita
y vernos las miradas hasta reconocer en uno mismo a los otros.
—  Vuelta y Giro.