Siento que soy diferente

“Estoy cansada de fingir ser quien no soy para poder tener una vida social normal. Sí, porque todo el mundo hace cosas normales; Emborracharse, inflarse a comida, buscar a la primera persona que se te pase por delante… Y es que yo sé que hago la mayoría de estas cosas, pero en el fondo sé que no me gustan,no me llenan, si no que tan sólo las hago porque no encuentro otra salida para sentirme comprendida por los demás, aunque dudo que lo esté del todo. Mi problema es que sueño demasiado, quiero que mi futuro sea demasiado perfecto, pero cuando dejo de mirar hacia adelante y miro el presente, me encuentro con mi alrededor, que hace confundir mi propia realidad, y pienso: ¿me estaré emparanoyando y simplemente lo que veo es la realidad, o mi realidad cuesta mucho verla debido a que toda la realidad de otros es la común?. Sé que suena raro, y bastante abstracto; lógico. Hablo de cómo me siento ahora mismo. Me gusta estar sola. Me encanta estar sola. Subir a la azotea por la noche y mirar el cielo y reflexionar, aunque nunca he tenido agallas de hacerlo, ya ves; ¿ cómo reaccionarían mis padres al decirles eso, si nunca hemos subido en años?, hasta yo me sentiría ridícula.
Miro a mi propio pasado y veo que he aprendido muchas cosas y que cada vez me alejo más del pensamiento común de la sociedad. Son tantas cosas y tantas formas de explicarlo que no sé bien como hacerlo, peor por lo menos lo intento. Quisiera que hubiera alguien que me comprenda, sé que lo hay, pero son contados con los dedos de las manos, eso es lo malo.
Siempre siento que no encajo en ningún grupo, pues creo que sólo hablan de cosas superficiales y estúpidas: Ojalá hubiera alguien al que le gustara hablar sobre su propia visión de la vida, sería muy interesante debatir diferentes puntos de vista.
En conclusión; pienso diferente a los demás , pero me comporto como ellos (por lo tanto no disfruto tanto) porque no encuentro a andie que sea como yo, me considerarían como un bicho raro, y sé que no lo soy. Ojalá el mundo fuera más ético. A veces la vida me pone bastante a prueba de si soy normal o “especial”. Odio estos obstáculos, porque sé que si elijo el cmaino incorrecto después ya no hay marcha atrás, y tengo miedo, mucho miedo de darme cuenta de que lo mejor hubiese sido no haberlo hecho, ya que por una parte uno esta dispuesto , pero hay algo dentro de mí que me dice que no, sin embargo cuando llega mi parte más racional pienso que la respuesta es absurdamente sencilla. Pero sé que nunca voy a estar del todo tranquila. Siento que cada vez los problemas que se me plantean son mayores, y yo cada vez más débil e indefensa.
Piénsalo: Alguien que piensa diferente y se ve influido por su alrededor , que piensa igual, es muy difícil que esa persona siga actuando de manera diferente, para eso hay que tener muchísima voluntad. Si, me veo sola, muy sola. Me siento más madura que el resto de la gente, y es por eso que no encajo. Me deseo mucha suerte y muchas fuerzas para salir adelante, sea de la manera que sea. Yo sé que puedo”.  

youtube

Cómo arruinar una foto de comida para Instagram.

Soy raro

‘‘En la escuela dicen que soy raro, mis amigos dicen que soy raro, las chicas que me conocen piensan que soy raro y se alejan de mí… ¡¿Qué hago?!’’ se pregunta alguien frustrado, creyendo que ser raro ha sido el problema de tener pocas personas con quienes pasar el rato.

Todo el mundo lo ha tachado de raro y su autoestima ha bajado tanto que ya no se quiere a sí mismo, piensa que no es atractivo, que nadie se va interesar en él (más bien los va a repeler) y siempre se llevarán un mal concepto de su persona. Sin embargo, esto no es cierto.

El problema no es que seas raro, el problema está en que no te quieres tal como eres, no sabes apreciarte de verdad.

Creer: “Soy raro” no es una maldición porque, en realidad, todos somos raros. Todos.

El ser humano es el ser viviente más raro que existe en el universo. Somos tan raros que podemos pensar de una manera extraordinaria. Nuestro cuerpo es tan raro que los científicos aún se siguen preguntando cómo es que tenemos un cuerpo tan extraordinario y perfecto. Nuestro planeta también es raro a comparación con los de nuestro sistema solar.

Todos somos raros, amigo, todos podemos pensar: soy raro. No te debes sentir mal.

Soy raro, ¿Y qué?

Pero otra cosa es no ser atractivo..

¿Sabes quién es Lady Gaga?

Es muy probable que hayas escuchado sus canciones y sabrás que ella ha sido la mujer ‘‘Número 1’’ del año  (2010). Ella ha traído un toque fresco al mundo de la música. Y todo por sus rarezas.

Ella cuenta en una de sus entrevistas que quería hacer todo eso porque en la secundaria se sentía muy mal por ser una chica rara. Ahora se siente orgullosa de ser la representante de todos esos adolescentes que se sienten mal al ser tachados de raros en vista de las demás personas.

¿Por qué se hizo famosa Lady Gaga tan rápidamente? Porque ha sido diferente a todas las demás cantantes. Si te fijas bien, en todos sus vídeos siempre hay algo diferente y raro. Refleja bastante su personalidad a través de ella y también en sus coreografías.

Así que no es para sentirse mal si dicen que eres raro o rara.

Tienes que interpretar eso de una manera positiva.

Soy raro es salirse de la rutina, ser alguien más auténtico, dejar de ser igual a las otras mil personas aburridas que quieren aparentar ser iguales a los demás, que sufren por la aprobación social de los demás.

Ser raro no debe bajar tu autoestima, más bien esa rareza debe subirla porque sabes que eres alguien único y especial, porque no hay nadie parecido a ti.

Tómalo como dice el Dr. House: ‘‘Lo raro es divertido. ¡¿Tan raro eres?!’’

Al cambiar esta perspectiva te sentirás mucho mejor.  Ahora la otra cosa que quería tocar era diferenciar el ser raro con dejar de ser atractivo. Hay personas raras que tienen un atractivo grande pero también hay personas raras que repelen a cualquier persona. Eso sí tienes que saber diferenciarlo.

Puede que quieras demostrar a los demás lo diferente, atrevido que eres y a la vez repelerlos porque te ven raro o rara.

Lo que atrae a uno puede repeler a miles de personas. Por eso debes tener mucho cuidado. Usa el sentido común y pregúntate: ¿Quieres llamar la atención o simplemente quieres quedar bien contigo mismo(a), fiel a tus principios?

La verdad es que cuando una persona rara quiere llamar mucho la atención de los demás lo van a notar e inmediatamente después sentirán que no quieren estar al lado de alguien que solamente busca sorprender a los demás porque resulta ser tedioso escuchar o leer lo que dice.

Si repeles a muchas personas entonces debes ponerte a pensar seriamente en mejorar tu personalidad. 

He aprendido a lo largo de todo este tiempo  que la gente cree que está en lo cierto cuando ven que todos los demás hacen algo que dice ‘‘Soy raro’’. Si casi todo el mundo dice que ir a la universidad es la clave del éxito para progresar en la vida entonces van a hacer caso a la manada y no a ti, a no ser que seas un reconocido conferenciante motivador o un cantante famoso.

Es ahí cuando tendrás el respeto de los demás. Pero ahora, para evitar molestias y situaciones incómodas en una conversación amena y divertida, presto atención a lo que me dicen y si no estoy de acuerdo con eso me voy lo más pronto posible. No hay falta de respeto ni molestias. Así de simple.

Lo mismo sucede con la gente que tiene una fuerte creencia religiosa. Cree que todo lo que le dicen sobre la vida es tal como sus líderes les enseñan y si yo les digo que tengo un modo distinto de ver la vida me dicen: ‘‘No, es que tú estás mal, esto dice aquí… Mira, la vida es así…’’ e inmediatamente pueden tacharme de raro. ¿Soy raro por no compartir su religión? ¡Por supuesto que no!

Nadie en el mundo tiene la verdad absoluta. Y no te empieces a acomplejar diciendo: ‘‘Soy raro’’.

Ser raro es una bendición para tu autoestima porque te diferencia de las demás personas, siempre y cuando no las repelas, porque hay raros que por su forma de pensar y su forma de actuar ya atraen a multitudes. Y ese tipo de raros van a ser personas muy admiradas en el futuro.

No eres raro, lo único que te falta es mejorar tu autoestima,