forzarse

Se aprende más en los otros que con uno mismo. Porque es en los otros que descubrimos las cosas que ignoramos de nosotros mismos. Hablar frente al espejo es forzarse a convencerse y eso nunca se logra. Darnos cuenta de hechos, nos obliga a creer.
—  Verse en un espejo ajeno, Joseph Kapone

el amor según:

virgo, capricornio, géminis, acuario, sagitario: 

El amor no puede forzarse; no puedo obligarte a que me ames, así como no puedes obligarme a que deje de hacerlo

cáncer, piscis, tauro, libra:

si tú supieses quien soy. Conténtate confiando en mi amor, que es tuyo para siempre…

escorpio, aries, leo:

te voy a follar… okno xD

Me gustaría el alma desnudarte, en tus caricias descubrirme, tu amor soñar al despertar, yo quisiera ser por siempre tuyo…

-ArtemisVierge

31 de enero 2017


Le dije a mi amiga:


Basado en mi experiencia, cuando hay problemas muy fuertes de confianza, de celos, de egoísmo; si hay discusiones innecesarias y peleas continuas que al final no resuelven mucho, sólo terminen. Sólo eso. Y cuanto más pronto mejor.


No creas que te lo digo porque es la salida fácil o el final, sólo es una prueba. Créeme, separados van a valorar al otro; la lucha del otro, su esfuerzo, sus intentos de que funcione, lo que ha dado, lo que significa. Lejos, recordarán que antes que pareja son individuos con situaciones propias que deben resolver antes que nada porque lo personal afecta a todo lo demás, servirá sobretodo para eso, para analizar los errores propios.


No te preocupes mucho, pasará lo que deba pasar y pasará para bien de ambos, sólo sean pacientes. Lo debe ser debe ser y no lo destruye ni el tiempo ni la distancia ni las dificultades. Lo que no debe ser no debe forzarse a que sea.


Cuando se hayan alejado, den media vuelta y mírense ¿Qué se ve más grande desde ahí, todo lo bueno o todo lo malo?

—  Letras Secretas
Uno de los problemas más frecuentes es la baja autoestima.

La baja autoestima conlleva una percepción negativa sobre uno mismo, y es un factor que nos puede limitar mucho en nuestra vida diaria. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, los pacientes no saben identificar que sufren una autoestima baja. ¿Por qué?

Porque la baja autoestima conlleva a otro tipo de problemas que son la supuesta causa por la que acuden al psicólogo, problemas como síntomas de ansiedad, de depresión, problemas de conducta, estrés, adicciones, etc. y aquí van unos aspectos para saber identificar qué es lo que nos están pasando y cómo podemos solucionarlo. Es fácil aumentar la autoestima, solo hay que ponerle un poco de empeño.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que tenemos acerca de nosotros mismos, la valoración que realizamos basándonos en nuestras experiencias.

¿Qué síntomas me pueden avisar de que tengo la autoestima baja?

Algunos de los síntomas principales que nos pueden advertir de que nuestra autoestima no está en el mejor momento son los siguientes:

-No tengo seguridad en mí mismo
-No expreso mis gustos u opiniones por miedo a ser rechazado o por pensar que mis opiniones no tienen el mismo valor que las opiniones de los demás
-No me siento merecedor de las cosas buenas de la vida
-No me esfuerzo por conseguir lo que quiero ya que de antemano creo que no lo voy a lograr
-No me relaciono con los demás como me gustaría ya que pienso que no voy a hacerlo bien y me van a dejar de lado
-Necesito la aprobación de los demás con mucha frecuencia
-Me dejo pisar con facilidad ya que no me atrevo a imponerme cuando es necesario
-Veo al resto de personas como superiores a mí y me gustaría ser como ellos
-Temo decir lo que siento ya que tal vez no les guste a los demás lo que digo
-Suelo atribuir a causas externas mis logros y a causas internas mis fracasos
-Casi nunca estoy contento con lo que hago ya que creo que podría estar mejor
-No me siento feliz
-Me cuesta acabar lo que empiezo ya que me desmotivo con mucha facilidad
-La toma de decisiones se convierte en algo muy difícil ya que creo que decida lo que decida va a ser la opción incorrecta así que me dejo llevar por lo que decidan los demás, aunque sea de mi propia vida
-Pienso en mis debilidades y casi nunca me paro a pensar en mis fortalezas
-Me siento nervioso la mayor parte del día
-Me es casi imposible tomar la iniciativa
-Me siento evaluado casi constantemente en situaciones sociales
-Me siento culpable
-Me siento poco atractivo
-Envidio la vida de los otros
-Siento que no tengo nada que aportar

Si te has sentido así en varias ocasiones, puede que el resto de tus problemas vengan a raíz de tener una baja autoestima. Intentemos ponerle solución con unos ejercicios para que empieces a valorarte y a creer en ti. Podrías llegar a sorprenderte mucho de tus capacidades si te esfuerzas en mejorar tu autoestima.

¿Cómo puedo aumentar mi autoestima?

Muchas personas se preguntan si hay alguna manera de mejorar su propia autoestima. Obviamente no existe ninguna poción mágica, sino que debemos tomar conciencia de que solo cada persona puede mejorar en este sentido a base de constancia y siguiendo algunos pasos:

1. Deja de machacarte
Tenemos que ser realistas tanto con nuestras virtudes como con nuestros defectos. No somos perfectos, pero la intención no es serlo. El objetivo es ser feliz. Así que para lograrlo debemos aceptar las cosas que no hacemos tan bien y aprender de ello. Y por supuesto, no restarle importancia a las cosas que sabemos hacer bien, sino valorarlas como se merecen. Vamos a observar y ser conscientes de lo bueno que tenemos, de lo bueno que somos, de lo bueno que hacemos. ¿Por qué seguir pensando que soy un desastre? ¿A dónde me ha llevado este tipo de razonamiento?

2. Empieza a pensar en positivo
Cambia tus pensamientos. El ”no puedo” por “voy a intentarlo”, “voy a tener éxito” “me va a ir bien”. Parece un tópico pero forzarse un poco a mirar las cosas buenas de la vida nos puede ayudar a salir de la dinámica negativa.

3. Ponte metas realistas
Y que puedas cumplir. Metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Poco a poco las podemos aumentar, y veremos que paso a paso estamos consiguiendo lo que nos proponemos. Si fracasamos, aprendamos de ello sin culparnos de nuestros errores, ya que fallar es una manera de saber cómo hacerlo de manera distinta la siguiente vez. Atrévete a afrontar retos.

4. No te compares
Cada persona es un mundo y tú eres el dueño del tuyo. Céntrate en ti. En tu vida. Envidiando e idealizando la vida del resto lo único que conseguiremos es sentirnos desgraciados

5. Acéptate y perdónate
Escribe una carta en la que describas todo aquello que no te gusta de ti, y todo aquello de lo que te sientes culpable. No te dejes nada. Léela con atención y valora lo que puedes mejorar. Despídete de esa carta y pártela en mil pedazos. A partir de ese momento empieza de cero, con todo lo que has aprendido pero dejando atrás la culpabilidad. Aún estás a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva.

6. Haz críticas constructivas acerca de ti mismo
Que todo lo que te digas sirva para mejorar, no para estancarse y culpabilizarte. Asimismo, aprende a encajar las críticas de forma que no te afecten.

7. Trátate con cariño y respeto, siempre
Eres lo mejor que te ha pasado, así que demuéstratelo. Tienes derecho a ser feliz.

8. Regálate tiempo
Haz actividades que te hagan feliz. Es la mejor manera de encontrarse con uno mismo y desarrollar tus habilidades.

9. Supera tus lastres
Hay personas que viven arrastrando mochilas llenas de peso: trabajos que no les satisfacen, relaciones que no les aportan nada, hábitos que no les gustan… Para superar todos estos lastres, es preciso tomar cierto control sobre la situación, pensar en positivo y tratar de cambiarlas.

10. Cada noche antes de acostarte…
…Piensa en las cosas buenas que te ha traído el día, los retos superados, los errores que hemos cometido y cómo podemos mejorar.

Intenta, durante 30 días, poner en práctica éstas sugerencias. Ya verás que cuando finalice el mes te sentirás mejor y muchos de los síntomas que sentías desaparecen. Y recuerda, hay una única persona capaz de cambiar tu vida, y esa persona, ¡eres tú!

—¿Estoy curada?
—No. Usted es una persona diferente, queriendo ser igual. Y esto, desde mi punto de vista, es considerado una enfermedad grave.
—¿Es grave ser diferente?
—Es grave forzarse a ser igual: provoca neurosis, psicosis, paranoia. Es grave querer ser igual porque eso es forzar a la naturaleza e ir contra las leyes de Dios, que en todos los bosques y selvas del mundo no creó una sola hoja igual a otra.
—  Veronika decide morir.
El empleado Sagitario

–Es, con mucho, lo más confuso que jamás he oído.
Me gustaría que me lo explicaran
–dijo la Tortuga Burlona.
–Ella no puede explicarlo –declaró el Grifo, presuroso–. Pasemos al verso siguiente.

Encontrará usted muchos empleados que, cuando les diga la cantidad de dinero que pueden ganar trabajando un año con la empresa, además de los incentivos financieros que ésta ofrece después de cinco años de servicios, se mostrarán muy interesados. Su empleado Sagitario, no. A él le fascina mucho más lo que va a pagarle usted ahora… hoy. Mañana ya está bastante lejos, pero el año próximo es impensable, y cinco años son la eternidad. Eso es dinero en el aire y lo que a él le interesa es el auténtico efectivo. Lo que suceda más adelante queda librado a los dioses. Sagitario arrojará los dados y confiará en la suerte: lo más probable es que los dioses le sonrían.

Tener a Sagitario en la oficina es una delicia. Es posible que de vez en cuando se le caiga una pila de carpetas o que derrame el café sobre la correspondencia lista para despachar, pero ¿qué importancia tienen esas pequeñas torpezas en alguien tan alegre y bien dispuesto? No es quejoso ni llorón; adopta una actitud positiva, tan entusiasta y optimista como era usted mismo cuando entró en la empresa, ¿recuerda? La diferencia esté en que él seguirá siendo así hasta que se jubile; eso es parte de su naturaleza. Es posible que algo de eso se le pegue a usted, y quien sabe si el Arquero no llegará a iluminar un poco ese oscuro rincón donde perdió usted sus ilusiones, de manera que pueda volver a pulirlas y ponerlas otra vez a prueba.

Keep reading

Me caes bien:

Cuando conoces a alguien hay ese sentimiento de entrelazamiento de conciencias, pero me refiero a cuando encuentras a alguien que vibra en la misma frecuencia que tu. Eso es encontrar a alguien; quien te lleve a los rincones menos recurrentes de tu cabeza y que te acompañe en el proceso. Los artistas corren la desesperación de compartirle al mundo las experiencias que tienen, sus sentimientos, los lugares que visitan. Buscan la manera de comunicar trascendiendo el lenguaje, para compartir estas experiencias, para hacerlas reales, porque la verdadera felicidad es compartida.

El arte puede ser el producto de estos hermosos viajes a lugares tan recónditos de la mente y el universo, el arte puede ser la percepción  de estos viajes.

Pero algo que puede ser bello es que alguien te acompañe en este viaje. Un viaje espiritual puro donde dos personas conectan y donde su lenguaje trabaje en niveles inimaginables.

Una experiencia incluso parecida a una comunión espiritual, al ser acompañado este viaje por otra conciencia, estos lugares se vuelven reales y toman lugar dentro de la realidad estadística ya que han sido compartidos.

La inmensidad de la mente, lo basto y profundo que puede llegar a ser un pensamiento se revela ante un sentimiento de plenitud. Donde nada requiere esfuerzo, ni complejidad, uno solo se deja llevar por las aguas de la filosofía y el pensamiento. Sintiendo esta conexión con un todo, nada tiene que forzarse, nada tiene que pensarse, porque los pensamientos, ideas y sentimientos fluyen.

Fluir con el universo; con la existencia, con otra conciencia; deslizándose sobre conceptos e ideas que parecían vagas y agujeradas, pero ahora se volvieron completas. Todas esas ideas se juntaron para hacer una idea la cual se puede observar desde cualquier ángulo. Recorriéndola y deslizándola como una ola en el mar. Dejando que esta ola te lleve, pero tú la estás dominando y juegas con ella, te sientes uno con ella.

De pronto todo está conectado , todo tiene sentido, hemos enloquecido juntos.

La paradoja nos rodea sin aplastarnos, y nos preguntamos si en ese momento tuvimos algún efecto sobre el universo o si algún suceso del universo nos afectó a nosotros. Pero sentíamos que habíamos dejado un inmenso grano de arena en el universo. Abrimos una puerta de la conciencia colectiva, y sabíamos que no estábamos solos y que muchos nos siguieron para descubrir esta nueva habitación que formaría parte de la memoria colectiva.

Es un sentimiento o son palabras, es un instante infinito, es una conexión, es mi energía vibrando en sintonía, no con los demás pero con el todo y contigo.

El vació fue llenado por el universo, y lo mejor es que lo pude compartir contigo. Ahora no estará esa desesperación por intentar de describir lo indescriptible. Hoy, no me llevo este momento a la tumba, lo dejo contigo. Y cuando te vea a los ojos yo sabré que tu sabes.

Estamos solos en el universo, cada uno de nosotros.  Pero podemos encontrar a personas que nos pueden presentarnos con nosotros mismos.

En este dia del autoestima también queria aportar algo, espero que a alguien le ayude. Cuando era pequeña tuve una buena infancia, todo rosa y feliz, pero todo eso cambió cuando mi papá murió de cáncer. Yo tenia 8 años. Creo que al principio solo entendía una parte de lo que pasaba realmente. Mi infancia llegó hasta allí, mi mamá hace del papel de papá y mamá y se que es un gran sacrificio soportarme por la mierda de persona que soy. A medida que pasaron los años me iba dando cuenta de cosas que antes no habia notado: Mi papá tenia cáncer a los huesos, él era muy alto asi que le afectó muchísimo. Yo como niña mimada siempre quería ir a acampar y mi papá me hacia gusto en todo, pero para él era muy complicado estar dentro de la carpa porque era muy chica y aún más complicado dormir en el suelo. Pero él no decia nada solo para cumplirme el gusto. Eso entre otras cosas se que le afectaron al cáncer, asi que no puedo quitarme de la cabeza que yo ayudé a que se fuera mas pronto. Le agradezco muchísimo la infancia que me dio, pero la adolescencia ha sido una verdadera mierda. Con mi mamá no siempre nos estendemos y solemos pelear la mayoría del tiempo. Mis primeros cortes y pensamientos suicidas empezaron a los 10 años. Me salieron granos en la cara y la espalda y comia y comia y comia. A mi no me importaba, pero mi mamá se fijo en las estrías de mis muslos y me dijo “estamos comiendo mucho parece” y también probó mil tratamientos para el acné, pero nada sirvió. Me sentí verdaderamente mal, ahí empezaron los malos pensamientos. Luego de eso hubo un tiempo en el que me sentia bien conmigo misma, pero no podia ignorar el hecho de que aveces comia mas de lo necesario. Hoy en dia no estoy conforme con nada de mi, tanto fisica como mental mente. Los pensamientos suicidas volvieron y nuevamente veo defectos en mi cuerpo. Tengo una novia y ella tiene un autoestima muy bajo, la mayoria de las veces me pregunta que porque estoy con ella si esta gorda, fea y bajita. La verdad es que cuando me dice esas cosas me duele muchísimo porque para mi es perfecta, ella me aceptó a pesar de todo. Esto es un tipo de lección. No importa como te ve el resto de la sociedad, a menudo los estereotipos impuestos por la sociedad estan mal. La clave es amarnos a nosotros mismos primero y luego al resto. El amor propio es lo mas primordial. Quieranse tal y como son. ¡Feliz dia del autoestima! Espero haber ayudado. “¿Es grave ser diferente? -Es grave forzarse a ser igual.”
WE’LL PLAY HIDE AND SEEK TO TURN THIS AROUND (PARTE 2)

Sumario:

“Este es el asunto,” él comienza a decir. “No dije lo que dije hace un par de semanas para herir tus sentimientos ni nada de eso. Si te gusta pintar tus uñas, entonces deberías hacerlo, y no preocuparte si a los demás no les gusta, porque sus opiniones no deberían importar ¿sabes?” Louis toma un respiro, finalmente viendo a los ojos al chico de mejillas sonrojadas. De la nada, añade, “Y pues, he notado que has estado raspando el esmalte y ya ni siquiera lo usas y creo que deberías hacerlo porque eso es lo que te gusta.”

Un mundo alterno en el que Harry pinta sus uñas y bebe leche de fresa y se pone muy nervioso como para que sea insignificante y Louis tan sólo trata de descubrir que pasa con él.

Notas: Historia original de wankerville, pueden consultarla aquí. Muchísimas gracias a la autora original que es un amor de persona :)

Aquí está la segunda parte de este maravilloso one shot (la sorpresa de la que hablaba). En verdad me encanta esta historia, así que espero amen esto tanto como yo. Espero no haya errores, revisé muy rápido el texto, si es que me equivoqué en algo háganmelo saber. No olviden dejar sus comentarios, lo agradeceré muchísimo, así como sus likes y reblogs. Dependiendo del feedback recibido daré una noticia referente a este fic. Disfruten. –Mery :)

Recomiendo lean la primera parte de nuevo. [Parte 1]

Keep reading

Dicen que no hay que forzarse a sí mismo a escribir, a transmitir sentimientos estancados, a soltar aquéllo que nos duele, pero si no escribo cualquier cosa moriré de intoxicación.
Mi mente se llenará de hollín y mis pulmones colapsarán; mi corazón se despellejará y mi estómago se consumirá dentro de sí.
Siento la impetuosa necesidad de escribirte y de llorar, de tirarme al suelo y rasgar mi ropa para sentirme liberado, pero nada ayuda, nada sale, nada se escribe, nada me desahoga, nada me auxilia y, por el contrario, todo me recuerda a ti.
—  Jonathan Montes